fbpx

Nuevas modificaciones al proyecto de ley argentina digital

shutterstock_131311583El Frente para la Victoria (FpV) en el Senado aceptó un nuevo conjunto de modificaciones al proyecto Argentina Digital, analizadas ayer en la Comisión de Sistemas, Medios y Libertad de Expresión. Para alcanzar un mayor consenso dentro del propio oficialismo y con la oposición, la conducción del bloque, a cargo de Miguel Angel Pichetto, postergó su tratamiento en el recinto una semana más. El cambio más trascendente es la creación de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic), que funcionará como el órgano rector para la aplicación de la norma. Su integración será similar a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), participará la oposición, tendrá control de la Sigen, la AGN y de la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual y las Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización. A su vez, se creará un Consejo Federal TICS. El nuevo organismo absorberá a la Secretaría de Comunicaciones, a la Comisión Nacional de Comunicaciones, Arsat, Conae, el Correo y el programa Argentina Conectada.

Luego de la primera serie de audiencias públicas en el Senado, el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo recibió una serie de modificaciones con el objetivo de proteger a las pymes y cooperativas del sector de las telecomunicaciones frente al poderío económico de las grandes empresas del sector, Telefónica, Telecom y Cablevisión. Pero esos cambios no alcanzaron para contener a todos los actores involucrados en el nuevo marco regulatorio. En las últimas horas, el Poder Ejecutivo acercó a los senadores los nuevos cambios y para evitar mayores rispideces en el medio de una sesión, el FpV optó por volver a comisión y postergar el debate una semana más.

Sobre la autoridad de aplicación, los senadores opositores como las empresas del sector, grandes y pequeñas, cuestionaban su aparente discrecionalidad al no quedar definida dentro del proyecto de ley. El nuevo dictamen introdujo un capítulo completo sobre el funcionamiento de la Aftic.

La conducción y administración del nuevo organismo serán ejercidas por un directorio integrado por siete miembros nombrados por el Poder Ejecutivo nacional. Dicho órgano estará conformado por un presidente y un director designados por el PE; tres directores propuestos por la Comisión Bicameral, que serán seleccionados a propuesta de los bloques parlamentarios. También habrá un director a propuesta de las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y un director en nombre del Consejo Federal. El presidente y los directores no podrán tener intereses o vínculos con los asuntos bajo su órbita.

La nueva autoridad de aplicación absorberá todas las dependencias que estén vinculadas con las telecomunicaciones y funcionará en la órbita del Poder Ejecutivo, de manera descentralizada y autárquica. Coexistirá solamente con la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), que mantendrá sus potestades regulatorias.

El otro conjunto de cambios tiene que ver con otorgarles a las pymes y cooperativas de telecomunicaciones una mayor protección. Ahora aparecen mencionadas taxativamente como actores clave para el desarrollo de las economías regionales. A su vez, se mejoró la definición de “poder significativo de mercado” para evitar los abusos de posición dominante.

“Esta fuerza económica puede estar fundada en la cuota de participación en el o los mercados de referencia, en la propiedad de facilidades esenciales, en la capacidad de influir en la formación de precios o en la viabilidad de sus competidores; incluyendo toda situación que permita o facilite el ejercicio de prácticas anticompetitivas por parte de uno o más prestadores a partir, por ejemplo, de su grado de integración vertical u horizontal”, puede leerse en el nuevo dictamen.

El otro eje está vinculado con el cruce de los servicios audiovisuales y las TICS. La norma habilita a empresas como Cablevisión ofrecer servicios TICS y a compañías como Telefónica, brindar contenidos audiovisuales. El Poder Ejecutivo fijó nuevas pautas para evitar un posible abuso de posición dominante en uno u otro mercado. Las empresas TICS y de SCA deberán conformar unidades de negocio separadas, llevar contabilidad diferenciada y facturar por separado las prestaciones correspondientes, no incurrir en prácticas anticompetitivas tales como las ventas atadas y los subsidios cruzados con fondos provenientes de las distintas unidades de negocio, facilitar el acceso a su propia infraestructura de soporte, en especial postes, mástiles y ductos, en condiciones de mercado; y respetar las incumbencias y encuadramientos profesionales de los trabajadores en las distintas actividades que se presten.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: