fbpx

Presión oficialista a los jueces por la marcha

MarchaEl kirchnerismo inició ayer una tarea de presión sobre los jueces que evalúan participar de la marcha del silencio convocada para el 18 de este mes, y así evidenció sus contradicciones internas. El diputado del Frente para la Victoria Jorge Landau advirtió que los magistradso que asistan a la convocatoria del 18-F «quedan expuestos a que puedan ser recusados». Pero el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, había defendido anteayer el derecho a manifestarse de los funcionarios judiciales y sólo tildó a la oposición de «oportunista».

En algunos despachos de la Casa Rosada no salían del asombro. «Hubo sorpresa porque la línea oficial era otra», dijo a LA NACION un funcionario. «Lo que dice Landau puede favorecer a la convocatoria», agregó.

Temían que las expresiones del apoderado del PJ en su cuenta de Facebook terminen por volcar más adherentes a la marcha entre el Congreso y la Plaza de Mayo, el miércoles próximo, en reclamo del esclarecimiento de la sospechosa muerte del fiscal de la AMIA Alberto Nisman cuando se cumplirá un mes de su aparición con un tiro en la cabeza.

Los voceros de Aníbal Fernández y del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, admitieron la discrepancia de Landau con Fernández. Pero aseguraron no tener explicaciones de sus funcionarios. Consultado sobre si había acordado su discurso con la Casa Rosada, Landau aseguró a LA NACION: «No, es mío solamente».

El interrogante en Balcarce 50 era si el diputado había tenido bajada de línea de algún sector del Gobierno. Landau tiene llegada directa al secretario legal y técnico, Carlos Zannini, hombre de confianza de Cristina Kirchner.

El oficialismo desnudó una creciente falta de estrategia frente a la crisis por la muerte de Nisman.

En su cuenta de Facebook, Landau opinó ayer que «todos los ciudadanos tienen derecho a manifestarse», pero «cuando uno es un funcionario del Poder Judicial debe tomar prevenciones, ya que integra uno de los tres poderes de la Nación y eso implica determinadas responsabilidades».

«Me pregunto si los jueces que participen de la marcha habrán meditado respecto de la actitud que tomarán cuando sean recusados por intervenir en cuestiones políticas llevadas a su consideración por los mismos dirigentes políticos opositores que son habituales litigantes ante sus estrados», dijo.

Ello contradijo a Aníbal Fernández, que anteayer había dicho que «los fiscales tienen todo el derecho de manifestarse, porque la libertad que tenemos la conquistamos entre todos», aunque atacó a los candidatos presidenciales de la oposición: «Son unos enormes oportunistas que quieren utilizar la marcha por Nisman en beneficio propio», dijo.

En ese sentido, el gobernador de Entre Ríos y candidato presidencial kirchnerista Sergio Urribarri señaló ayer que «es repugnante ver a la oposición sacar provecho de Nisman».

En representación de los fiscales, Guillermo Marijuan le contestó a Landau. «No comparto en absoluto sus afirmaciones en punto a que los magistrados que concurran a la marcha del silencio del 18 de febrero puedan ser recusados», dijo el fiscal federal.

«Esa advertencia no sólo no encuadra en ninguna causal de recusación así como se plantea, sino que sólo busca frustrar la notable concurrencia y adhesión que seguramente habrá de tener la convocatoria, en silencio y respeto por parte de los empleados funcionarios y magistrados, así como de toda la ciudadanía», dijo Marijuan.

«Pensar en un absurdo tan grande de una «recusación general» por concurrir a un homenaje sería como suponer que también debería apartarse a los magistrados que fueron al velorio del doctor Nisman», afirmó.

El jefe del bloque de diputados del Frente Renovador, Darío Giustozzi, dijo que era «un disparate» y la diputada macrista de Unión por Todos Patricia Bullrich le pidió que «no amenace, no sea autoritario, deje a los ciudadanos peticionar ante las autoridades».

El único oficialista que apoyó el 18F fue el vicepresidente del Banco Provincia, José Pampuro, hombre leal al gobernador bonaerense, Daniel Scioli. En un comunicado titulado «A favor de la movilización en defensa de la Justicia» convocó a que «la ciudadanía se movilice y participe». Sus voceros aclararon que lo hizo a título personal sin consultar a Scioli, aunque su postura es significativa.

«Todos estamos apoyando que esto se esclarezca. El Gobierno tiene que ser el primero en esto», afirmó Pampuro ayer en declaraciones con Radio Mitre.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: