fbpx

Dos elecciones clave en el Consejo de la Magistratura

VotoEsta semana puede cambiar el equilibrio de fuerzas en el Consejo de la Magistratura, el organismo que nombra y remueve magistrados. El martes y el viernes se elegirá a los tres consejeros que representan a los jueces nacionales y al consejero de los abogados del interior.

Con la composición actual, las votaciones en el Consejo están a merced de la negociación política: ni el oficialismo ni la oposición tienen votos propios para aprobar remociones de jueces o propuestas para que el Poder Ejecutivo los designe. Están seis a seis y el séptimo voto debe ser producto de algún acuerdo.

Pero la llegada de un juez o un abogado que no se dé vuelta en las votaciones clave hará que el bloque opositor respire tranquilo en 2015, año en que el Gobierno busca acelerar las designaciones de jueces en las vacantes antes de dejar el poder.

Actualmente, el kirchnerismo cuenta con el voto del representante del Poder Ejecutivo, que es el viceministro de Justicia, Julián Álvarez; el diputado Eduardo «Wado» de Pedro; los senadores Marcelo Fuentes, Ada Itúrrez de Cappellini y Carlos Moreno, y el académico Manuel Urriza. Frente a ellos se alinean el diputado radical Oscar Aguad y el senador radical Mario Cimadevilla.

Cambian los representantes de los jueces. Actualmente son los de la lista Bordó Alejandro Sánchez Freytes, que preside el cuerpo; Ricardo Recondo, y de la Celeste Mario Fera, que apoyó al oficialismo varias veces; Alejandro Fargosi, por los abogados porteños, deja el cargo, y también Daniel Eduardo Ostropolsky, por los abogados del interior. Ya fue elegida representante de los abogados de Capital Adriana Donato.

Los jueces tienen una elección clave mañana. Votan cerca de 900 en todo el país. El oficialismo apuesta a colocar dos jueces de la mayoría. La lista Bordó del oficialismo de la Asociación de Magistrados lleva a Luis Cabral, su presidente, y a Zunilda Niremperger como número dos. La Bordó lideró el enfrentamiento con el Gobierno en 2013, cuando resistió la reforma judicial. Cabral asegura que hacen falta promesas: «No necesito una declaración de independencia. Todos podemos decir que trabajaremos por concursos transparentes, celeridad en las denuncias contra jueces, administración limpia. Yo le agrego que tengo una trayectoria y sabemos cómo hacerlo». Cabral fue consejero entre 2006 y 2010.

Enfrente tendrá a la lista Celeste, históricamente progresista. Pero en su seno hubo diferencias por su cercanía a políticas del Gobierno y porque algunos de sus integrantes se sumaron a Justicia Legítima, el colectivo mediante el cual un grupo kirchnerista hizo pie en tribunales.

Así, la Celeste se dividió. La candidata de la Celeste es la fundadora de la lista, la camarista laboral Gabriela Vázquez, de quien los opositores dicen que pertenece a Justicia Legítima. Vázquez lo niega y se reconoce integrante de la Asociación de Magistrados, dejada a un lado por los legítimos. No obstante, dice que es la más progresista de los candidatos.

Enfrenta a Compromiso Judicial, una escisión de la Celeste que lleva a Leónidas Moldes, juez federal de Bariloche, como candidato.

Como son tres los consejeros jueces que entran, seguramente Cabral tendrá un sillón. Para asegurarse el segundo debe superar el 50% de los votos y que entre también Niremperger. El tercero que podría cerrarle el camino a Gabriela Vázquez es Moldes. Los opositores creen que con Moldes tendrán el séptimo voto que buscan. Si ningún candidato llega al 50%, entra uno de cada lista, lo que para la Bordó sería perder un voto.

El viernes será la elección del representante de los abogados del interior que reemplazará a Ostropolsky. Se presentan Carlos Andreucci, de Abogacía Federal Independiente, que dice representar a abogados que no están vinculados con partidos políticos. Su idea es la defensa de los intereses de los abogados y dice que no se alineará con el Gobierno.

Otra lista es la liderada por Miguel Piedecasas, abogado del interior que llega en una lista donde confluyeron el radicalismo orgánico y Sergio Massa. Tiene el visto bueno del presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y defiende la total independencia de los jueces del poder político. También compite César Grau, que es invitado por La Cámpora a sus actividades, aunque niega estar alineado con el Gobierno. Y el macrismo lleva al abogado y profesor Adolfo Alvarado Velloso.

Entrará uno, que sumado a los jueces podrá significar un cambio en el reparto de poder en el Consejo..

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: