fbpx

El Estado invertirá 750 millones de pesos para incorporar a los chicos de cuatro años en las escuelas

3219_el-conurbanoEl Gobierno invertirá 750 millones de pesos en la construcción de las salas necesarias para incorporar a los niños de cuatro años a la escuela. Así lo anunció el ministro de Educación, Alberto Sileoni, quien adelantó que la expectativa es construir, en un plazo de dos años, “cuatro mil salas para cien mil niños”. El ministro sostuvo que la obligatoriedad de las salas de 4 años y la universalización de las salas de 3 ayudará “a que haya menos repitencia” y a “reforzar la escuela secundaria”. Por eso sostuvo que “incluir tempranamente a los niños en la vida escolar es una política de Estado” que debe trascender a una gestión de gobierno.

La semana pasada, la presidenta Cristina Kirchner anunció que enviará al Congreso un proyecto de ley para declarar obligatoria la escuela desde la sala de 4 años del jardín de infantes. Con esta medida, la escolaridad obligatoria en la Argentina se va a extender a catorce años.

Según los datos del ministerio, el porcentaje de chicos de 4 años que ya están escolarizados es alto, “del 81,5 por ciento”. Gran parte de la ampliación del sistema educativo se realizó durante los años más recientes. En el año 2001, por ejemplo, había en el país 11.701 salas de cuatro años, que se duplicaron en la última década, pasando en 2013 a 20.933 salas de esa edad. Para incorporar al 20 por ciento de los niños de esa edad que hoy están fuera del sistema hay que construir nuevas aulas, sobre todo en las zonas más carenciadas.

“La obligatoriedad no es un gesto declamativo”, remarcó Sileoni. “A los primeros que obliga es al Estado nacional y a los Estados provinciales, porque genera en los ciudadanos un derecho. Y los derechos están para ser cumplidos, especialmente en esta Argentina donde hay conciencia creciente de que un derecho se posee si se puede ejercer.”

Los 750 millones destinados a la inversión se distribuirán a las provincias a través de un Fondo de Infraestructura escolar; del total, 50 millones se ejecutarán este año. El anuncio fue hecho por el ministro en una conferencia de prensa, luego de participar de la asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE), que reunió en Mendoza a los ministros de todas las provincias.

Allí, el secretario de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, anticipó que “el efecto que va a tener la obligatoriedad de la sala de 4 es la demanda social por la sala de 3 años”. Y añadió: “Estamos trabajando para que todos los chicos de 4 años tengan el derecho de estar en la escuela, para que el nivel inicial sea para todos los niños y niñas de la Argentina, no sólo para los sectores de mayores ingresos urbanos”.

A su vez, los ministros de Educación provinciales dieron su respaldo a través de una resolución del Consejo Federal de Educación, en la que expresaron su “fuerte adhesión” a la propuesta de “seguir incrementando la cantidad de chicos de 4 años en la escuela”.

En el encuentro con los periodistas, Sileoni fue consultado sobre las pruebas internacionales de calidad educativa PISA. Contestó que “no son el único analizador del sistema educativo argentino”, pero constituyen un “modo de evaluar el aprendizaje en chicos de 15 años que no desestimamos”.

De hecho, el ministro confirmó que este año el país volverá a abrir las escuelas a este método de evaluación. “Somos la gestión que participó en 2006, 2009, 2012, y hemos decidido participar en 2015”, confirmó.

“Lo que develan (los resultados del PISA) es que necesitamos mejorar en término de los aprendizajes. Hay una deuda, por supuesto, que tiene el sistema educativo, es algo que también nos lo dicen nuestros operativos nacionales de evaluación.”

El ministro remarcó que “hay que seguir trabajando, y por eso hay políticas provinciales y políticas nacionales de mejoramiento de los aprendizajes de Lengua, Matemáticas y de Ciencias”.

En este mismo sentido puso a los “70 millones de libros distribuidos entre los alumnos, para el fomento de la lectura, y las netbooks, que tienen que ver con los aprendizajes”. “Aunque PISA no trate los aprendizajes del nivel primario, también tenemos que mejorar los aprendizajes de ese nivel”, concluyó. “Esto siempre está expuesto, no está escondido. Con lo que no acordamos es con hacer aparecer al PISA como el único analizador del sistema educativo argentino.”

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: