fbpx

La Justicia validó que se apliquen multas por defraudación a profesionales que presenten declaraciones juradas en cero

alas20-banners-_0008_Institucion-Lider-en-Inversiones-ResponsablesEn una reciente causa, los jueces entendieron que el contribuyente no había presentado las pruebas suficientes para demostrar su falta de dolo. ¿Cuáles fueron los argumentos de los magistrados? Las claves del caso y la opinión de los especialista.

La presentación de declaraciones juradas de impuestos en cero es una práctica que realizan algunos particulares o empresas para ganar un poco de tiempo al momento del cierre de las liquidaciones.

Es que, en algunas ocasiones, no pueden obtener la información que necesitan para calcular el gravamen que deben ingresar a las arcas del Estado antes de que llegue el vencimiento. Y, como pueden ser sancionados no cumplir con los plazos, utilizan este mecanismo para evitar la penalidad.

En estos casos, una vez que reúnen todos los datos presentan una declaración jurada rectificativa, en la que queda determinado el importe que, en definitiva, terminan abonando al organismo de recaudación.

No obstante, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) considera que este tipo de maniobras merecen ser sancionadas con multas por defraudación, ya que entiende que el objetivo final es perjudicar al Estado.

Por este motivo, muchas veces fue la Justicia la que terminó dando la última palabra. Y, por lo general, desde los tribunales llegaron al consenso de que no debía aplicarse una penalidad de este estilo en este tipo de casos, sino una más leve.

Sin embargo, no todos los casos son iguales. En efecto, ahora se dio a conocer un fallo donde la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal revocó la decisión del Tribunal Fiscal de la Nación (TFN) y validó la aplicación de una multa por defraudación tras la presentación de declaraciones juradas en cero.

En esta causa, los camaristas tuvieron en cuenta que el contribuyente era un profesional y que, por este mismo motivo, difícilmente podía desconocer cuáles son las obligaciones que debía cumplir en materia tributaria.

Los especialistas consultados por iProfesional coincidieron en que la sentencia fue correcta, ya que no fueron presentadas las pruebas necesarias para demostrar que no existió  intención de defraudar al organismo de recaudación.

 

Fuente: http://www.iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: