Por unanimidad, el Senado aprobó la devolución del IVA.

ivaPor unanimidad, el Senado convirtió ayer en ley el proyecto de devolución de un porcentaje del IVA a jubilados y beneficiarios de planes sociales.

La iniciativa del Poder Ejecutivo fue apoyada por el oficialismo y todos los bloques de la oposición. Obtuvo 61 votos a favor y ninguno en contra.

Pese a ello, casi todas las bancadas opositoras cuestionaron que los recursos para hacer frente a la medida salgan de la coparticipación, es decir, que afecten tanto a la Nación como a las provincias. El Frente para la Victoria (FPV) anunció que presentará un proyecto complementario para determinar que el costo corra por cuenta del Tesoro nacional.

El proyecto establece que del total del 21% que se paga de IVA los beneficiarios podrán recuperar 15 puntos porcentuales en las compras hechas con las tarjetas de débito con las que cobran sus haberes.

Cada beneficiario podrá recuperar como máximo 300 pesos por mes, lo que representa el 15% del valor estimado de una canasta básica.

Según los cálculos que maneja la Casa Rosada, la medida podría representar un costo fiscal de unos 30.000 millones de pesos por año y alcanzará a 9.200.000 personas. Ese universo está integrado por jubilados y aquellos pensionados que cobren el haber mínimo; por los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, y por las pensiones no contributivas nacionales.

Para recuperar esos 300 pesos por mes, los beneficiarios tendrán la obligación de hacer todas sus compras con tarjeta, algo difícil de cumplir por la gran cantidad de comercios que todavía no cuentan con ese medio de pago. Para contrarrestar esa situación, el primer mes se les depositarán 150 pesos en forma directa a los beneficiarios que hagan dos compras con débito. Desde el cuarto mes ya no habrá depósitos directos.

A partir de las modificaciones hechas en la Cámara de Diputados, el tope de 300 pesos será actualizado cada seis meses.

De acuerdo con las estimaciones oficiales, el reintegro sumará en el año el monto equivalente a 2,5 asignaciones universales por hijo y un sueldo extra para los jubilados. La devolución no alcanza sólo a productos de la canasta básica, sino a todas las compras en comercios minoristas.

«Éste es un acto de estricta justicia social», celebró el chaqueño Ángel Rozas, presidente del bloque radical.

Un apoyo amplio

La oposición también destacó las bondades de la iniciativa oficialista.

«Me gusta que empiecen a incorporar conceptos como justicia social, que son parte de nuestro discurso», dijo la senadora del FPV por Santa Cruz Virginia García, al anticipar el voto favorable.

La dirigente de La Cámpora advirtió que las provincias dejarían de recibir entre 12.000 y 13.000 millones de pesos, y que con esa detracción quedaría neutralizada la devolución de fondos coparticipables que acaba de negociar la Casa Rosada con los gobernadores. «Vamos a recibir 195 millones de pesos más de coparticipación y nos van a descontar 177 millones de pesos. Es decir que nos van a quedar solamente 18 millones de pesos más», detalló.

En la misma línea, el puntano Adolfo Rodríguez Saá, del bloque justicialista, se quejó de que «no ha habido ninguna reunión de gobernadores con el Presidente» para tratar este tema.

«La parte del IVA que exime debe estar a cargo de la Nación. Provincias argentinas, no se rindan antes de tiempo. El gobierno nacional debe hacer frente con los recursos», manifestó.

Por su parte, Miguel Pichetto, jefe del bloque del FPV, coincidió en los cuestionamientos. «Los sectores humildes no tienen por qué estar perjudicados por este debate. Pero queremos dejar sentado que, si no se hace cargo la Nación, seguro se van a abrir nuevas acciones judiciales», dijo.

En el cierre del debate, el oficialista Luis Naidenoff (UCR) reivindicó el proyecto y sostuvo que era una muestra de la orientación de las políticas del gobierno de Mauricio Macri. «Asumimos con la estigmatización de gobernar para sectores privilegiados de la sociedad. Pero el tiempo pone las cosas en su lugar», sostuvo el senador. Y agregó: «En febrero se ampliaron las asignaciones familiares y se modificaron las escalas. La justicia social es un todo. Algunas medidas son duras y tienen que ver con el país que nos tocó asumir».

Fuente: La Nación

A %d blogueros les gusta esto: