fbpx

Trámite exprés: Cristina ordenó sacar antes de fin de año la nueva ley de telecomunicaciones

shutterstock_87109075La presidenta Cristina Kirchner quiere que el nuevo proyecto para regular el negocio de Internet se sancione rápido y pidió a los suyos que apuren los trámites legislativos para tratar la iniciativa «Argentina Digital» antes fin de año.

La nueva orden de la mandataria generó un problema en el bloque del Frente para la Victoria en el Congreso. El tema es que ya está en marcha el debate del nuevo Código Procesal Penal, otro proyecto que no pasará sin problemas por el recinto.

La oposición ya le declaró la guerra al proyecto que abre a la competencia a las compañías de telefonía para la distribución de televisión, y el Código, que comenzó pacífico, ahora se está convirtiendo en otra guerra entre oficialistas y anti-K.

Así es que el jefe de la bancada kirchnerista en el Senado, Miguel Angel Pichetto, ya rearmó todo el esquema de votaciones, según informa el diario Ambito Financiero.

El próximo martes un plenario de las comisiones de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión arrancará con el debate del proyecto que oficialmente se conoce como «Argentina Digital» y que define las condiciones para «regular, declarar servicio público y garantizar el acceso a las telecomunicaciones, por Internet, telefonía fija y celular y TV por cable».

Dos semanas después habrá dictamen de las comisiones y el proyecto estará listo para bajar al recinto. Tan previsible es el proceso que la ley ya tiene fecha de votación: el 26 de noviembre.

El problema es que ese día estaba reservado para aprobar el nuevo Código Procesal Penal, ley que ahora se adelantará al 19 del mes, recortando el debate en las comisiones.

En el medio de ese proceso queda una decisión que Cristina Kirchner debe hacer pública: la convocatoria a sesiones extraordinarias al menos para que Diputados vote la ley de telecomunicaciones.

En el Senado, al mismo tiempo, continuarán las batallas de la oposición en el recinto contra Amado Boudou exigiéndole un pedido de licencia cada vez que se inicie una sesión. Pero en esto la protesta parece diluirse, ya que se volvió una rutina previsible esa queja de los opositores que no tendrá resultado alguno. Es que Cristina también le ordenó a Boudou que no se mueva de su puesto, diga lo que diga la oposición.

El resto de la agenda en el Senado está agotada. Ayer a la madrugada aprobaron el Presupuesto nacional 2015 con 39 votos a favor y 22 en contra. Sirvió al menos como ensayo para que el kirchnerismo tantee por dónde caminan sus aliados: junto con el FpV votó Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, y enfrente el radicalismo, el peronismo disidente, el PRO, UNEN y el otro senador del MPN, Guillermo Pereyra.

Fuente: Infobae Profesional

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: