El empleador no debe responder por la lesión de un trabajador a otro en medio de un partido de fútbol entre compañeros

106219-barallobre-partido-de-futbol-no-ramoPartes: Caro Jonatan Joel c/ Wal Mart Argentina S.R.L. y otro s/ accidente – acción civil

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: VI

Fecha: 24-feb-2014

Cita: MJ-JU-M-85507-AR | MJJ85507 | MJJ85507

Puesto que el daño sufrido por el actor en su pierna fue producto del accionar de otro jugador en el transcurso de un partido entre compañeros de trabajo, no corresponde responsabilizar a la empleadora en los términos del art. 1113 del CCiv.

Sumario:

1.-No corresponde considerar a la demandada como dueña o guardiana de la cosa riesgosa en los términos del art. 1113 del CCiv. dado que si bien el actor sufrió un accidente en un partido de fútbol correspondiente a un campeonato promovido por la empleadora entre sus dependientes, el evento dañoso tuvo que haber sido sido producido por las cosas propiedad del demandado o por aquellas de que éste se sirve o que tiene bajo su guarda, lo que no acontenció en autos, pues la participación del torneo era voluntaria.

2.-No corresponde responsabilizar a las demandadas por los daños sufridos por el actor, -fractura expuesta de tibia y peroné-, como consecuencia de su participación en el torneo de fútbol que se realizara entre personal de la demandada pues la responsabilidad que consagra el art. 1113 del CCiv. es de naturaleza objetiva por lo que habiendo demostrado que el daño fue ocasionado por el accionar de un tercero, fuera del ámbito y del horario laboral, en una actividad de esparcimiento voluntaria, el reclamo resulta improcedente en los términos de la acción civil.

3.-Las demandadas no resultan responsables por el accidente sufrido por el actor en ocasión de un evento recreativo organizado por la empleadora dado que los equipos de fútbol se formaban con los empleados de diferentes sectores, los partidos eran los sábados fuera del horario laboral, y sobre todo puesto que dichos partidos tenían una finalidad recreativa, sin ninguna obligación en participar.

4.-La mera utilización de un predio cercano al establecimiento laboral para realizar los eventos deportivos carece de relevancia a los fines de responsabilizar a la demandada por el accidente, dado que el accionar del actor en su tiempo libre, -o sea fuera del horario laboral-, sin control de la demandada y fuera del ámbito de cumplimiento de la labor, resulta ajeno al ámbito de adjudicación de responsabilidad no encontrándose configurados los presupuestos que el art. 1113 del CCiv. establece para imputar la responsabilidad del empleador por los daños sufridos en el partido de fútbol.

Fallo:

Buenos Aires, 24 de FEBRERO de 2014

En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

LA DOCTORA GRACIELA L. CRAIG DIJO:

La sentencia de primera instancia que rechazó la demanda viene apelada por la parte actora según el escrito de fs. 346/348I. La demandada Wal Mart Argentina S.R.L. (fs. 392/393) apela la forma en que fueron impuestas las costas. Asimismo La Caja Aseguradora de Riesgos del Trabajo ART S.A. apela las regulaciones de honorarios de los peritos contador y médico por considerarlas elevadas.

Por su parte, la perito contadora (fs.344I) apela la regulación de sus honorarios por considerarla reducida.

Del escrito de inicio se deprende que el día 8 de noviembre de 2008, el actor sufrió un accidente jugando al

futbol, durante su tiempo de descanso, en un partido correspondiente a un campeonato promovido por la empleadora entre sus dependientes, y con un premio al equipo ganador, consistente en un viaje o electrodomésticos. Describe que dicho partido se llevó a cabo en las instalaciones de la empresa y que el actor sufrió una fuerte patada de un jugador del equipo contrario, también dependiente de la demandada Wal Mart Argentina S.R.L. que le ocasionó la fractura expuesta de la tibia y el peroné de su pierna derecha.

La sentenciante de grado, después de analizar la totalidad de la prueba, y en especial los dichos de los testigos Rojas (fs.199/20), Martínez (fs. 228/229), Canessa (fs. 230/231), y Piana (fs.232/233) concluyó que en el caso de autos no puede considerarse a la demandada como dueña o guardiana de la cosa riesgosa.

De una detallada lectura del memorial recursivo de la actora en el punto entiendo que no supera las meras afirmaciones dogmáticas, no constituyendo agravio en el sentido técnico de ese instituto, limitándose a relatar las circunstancias de la causa, y expresar su discrepancia con el decisorio.

La apelante sostiene en su agravio que la magistrada de grado omitió considerar el reconocimiento efectuado por la demandada en su responde en cuanto a la existencia de una cancha de football dentro del predio de la misma, que la empresa organizó un campeonato en el que participaba el personal dependiente, que dispuso en la organización del campeonato los días en que se jugaría (sábados por la mañana) y la entrega de premios de su parte a los ganadores. Por todo ello entiende la quejosa correspondía imputarle la responsabilidad por los daños sufridos por el actor en el evento de marras.

El art. 1113 exige que el evento dañoso haya sido producido por las cosas propiedad del demandado o por aquellas de que éste se sirve o que tiene bajo su guarda.

La demandada reconoce en su contestación (ver fs. 70 vta.punto 7) que dentro del predio ocupado por Wal Mart Argentina S.R.L. en la localidad de Moreno hay una cancha de futbol.

Ahora bien, de las declaraciones testimoniales de autos, que el apelante no cuestiona adecuadamente, no logran en mi opinión acreditar las manifestaciones del memorial de agravios analizado.

La declaración de Rojas (199/200) manifiesta que trabaja para la demandada y es compañero de trabajo del actor, afirma que el éste trabaja en el sector despacho. Refiere que en Wal Mart a partir del año pasado se creó una distracción que es el deporte, futbol, los fines de semana, que sólo se hace los días sábados.Describe que trabajando son más de 400 personas, que son más de 15 sectores y que cada sector representa un equipo, que el año pasado se hizo un torneo, que el actor participó. Relata que cuando el actor tuvo el accidente, en ese momento estaba en la comisión de Wal Mart, afuera de la cancha y que en un momento se escucharon gritos y un compañero de otro sector, frutos y verduras, levantó el pie de mala leche y que fue a la pierna del actor y que ahí se acercaron todos hasta mitad de la cancha. Que en seguida vieron que tenía el actor una fractura. Refiere que él tenía una “calentura” porque estaba en la comisión. Afirma que no es obligatorio participar del torneo de futbol, que es para motivar el trabajo y tener una distracción. Respecto a los premios que había por participar manifiesta que eran trofeos que los compran y paga recursos humanos, para los primeros y segundos puestos. Relata que en los partidos un compañero hace de árbitro y que es un campeonato como de liga con el objetivo de llegar los fines de semana y tener algo deportivo. Alega que el campeón representa al centro de distribución y que todos los que jugaban eran empleados de Wal Mart.

El testigo Martínez (fs.228/229) declara que trabaja en Wal Mart, que es el encargado de la seguridad. Relata que el actor tuvo un accidente, que se quebró un pie, el tobillo. Refiere que hay torneos de futbol, en la empresa y que se hace en Wal Mart con todos los empleados de diferentes sectores, que había 10 o 15 equipos. Sostiene que los partidos eran los sábados fuera del horario de trabajo, explica que como los sábados se trabajan 4 horas se hacía fuera del horario y participaba el que quería. Relata que dentro de la empresa hay un comité de eventos y es el que organiza estos campeonatos de futbol junto con el sector de recursos humanos.Afirma que los torneos se realizan con finalidad recreativa, de esparcimiento.

El testigo Canesa (fs. 230/231) refiere que él era gerente del área donde trabaja el actor, en el área de despacho. Relata que al testigo le avisaron que hubo un accidente en la cancha de futbol y que cuando llegó estaba el actor en el piso, que lo estaba atendiendo el enfermero, que habían llamado a la ambulancia. Manifiesta que no recuerda la fecha, pero que sucedió un sábado. Manifiesta que el torneo es voluntario y que los capitanes de los equipos están en la comisión que organiza el campeonato. Reitera que se realizan los sábados fuera del horario laboral.

El testigo Piana (fs. 232/233) manifiesta que el actor tuvo un accidente jugando al futbol, que no sabe que pasó. Refiere que por comentarios sabe que se quebró. Que el accidente que tuvo el actor fue en un campeonato de futbol que se hacía en una cancha de la empresa. Que los horarios del campeonato eran diversos porque se hacían fuera del horario de trabajo.

Los testimonios analizados no han sido objeto de impugnación.

Estas declaraciones resultan concordantes y coincidentes en que los equipos se formaban con los empleados de Wal Mart de diferentes sectores, que había 10 o 15 equipos, que los partidos eran los sábados fuera del horario laboral. También relatan que existe un comité de eventos, que es el que organiza estos campeonatos de futbol y que dichos partidos tenían una finalidad recreativa, sin ninguna obligación en participar.

No encuentro de las probanzas arrimadas y de los hechos ocurrido elementos que permitan responsabilizar a las demandadas por los daños sufridos por el actor como consecuencia de su participación en el torneo de football que se realizara entre personal de la demandada. Y digo ello pues la responsabilidad que consagra el art.1113 del Código Civil es de naturaleza objetiva por lo que habiendo demostrado que el daño fue ocasionado por el accionar de un tercero, fuera del ámbito y del horario laboral, en una actividad de esparcimiento voluntaria corroboran la improcedencia del reclamo en los términos de la acción civil.

Cuando se acciona por la vía del art. 1113 2da parte in fine del Cód. Civil es menester demostrar la existencia del daño, carácter riesgoso de la cosa, lo que supone su concreta individualización y objetivación de su riesgos o vicio, la incidencia de estos últimos en el daño causado o sea, que el daño sufrido por Caro, obedece al “riesgo o vicio” de la cosa y que contra quien se acciona es el responsable en virtud de su calidad de “dueño” o “guardián” de aquella.

No encuentro acreditado en la causa tales extremos.

La mera utilización de un predio cercano al establecimiento para realizar los eventos deportivos carece de relevancia frente a la ausencia de los requisitos enumerados precedentemente. El accionar del actor en su tiempo libre o sea fuera del horario laboral, ajeno al control de la demandada y fuera del ámbito de cumplimiento de la labor, resulta ajeno al ámbito de adjudicación de responsabilidad no encontrándose configurados los presupuestos que el art. 1113 del Código Civil establece para imputar la responsabilidad del empleador por los daños sufridos en las circunstancias relatadas. El daño que sufriera Caro en su pierna y las consecuencias del mismo fue producto del accionar de otro jugador en el transcurso de un partido entre compañeros de las distintas secciones de los establecimientos de la demandada.

Es por lo expuestos y probanzas de autos que propicio confirmar la sentencia de primera instancia en todo lo que ha sido materia de recurso y agravio.

La demandada Wal Mart Argentina S.R.L. apela la forma en que fueron impuestas las costas.Al respecto comparto la decisión de la jueza de grado ya que el actor pudo considerarse con mejor derecho a litigar, por ello las costas impuestas en el orden causado y las comunes por mitades se encuentran ajustadas a derecho y deben confirmarse.

La parte La Caja Aseguradora de Riesgo de Trabajo ART

S.A. apela las regulaciones de honorarios de los peritos contador y médico por considerarlas elevadas.

Asimismo la perito contadora (fs. 344) apela la regulaciones de sus honorarios por considerarlos reducidos

Teniendo en cuenta el mérito e importancia de las tareas realizadas de los profesionales intervinientes, considero que las regulaciones de honorarios cuestionadas resultan razonables ya que se adecuan a las normas arancelarias vigentes.

Costas de alzada se imponen en el orden causado, teniendo en cuenta las mismas razones que las explicadas para confirmar la imposició n de las costas de la anterior instancia. A cuyo efecto propongo se regulen los honorarios de los letrados intervinientes en la alzada en el 25% respectivamente de lo regulado para cada uno de ellos en la instancia anterior.

EL DOCTOR JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID DIJO:

Adhiero al voto que antecede

Por lo que resulta del acuerdo que antecede (art.

125 de la ley 18.345), el Tribunal RESUELVE: I)Confirmar la sentencia de primera instancia en todo lo que ha sido materia de recurso y agravios, II) Imponer las costas de alzada en el orden causado III) Regular los honorarios de segunda instancia en el 25% de lo que cada profesional deba percibir por su actuación en la instancia de grado.

Oportunamente, cúmplase con lo dispuesto en el art. 1º de la ley 26856 y con la Acordada de la CSJN Nº 15/2013

Regístrese, notifíquese y vuelvan

GRACIELA L.CRAIG

JUEZ DE CAMARA

JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID

JUEZ DE CAMARA

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s