El Senado aprobó el pago a Repsol y la UCR amenaza con ir a la Justicia

YPFEl kirchnerismo logró imponer en la madrugada de ayer su mayoría y aprobó en el Senado el acuerdo con Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF , en una extensa sesión en la que se escucharon duras críticas a la gestión económica de la administración de Cristina Kirchner , además de las objeciones a los US$ 5000 millone s que el Estado acordó pagar por la compañía.

El proyecto fue aprobado por 42 votos a favor, 18 en contra y ocho abstenciones. A los 35 senadores propios y tres aliados sumó el apoyo de dos del MPN y del peronista disidente Carlos Verna (La Pampa). Se opusieron la UCR y el conglomerado FAP-UNEN, mientras que Pro y el interbloque de peronistas disidentes y el Movimiento Popular Fueguino se abstuvieron.

Al final de sus casi 12 horas de duración, la sesión dejó latente la amenaza de una judicialización del proceso cuando el jefe de bloque de la UCR, Gerardo Morales (Jujuy), anunció que su partido denunciará al Tribunal de Tasación de la Nación por su valuación de YPF.

Esta situación podría sembrar dudas sobre toda la operación, que aún debe ser aprobada por el directorio de Repsol. Los españoles prevén tratar el tema una vez que el Congreso habilite la emisión de títulos de deuda para cancelar el arreglo. La ley estaría sancionándose el 24 de abril, fecha prevista por el oficialismo para tratarlo en el recinto de la Cámara de Diputados.

Morales dijo que iba a denunciar al Tribunal de Tasación porque hizo su trabajo «a ojo de buen cubero». Según el senador radical, el organismo «no tuvo posibilidad operativa de realizar la valuación cuando el año pasado tuvo que realizar más de 1300 tasaciones».

«La determinación del precio es falsa, es trucha, y nosotros lo vamos a demandar penalmente», afirmó Morales, quien acusó al tribunal de haber sobrestimado los activos y haber subestimado los pasivos dejados por Repsol en YPF.

Si bien apoyó el acuerdo («voté una expropiación y no una confiscación», explicó), el peronista disidente Verna criticó al ministro de Economía, Axel Kicillof, al remarcar la contradicción entre las declaraciones altisonantes del funcionario al momento de votarse la expropiación, en 2012, y este presente que lo tuvo como negociador del acuerdo. «El ministro es marxista, pero marxista de Grocuho Marx: «Éstos son mis principios, pero si no les gustan tengo otros»», ironizó el senador.

Verna también destacó que, a contramano del desendeudamiento que dice llevar adelante el Gobierno, «acá se está votando una autorización para endeudarnos». «Pero les aviso a los compañeros del Frente para la Victoria que no es la última, porque no va a tardar en venir la del Club de París», concluyó el pampeano.

Antes de anunciar su abstención, Diego Santilli (Pro-Capital) también apuntó sus quejas a Kicillof. Lo hizo al recordar el modo en el que el ministro, tras la expropiación, ingresó para desalojar a los directivos de Repsol de las oficinas de YPF. «Estos temas son para tratarlos de esta manera, el costo fue gigantesco, si se hubieran hecho las cosas bien, hoy seguramente la tasa de interés de estos bonos en vez del 8 por ciento podría ser del 4 por ciento», se quejó Santilli.

El jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto (Río Negro), defendió el giro del Gobierno en su trato con Repsol de hace dos años. «No había ninguna posibilidad de sentarse con los españoles para tratar de acordar un precio», aseguró, y justificó la vía de la expropiación en maniobras de vaciamiento que, dijo, la petrolera ibérica estaba llevando a cabo. «Todos sabíamos que Brufau se estaba moviendo en el mercado; tratando de realizar una transferencia de acciones hacia capitales chinos», aseguró. Por último, Pichetto calificó de «razonable» el precio acordado con Repsol y criticó a la UCR por centrar sus cuestionamientos en el precio

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: