fbpx

Menos subsidios, más gasto “con prioridad en las asignaciones sociales” y un rol del estado “sustancial y relevante”

Capitanich“La política fiscal se mantendrá en una línea inclusiva, con la prioridad puesta en las asignaciones sociales. El Estado tendrá un rol sustancial y relevante”, manifestó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien estuvo acompañado por el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el resto del equipo económico durante la presentación del proyecto del Presupuesto 2015. El gasto público fue estimado con un incremento de 13,2 por ciento, con un fuerte componente de los servicios sociales –Seguridad social, Educación y cultura, y Salud–, que representará el 58,7 por ciento del total, con un crecimiento de este rubro de 25,3 por ciento. Los servicios económicos, donde están comprendidas las transferencias hacia los sectores privados (subsidios), tendrán una reducción del 12,2 por ciento. Según Capitanich, las erogaciones por la AUH aumentarán un 40 por ciento.

Durante su exposición, Kicillof explicó que los resultados de 2014 serán peores a los proyectados el año pasado, con un exiguo crecimiento del 0,5 por ciento, y una baja del 10 por ciento de las exportaciones. El funcionario resaltó los distintos planes de Gobierno –Pro.Cre.Ar, movilidad jubilatoria, Progresar, discusiones paritarias, Fondear– a partir de los cuales se evitó una mayor caída de la economía. Para 2015, fue previsto un crecimiento del 2,8 por ciento del PBI, una variación del IPCNu promedio de 15,6 por ciento y un tipo de cambio nominal de 9,45 pesos. También fue calculado un superávit comercial de 9197 millones de dólares y un resultado financiero deficitario del 1,0 por ciento. El martes 23 de septiembre comenzará el debate en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Finanzas.

“Hay que hacer mucho esfuerzo para crecer este año un 0,5 por ciento con una caída de las exportaciones. Nuestro objetivo es el sostenimiento de la demanda interna como una decisión de política anticíclica”, manifestó el ministro de Economía durante su presentación, de la que también participó la titular del bloque del FpV, Juliana Di Tullio, y el presidente de la Comisión de Presupuesto, Roberto Feletti. Entre los diputados opositores estuvieron presentes los macristas Federico Pinedo y Federico Sturzenegger, Néstor Pitrola (PO), y los radicales Miguel Angel Giubergia y Ricardo Buryaile. Todos criticaron las proyecciones del oficialismo.

La finalidad social del gasto siempre tuvo preponderancia en los presupuestos enviados por los tres gobiernos kirchneristas por sobre los servicios económicos. En 2014 se mantenía esa estructura, pero los servicios económicos, donde están comprendidos los subsidios al sector privados como el transporte y la energía, crecían un 11,3 por ciento por sobre los servicios sociales, que tenían previsto un aumento del 3,9 por ciento. En el proyecto del Presupuesto 2015, los servicios sociales continúan con su preponderancia en la distribución del gasto, pero con un crecimiento mucho mayor a la finalidad económica.

Es decir, el Estado prevé una mayor erogación en Salud con un incremento del 8,5 por ciento, Promoción y asistencia social (11,0), Seguridad social (28,0), Educación y cultura (29,3), Ciencia y técnica (20,6), Trabajo (29,7), Vivienda y urbanismo (22,3) y Agua potable (1,6). Los servicios económicos tendrán una disminución del 12,2 por ciento. La principal baja fue planificada para el rubro Energía, combustibles y minería (-21,4 por ciento).

Según se explica en el mensaje del Presupuesto, esta caída interanual puede explicarse “mayormente por la inclusión en 2014 del acuerdo entre la Argentina y Repsol, ratificado por la Ley N° 26.932, a título de indemnización por la expropiación de acciones de la firma YPF”. A su vez, las transferencias de capital hacia el sector privado (subsidios) disminuirán un 14,3 por ciento.

“El año que viene va a ser mejor tanto para nosotros como para nuestros socios comerciales. Por eso tendremos que tener la capacidad y los reflejos para actuar ante una realidad externa muy cambiante. El Estado tiene entre sus funciones primarias el sostenimiento de programas sociales para incentivar la demanda, el consumo interno y la industrialización, que requiere que salgamos a auxiliarlos”, sostuvo Kicillof.

La distribución de recursos hacia las provincias también es un eje del proyecto de Presupuesto 2015. Según el texto enviado al Parlamento, se prevé un crecimiento interanual del 37 por ciento en las transferencias corrientes a los municipios y comunas, “impulsadas tanto por la mejor performance impositiva, que ocasiona un aumento en la participación de impuestos que efectúan las provincias, como por los subsidios que éstas otorgan”. A su vez, los recursos que reciben las jurisdicciones en concepto del Fondo Federal Solidario, que sale del 30 por ciento de lo que se recauda por retenciones a la soja, tendrá un incremento en 2015 de 31,6 por ciento. A estos recursos hay que sumarles los 9366 millones de pesos presupuestados como obras públicas plurianuales a realizarse en todas las jurisdicciones.

“Si bien 2014 fue un año que empezó con optimismo, y donde los nubarrones de la crisis internacional habían pasado, hoy nos encontramos con un segundo semestre decepcionante tanto para los países centrales como también para los emergentes, que encontraron que eso que empezó en Estados Unidos hoy amenaza de manera preocupante al mundo”, subrayó Kicillof. Esto explicaría, según su análisis, un exiguo crecimiento del 0,5 por ciento para este año, con un resultado primario negativo del 1,92 por ciento y un resultado financiero del -4,02 por ciento.

“Esperamos terminar con un crecimiento positivo para este año de medio punto, lo que implica que el Estado deberá aplicar políticas contracíclicas, de sostenimiento y fomento de la demanda interna. El año que viene va a ser mejor tanto para nosotros como para nuestros socios comerciales”, concluyó el titular de la cartera económica.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: