fbpx

Comienza en Diputados el debate por el acuerdo con los holdouts.

Prat GayCon una exposición del ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, la Cámara de Diputados empezará hoy a debatir la propuesta del Gobierno para sellar un acuerdo con los fondos buitre.

Hasta anoche, el proyecto no había ingresado a la Cámara baja, pero el Poder Ejecutivo se encargó de hacer circular un borrador de la iniciativa, que ya genera cuestionamientos y dudas en la oposición.

Es un anticipo de la discusión que se dará a partir de hoy, a las 11, en un plenario de las comisiones de Presupuesto y de Finanzas. Tras escuchar el lunes la opinión de diversos economistas y de representantes de empresas y sindicatos, el oficialismo intentará finalizar el debate en comisión el martes, con la emisión de un dictamen que procurará llevar al recinto el jueves. Todo en menos de una semana.

Un fondo buitre apeló la orden de Griesa

El texto de 17 artículos, al que accedió LA NACION, incluye la derogación de las leyes cerrojo y de pago soberano, la oferta que haría el país para cerrar el litigio en la justicia de Nueva York y la autorización para emitir nueva deuda, destinada a cancelar los acuerdos.

La oferta que se les hará a los fondos buitres y al resto de los holdouts figura en el artículo 4° del proyecto. Se puntualiza que a los bonistas que cuenten con una sentencia favorable se les hará «un pago equivalente al 70% del reclamo legal (que incluye el monto reconocido en dicha sentencia y los intereses judiciales devengados desde la fecha de la sentencia hasta el 31 de enero de 2016)».

Es decir, se les aplicará una quita de hasta el 30%, tomando como base el monto determinado en el fallo del juez Thomas Griesa. En cambio, a los que no cuenten con una sentencia judicial, se les hará un «pago equivalente al monto de capital adeudado más un 50% de dicho monto», lo que representa, según fuentes del oficialismo, un interés anual del 2,75%. La oferta, según se confirma en el mismo artículo, será de «pago en efectivo contra entrega de títulos públicos».

Click Aqui

Más allá del punto referido a la oferta, cuestionado especialmente por el kirchnerismo, las críticas de la oposición estarán dirigidas a otras dos cuestiones. La primera de ellas es que el proyecto no precisa cuál será el monto de la emisión de nueva deuda. Sólo dice, en el artículo 6°, que se autoriza al Ministerio de Hacienda a «la emisión de bonos del Tesoro de la Nación y/o la contratación de otras operaciones de empréstito público por hasta un valor nominal original de dólares estadounidenses que sea necesario para cumplir con los pagos requeridos bajo la presente ley».

La segunda cuestión que apuntará la oposición es el riesgo de que este acuerdo deje abierta la puerta a nuevas demandas contra el país, ya sea de los bonistas que queden afuera o de los que ingresaron en los canjes de 2005 y 2010, a los que se les reconoció una cifra mucho menor.

Esta cuestión fue planteada por el diputado Sergio Massa y otros legisladores del Frente Renovador en la reunión que tuvieron anteayer con Prat-Gay. El ministro se reunió ayer con Diego Bossio, del Bloque Justicialista, también preocupado por ese punto.

El proyecto intenta dejar cubierto este asunto en su artículo 5°. Se establece que «los pagos se efectuarán previo dictado de una orden judicial de los tribunales federales competentes de los Estados Unidos que disponga e implique el levantamiento automático de las órdenes ‘pari passu’ […] y con la condición que alcance a todas las medidas cautelares dictadas contra la Argentina en dichos tribunales».

«La cláusula Rufo ya no rige más. Es muy bajo el riesgo de litigiosidad», dijo a LA NACION el macrista Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de baja. El diputado sostuvo además que en el proyecto no se establece un monto de emisión porque no se sabe la cantidad de bonistas que van a terminar aceptando la propuesta. «No se puede fijar un número», argumentó.

Estos temas serán discutidos a partir de hoy, en un debate que también tocará cuestiones de procedimiento.

La oposición pedirá más tiempo para poder analizar el proyecto. «No se puede decidir a la ligera», dijo a LA NACION el vicepresidente del bloque del FPV, Luis Basterra.

«Es un trabajo parlamentario muy intenso. Antes de dictaminar, vamos a escuchar a los funcionarios, a expertos propuestos por la oposición y a representantes de empresas y sindicatos», respondió Laspina.

La lista de especialistas citados para el lunes incluye a Javier González Fraga, Mario Blejer, Guillermo Nielsen y Aldo Ferrer, entre otros.

Los ejes de la iniciativa oficial

El macrismo busca aval para acordar con los buitres

Derogación

El proyecto contempla la derogación de las leyes cerrojo y de pago soberano, lo que le permitiría al país cerrar el litigio en la justicia de Nueva York

La oferta de pago

El escrito establece que se les pagará a los bonistas con sentencia favorable el «equivalente al 70%» del monto que determinó en su fallo el juez Thomas Griesa. A quienes no tengan sentencia a su favor se les pagará el monto adeudado «más un 50% de ese monto»

Autorización

También autoriza la emisión de nueva deuda, pero la oposición cuestiona que no se defina el monto de esa deuda y apunta a que el acuerdo conlleva el riesgo de que haya nuevas demandas contra el país

A %d blogueros les gusta esto: