Cuatro posturas en la negociación del megaproyecto de pago a los jubilados.

JubilacionesEl oficialismo buscará avanzar con el tratamiento del proyecto de pago a los jubilados, que incluye un amplio blanqueo de capitales. La intención del Gobierno es que el texto sea aprobado la semana próxima en la Cámara de Diputados.

Tal como anticipó LA NACION en su edición de hoy, la iniciativa recibirá la media sanción un amplio respaldo en la Cámara baja, pero se aprobará con importantes modificaciones. Los bloques de la oposición exigen, entre otras cosas, que se limite la posibilidad de vender las acciones de la Anses.

En la negociación de la letra chica del proyecto quedaron marcadas cuatro posturas.

Luciano Laspina (Pro)

Abierto a cambios

Es el presidente de la Comisión de Presupuesto y quien protagoniza las negociaciones con la oposición. Anticipó que pasado mañana se emitirá el dictamen del proyecto, el cual se discutiría el 15 de este mes en la Cámara de Diputados. Adelantó, además, que acercó posiciones con el Frente Renovador y que habrá cambios en el articulado.

Marco Lavagna (Frente Renovador)

El reclamo del massismo

El diputado responde a Sergio Massa y se convirtió, otra vez, en el principal interlocutor del oficialismo a la hora de negociar cambios en el texto. Pide límites a la posibilidad de que el Estado venda las acciones de la Anses y una mejora para los jubilados que cobran la mínima. También, una mejor recompensa para quienes no ingresan al blanqueo.

Diego Bossio (Bloque Justicialista)

Apoyo con objeciones

Ex jefe de la Anses, presentaría un dictamen en minoría. Está de acuerdo con el pago de la deuda a los jubilados, pero cree que el índice de cálculo para la actualización de los haberes debe ser mayor. Además, cuestiona la venta de las acciones de la Anses y que en lugar de una prórroga de la moratoria se imponga una pensión a la vejez.

Alicia Ciciliani (Partido Socialista)

Ampliar las exclusiones

Está de acuerdo con el pago de la deuda de los jubilados y solicitó que, además del Poder Ejecutivo Nacional, se excluya del blanqueo al Poder Legislativo, la Justicia y los contratistas del Estado. Sobre este punto hay acuerdo (salvo los contratistas). Cuestiona que se eleve a 65 la edad de las mujeres para cobrar la pensión universal a la vejez.

Fuente: La Nación