fbpx

El oficialismo emitió dictamen para el proyecto de telecomunicaciones

mediosEl kirchnerismo aplicó ayer su mayoría en la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión y firmó dictamen al proyecto de ley que regula las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), a pesar del pedido de la UCR y el FAP de contar con un poco más de tiempo para analizar las modificaciones introducidas al texto del Poder Ejecutivo.

Los cambios fueron acordados entre el bloque oficialista y el Poder Ejecutivo y volcados en un dictamen que los miembros opositores de la comisión, que preside Liliana Fellner (FpV-Jujuy), recién tuvieron en sus manos al momento de iniciarse la reunión.

Con el visto bueno de la comisión, el oficialismo tiene previsto llevar el proyecto regulatorio al recinto el miércoles de la semana próxima.

«Es una buena noticia la incorporación de modificaciones, pero necesitamos al menos una semana para estudiarlas», reclamó Gerardo Morales (UCR-Jujuy).

El pedido fue desestimado por Fellner, quien destacó que el tema venía discutiéndose desde hacía tiempo en el Senado y que «todos los que quisieron hacer oír su voz fueron escuchados» en las últimas dos semanas, en las que se desarrollaron las audiencias.

Esto provocó el enojo de Norma Morandini (FAP-Córdoba). «No es cierto que se viene discutiendo hace mucho tiempo, el dictamen recién se nos entregó ahora», se quejó, tras lo cual se levantó para abandonar el recinto.

Cuando la cordobesa se retiraba, Fellner la cruzó: «No se vaya, es lindo discutir», la acicateó. «No es cuestión de discutir, sino de respeto», replicó Morandini.

El proyecto original sufrió una media docena de modificaciones, las cuales terminaron de definirse anteanoche en una reunión del bloque oficialista con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner.

El más importante es la prohibición a las empresas de telefonía de prestar servicios de televisión satelital. No obstante, el proyecto da marcha atrás con la ley de medios y habilita a esas empresas a prestar servicios de comunicación audiovisual.

Sin embargo, este proceso se realizará con «gradualidad» para resguardar a las redes propiedad de pequeñas y medianas empresas y de cooperativas del interior del país.

Este cambio se introdujo a partir del reclamo de los pequeños cableoperadores, que pusieron el grito en el cielo ante la fuerte competencia que deberían enfrentar al tener que abrir sus redes, parte esencial del proyecto, a la competencia de las grandes compañías telefónicas.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: