fbpx

Macri quiere reformar la Constitución porteña.

macriEn su entorno lo atribuyen a un malhumor pasajero y niegan que en Pro haya una estrategia definida sobre el asunto. Todavía enojado con Martín Lousteau, Mauricio Macri puso en palabras ayer lo que venía insinuando en conversaciones privadas: que le gustaría «reformar la Constitución porteña» para evitar la situación que hoy vive su candidato, Horacio Rodríguez Larreta, quien ganó las elecciones el domingo pasado por veinte puntos de diferencia, pero por no alcanzar el 50% de los votos deberá ir al ballottage contra el candidato de ECO el próximo domingo 19.

«Lo que tenemos que hacer un día es emprender la reforma constitucional porque no es lógico, claramente, tener un sistema electoral en términos de requisitos de primera y segunda vuelta más exigente que la Presidencia; hay algo raro ahí», dijo Macri, quien en diciembre terminará su segundo mandato consecutivo, tras ocho años al frente de la jefatura de gobierno porteña. «Algún día hay que hacerlo, hay que cambiarlo, si no, siempre va a pasar que cada candidato, por más diferencia con que haya perdido, va a pedir ir a la segunda vuelta», agregó Macri en declaraciones radiales, en clara referencia a Lousteau, que decidió presentarse a la segunda vuelta luego de obtener 25 puntos en la primera.

Desde el armado nacional de Pro adjudicaban un sentido «racional» a las declaraciones del jefe de gobierno y volvían a apuntar a Lousteau «No se trata sólo de lo caro que le sale a la ciudad esta segunda vuelta. La elección está resuelta, y lo vemos más como un capricho de él que otra cosa», afirmó uno de los hombres que comparten la cotidianeidad con el jefe de gobierno.

De todos modos, llamaron la atención sus declaraciones, ya que el propio jefe de gobierno compitió en sendos ballottages contra el kirchnerista Daniel Filmus (2007 y 2011) sin mencionar la reforma constitucional en aquellas oportunidades.

En sus críticas a Lousteau, Macri no estuvo solo: el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, salió a responder las críticas del candidato de ECO en esa área. «Habla con poco conocimiento, le falta información o miente, sobre el presupuesto porteño y sobre la calidad educativa en la ciudad», dijo Bullrich.

Claro que la iniciativa de reforma constitucional provocó críticas en el kirchnerismo. «¿Se imaginan el escándalo si Cristina dijera que hay que reformar la Constitución porque no le gusta la cláusula del ballottage?», se preguntó el auditor porteño y ex legislador kirchnerista Eduardo Epszteyn.

A pesar del feriado, y sin opinar sobre la iniciativa de su jefe político, Rodríguez Larreta continuó su campaña: por la mañana, estuvo en el acto organizado por el jefe de gobierno porteño por el día patrio en la sede de Parque Patricios, luego en una feria en La Rural y también se juntó con vecinos en el barrio de Liniers.

Cerca de él «festejaron» el reciente apoyo que el ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra dio a la candidatura de su rival, al igual que la ex legisladora María José Lubertino. «Claramente nos pone a nosotros en el antikirchnerismo, por si alguien dudaba», afirmaron cerca del jefe de gabinete.

Desde Pro no se mostraron preocupados por el tema. «Vamos a ratificar lo que venimos haciendo» afirman cerca de Macri, sin más menciones a la reforma de la Constitución porteña.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: