fbpx

El senado realiza hoy la audiencia pública para cubrir una de las vacantes del máximo tribunal.

Vista parcial del recinto de la Camara de Senadores durante la sesion donde se debate la reforma del Codigo Procesal Penal en el Congreso Nacional, en Buenos Aires, el 19 de noviembre de 2014. (ALEJANDRO PAGNI / PRENSA SENADO)

El Senado realizará hoy la primera audiencia pública para cubrir las vacantes en la Corte Suprema, a casi tres meses de que el presidente Mauricio Macri intentara nombrar a los dos magistrados por decreto. El primer turno será el de Horacio Rosatti, quien deberá responder las preguntas de los senadores y de distintas asociaciones que elevaron sus inquietudes a la Comisión de Acuerdos que preside el salteño Rodolfo Urtubey. El martes próximo se presentará el otro postulante, el abogado Carlos Rosenkrantz. Fuentes del bloque FpV-PJ adelantaron que si bien hoy mismo podría firmarse el dictamen, eso no quiere decir que la bancada vaya a acompañar el pliego de Rosatti al momento de su tratamiento en el recinto. Sin el voto a favor de al menos un sector importante de ese bloque, Cambiemos no podría alcanzar la mayoría necesaria para nombrar a los reemplazantes de Carlos Fayt y Raúl Zaffaroni. Según pudo saber Página/12, una de las principales cuestiones que les consultarán a ambos candidatos es haber aceptado las designados por medio de un decreto, sin acuerdo del Senado, tal como establece la Constitución Nacional en su artículo 99 inciso 4.

Después de varios meses de un conflicto que incluyó al Presidente, sus aliados radicales, el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y los legisladores del Frente para la Victoria, hoy se inicia el tramo final para incorporar los dos miembros faltantes del máximo tribunal, que desde el 10 de diciembre funciona con tres integrantes sobre cinco. Si bien en un primer momento ambos magistrados iban a responder las preguntas en una misma audiencia, la Comisión de Acuerdos resolvió la semana desdoblar la participación de los candidatos. El dato no es menor, ya que la actuación de Rosatti y Rosenkrantz frente a los legisladores definirá en buena medida la suerte de su postulación. Además, algunos senadores del FpV-PJ advirtieron que no tienen el mismo concepto de ambos abogados.

De origen peronista, Rosatti fue ministro de Justicia durante el gobierno de Néstor Kirchner y como tal fue quien participó en aquel momento de las designaciones de Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco. Cómo es la relación con ambos y si tiene alguna incompatibilidad para trabajar con ellos en el tribunal, es una de las preguntas que la agrupación Justicia Legítima presentó a la comisión para que sea respondida.

Más allá de esto, el nudo de la discusión con Rosatti así como Rosenkrantz será el decreto 83/2015, por el que Macri apela a un instrumento en desuso de la Constitución para saltearse los procedimientos de mayor transparencia establecidos por Kirchner en el decreto 222/03. El líder del PRO recurrió al inciso 19, artículo 99 de la Carta Magna, donde dice que el presidente “puede llenar las vacantes de los empleos, que requieran acuerdo del Senado, que ocurran durante su receso, por medio de nombramientos en comisión que expirarán al fin de la próxima Legislatura”.

Tal como reveló Página/12, el propio Rosatti en su Tratado de Derecho Constitucional cuestionó la utilización de ese instrumento por su situación de “provisoriedad” que “tiene sus complicaciones” y podría generar problemas de “seguridad jurídica”.

Organizaciones de derechos humanos, y asociaciones especializadas en temas judiciales no sólo presentaron denuncias ante la Justicia argentina pidiendo que se les impida asumir mediante este mecanismo sino que recurrieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que se respeten “los procesos adecuados de designación de jueces/as garantizando la participación igualitaria de las mujeres”.

Según cómo se desarrolle la audiencia de hoy el kirchnerismo podría firmar el dictamen para que el pliego llegue al recinto. De hecho, el FpV tiene 9 de los 17 miembros de la comisión, por lo que sin su aval el tema no podría pasar al pleno de la Cámara. En ese caso, también se necesitará que al menos un sector del PJ acompañe la designación, ya que se necesitan los votos de dos tercios de los senadores (48 sobre 72) y el bloque que comanda Miguel Pichetto cuenta con 42 integrantes. En cambio, Cambiemos no supera los 16.

Fuente: Página 12

A %d blogueros les gusta esto: