fbpx

No se pudo votar en particular la ley de policías comunales

Senado-de-la-NacionEl massismo y el radicalismo volvieron a hacer fracasar la sesión del Senado bonaerense que debía discutir el articulado del proyecto que abre la posibilidad de la creación de policías municipales en aquellos distritos de más de 70 mil habitantes que adhieran a la iniciativa. Los senadores del Frente Renovador se levantaron de sus bancas y abandonaron el recinto –convencidos de que no contarían con los votos necesarios para modificar los artículos que cuestionan– arrastrando a los senadores de la UCR, que dejaron sin quórum la sesión que podía convertir en ley el proyecto. Desde el oficialismo provincial responsabilizaron a los renovadores de “tener los vicios de la vieja política” y le apuntaron a su líder: “Sergio Massa quiere sembrar un escenario apocalíptico, primero en lo económico, después en lo político y ahora en el tema más sensible para los ciudadanos como lo es la seguridad”, disparó el jefe de Gabinete sciolista, Alberto Pérez. El presidente del Senado, Gabriel Mariotto, llamó a la “reflexión” a los legisladores de la oposición y convocó al cuerpo para el 26 de junio, en un nuevo intento por sesionar.

“Hicieron proselitismo con este tema y durante el verano dijeron apoyar el proyecto para ahora oponerse. Massa tiene los vicios de la vieja política”, insistió Pérez en rueda de prensa, tras la fracasada sesión del Senado. El secretario general de la Gobernación, Martín Ferré, siguió los pasos de Pérez: “El único objetivo que persiguen es obstaculizar el tratamiento de la ley de policía local. Está claro que no les interesa y que sólo la usaron de caballito de batalla para hacer campaña”, agregó.

La presidenta del bloque de senadores del FpV, Cristina Fioramonti, consideró que “es muy triste el mandato que les impuso el diputado Sergio Massa a sus legisladores de abandonar el recinto”. “Nosotros bajamos sin saber cuál sería el resultado, accedimos a votar nuevamente el proyecto en general, aun creyendo que ya estaba votado (en la sesión anterior antes de pasar a un cuarto intermedio), para poder concluir con el tema y que ninguna cuestión menor se interpusiera”, explicó luego Fioramonti.

Su compañero de bancada, Alberto De Fazio, también le apuntó al ex intendente de Tigre: “Massa debe replantear el nombre de su partido político. Lo de renovador es una farsa. Tiene prácticas de la más rancia política argentina”, sentenció. En el mismo sentido se pronunció la senadora de Nuevo Encuentro Mónica Macha, quien consideró que la actitud del FR “es irresponsable. Si de verdad les preocupa la seguridad de los y las bonaerenses no pueden ausentarse para tratar este proyecto de ley”.

Los senadores massistas no están dispuestos a dejar pasar el texto del proyecto que se aprobó en la Cámara baja provincial, que su propio bloque de diputados acompañó en general. Quieren que los futuros policías municipales porten el arma las 24 horas del día y no sólo durante su horario de trabajo como plantea el proyecto y que puedan detener a personas por “averiguación de antecedentes”, entre otros puntos.

El jefe de los senadores del FR, Jorge D’Onofrio, justificó el abandono del recinto de su bancada y acusó al FpV de “enturbiar el espíritu democrático del debate en el recinto al intentar torcer voluntades de manera espuria y poco transparentes”. La acusación de D’Onofrio se sostenía en la ausencia del senador del monobloque Néstor Kirchner y ex intendente de José C. Paz Mario Ishii, que comparte las objeciones de los renovadores, pero que finalmente se abstendría en la votación.

Ishii llegó unos minutos tarde al recinto y cuando se sentó en su banca, renovadores y radicales las abandonaron, convencidos de que no podrían imponer numéricamente sus condiciones en medio de un reparto de fuerzas muy parejas. El FpV tiene 19 bancas propias y cuenta con el respaldo para este proyecto de Macha (NE) y la denarvaísta Nidia Moirano, mientras que el massismo tiene 20 legisladores y contaba a Ishii como propio para esta ocasión. Una votación igualada que tendría que desempatar Mariotto, como presidente del Senado, si finalmente los tres senadores radicales –que se opusieron al proyecto– se abstendrían como anunciaron, igual que su aliado del GEN, Omar Foglia, aunque su postura estaba en dudas y algunos lo incluían alineado con la postura de los renovadores.

“Estamos dispuestos a discutir la ley y los que no están dispuestos son los que se retiraron”, sostuvo Mariotto tras la fracasada sesión y volvió a ponerle fecha, el 26 de junio, a una sesión donde el oficialismo insistirá en convertir en ley la creación de las policías municipales.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: