Los trámites tributarios para viajar al exterior.

AvionFecha: 25/11/2015

Por José L. Ceteri (*)

Por las ventajas que otorga uno de los tipos de cambio, este verano muchas personas saldrán de vacaciones al exterior por tener los viajes contratados con anticipación.

Al momento de armar las valijas, además de no olvidarse el protector solar, deben tenerse en cuenta todas las cuestiones tributarias que hay que cumplir antes de subir al avión. Un trámite, no menor, tiene que ver con conseguir la moneda extranjera; otro es conocer qué se puede traer de afuera sin pagar impuestos y cuánto es el costo sobre lo que excede los topes de franquicia. Asimismo, es importante conocer cómo se recuperan luego las percepciones abonadas por los viajes y las compras que se hacen en el exterior. Lógicamente, para los viajeros rezagados, regirán las nuevas medidas para viajar que establezca el nuevo Gobierno. Al usarse las tarjetas de crédito, habrá que calzar los vencimientos de los pagos de los resúmenes con este tipo de cambio, para evitar tener que abonar los consumos a la nueva cotización del dólar, si la hay.

Obtención de divisas

Desde la página web de la AFIP, se hacen los trámites para poder obtener la moneda extranjera para dos fines: 1. Adquirir dólares para ahorrar, retirándolos del banco y abonando el tipo de cambio oficial, más un 20% adicional de impuesto. 2. Comprar los billetes, de acuerdo con el país de destino, para viajar al exterior hasta el límite autorizado por la AFIP, abonando el 35% de impuesto, una semana antes de viajar. Como este último tope es bajo, en ninguna norma se establece que el viajero pueda llevar al exterior los dólares adquiridos previamente para ahorrar; además una persona podría atesorar para luego destinar esos ahorros a viajar.

Los pasos de los trámites son los siguientes: Desde la página web de la AFIP se ingresa, con la CUIT / el CUIL y con la clave fiscal, al sector denominado «Consulta de Operaciones Cambiarias». De no conseguirse una respuesta favorable, el adquirente podrá presentarse a formalizar su pedido presentando una multinota personalmente en la AFIP, correspondiente a su domicilio. Luego, los datos declarados deberán ser confirmados por la empresa de transporte aéreo, marítimo o terrestre, o por el operador turístico que interviene en el viaje. Los datos que pide la solicitud son los siguientes: El destino; la fecha de salida y de regreso; el medio de transporte utilizado; el costo total del viaje, en pesos, y la forma de pago; el número de reserva o ticket electrónico; los datos del operador turístico que interviene y los datos de los acompañantes de viaje. Luego, la AFIP envía una constancia con el monto que autoriza, que puede ser de 50 a 100 dólares para cada día, de acuerdo con la capacidad contributiva que tiene el que realiza el trámite. Si por cualquier motivo no se realiza el viaje, hay un plazo de 5 días hábiles para devolver los billetes en el banco, pero el impuesto abonado recién podrá recuperarse compensándolo contra otro tributo anual que haya que pagar.

Si la persona viaja y no puede justificar la compra de moneda extranjera, optando de esta forma por adquirirla en el mercado paralelo, podría luego tener que declararle a la AFIP cómo hizo para viajar al exterior sin los fondos justificados.

La fórmula de la AFIP

A pesar de que muchas veces no se cumple, la fórmula del Banco Central vigente para comprar dólares para ahorro es la siguiente: El importe mínimo de los ingresos brutos mensuales que debe demostrarse es de $ 11.176. Y a partir de enero, será de $ 12.120, correspondiendo a dos sueldos mínimos vitales y móviles. Solo se puede destinar el 20% de los ingresos netos mensuales, y el límite mensual de compra es de 2.000 dólares. Este límite se calcula de acuerdo con la condición del contribuyente: los empleados de acuerdo con la remuneración mensual, neta promedio de los últimos doce meses. Para los autónomos, se consideran los ingresos netos anuales declarados en la última declaración jurada presentada este año. El tope del 20% para los monotributistas se calculará sobre el monto neto máximo de facturación vigente para cada categoría.

Declaración en Aduana

El monto autorizado de dinero que puede llevar cada persona, mayor de 16 años, es de 10.000 dólares; para los menores es de 5.000 dólares. Para ingresar bienes (que no sean ropas u objetos de uso personal) el límite de ingreso, por vía aérea o marítima, libre de impuestos es de 300 dólares o su equivalente en otra moneda. Sobre lo que exceda a ese límite, se tiene que abonar un impuesto del 50%. Si el ingreso se realiza por vía terrestre, el importe límite se reduce a 150 dólares. La franquicia para compra en tiendas libres («free shops») de ingreso por vía aérea, se duplica (300 dólares más). Cuando se trata de menores de 16 años, la franquicia se reduce a la mitad.

Destino de las percepciones

Las percepciones sufridas, por compra de moneda extranjera o por compra con tarjetas y viajes al exterior, se pueden recuperar de la siguiente forma:

– Monotributistas: descontándolo en la declaración jurada de Bienes Personales, para el caso en que sean contribuyentes de ese impuesto.

– Autónomos: compensándolo contra el Impuesto a las Ganancias anual.

– Empleados y jubilados: contra las retenciones anuales del Impuesto a las Ganancias.

– Los que no puedan descontarlos por no ser sujetos de esos impuestos (empleados, jubilados y monotributistas), podrán solicitar la devolución realizando el trámite ante la AFIP, registrando los datos biométricos y llevando dos boletas de servicios que acrediten el domicilio. Luego, tienen que concluir el trámite desde la página web de la AFIP, dentro del servicio «Mis Aplicaciones WEB», completando el Formulario 746/A.

————

(*) Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.

A %d blogueros les gusta esto: