Se rechazan los cuestionamientos dirigidos contra la validez del régimen de movilidad de la ley 26417 y la exclusión del cómputo del SAC

Firma ContratoPartes: Hardoy Hector Hugo c/ ANSES s/ reajustes varios

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social

Sala/Juzgado: III

Fecha: 14-nov-2013

Cita: MJ-JU-M-83538-AR | MJJ83538

Se rechazan los cuestionamientos dirigidos contra la validez del régimen de movilidad de la ley 26417 y la exclusión del cómputo del Sueldo Anual Complementario en la base de cálculo del haber y se ordena recalcular la Prestación Adicional por Permanencia en el porcentaje del 1,5% por cada año de servicios posteriores al 1/7/1994.

Sumario:

1.-No ha de prosperar el embate de la parte actora contra la validez del régimen de movilidad aplicado en virtud de la ley 26417 a partir de su entrada en vigencia, habida cuenta que no demuestra fehacientemente el perjuicio sufrido por el empleo de esa mecánica de ajuste; no suple ese recaudo las argumentaciones dogmáticas vertidas en torno a los elementos de la fórmula de que se trata.

2.-El agravio del actor, por la inconstitucionalidad del art. 25 de la ley 24241, que excluye el cómputo del Sueldo Anual Complementario en la base de cálculo de la Prestación Compensatoria y Prestación Adicional por Permanencia, no ha de prosperar, toda vez que no se demuestra el perjuicio que ello produce siendo que, por otra parte, el beneficiario también percibe la Prestación Anual Complementaria.

3.-Asiste razón a la parte actora en su embate contra el porcentaje de 0,85% por año de servicios con aportes a computar para el cálculo de la Prestación Adicional por Permanencia previsto por el art. 30 de la ley 24241 (texto originario), puesto que resulta manifiestamente exiguo e insuficiente para arribar a una prestación cuya cuantía refleje adecuadamente el esfuerzo de aportación del trabajador durante su vida activa, que satisfaga el mandato constitucional del art. 14 bis tercera parte.

3.-No existe razón válida alguna que justifique la diferencia de trato brindada al desempeño de un trabajador por 30 años con anterioridad a julio de 1994, compensándolo con una Prestación Compensatoria equivalente al 45% de la base de cálculo (1,5% por año cfr. art. 24 de la ley 24241 t.o.), en tanto igual período de trabajo posterior a la entrada en vigencia del SIJP sólo sea retribuido con una Prestación Adicional por Permanencia equivalente al 25,5% de la misma base (0,85% cfr. art. 30 de la ley 24241 texto originario), a no ser que se considere suficiente a tal fin -lo que no resulta admisible- la marcada voluntad legislativa de favorecer la opción por el régimen de capitalización, en detrimento del carácter alimentario de la prestación y de su carácter sustitutivo.

Fallo:

Buenos Aires,14 de noviembre de 2013

EL DR. NESTOR A. FASCIOLO DIJO:

I. De las constancias de autos y de las actuaciones administrativas que corren por cuerda surge que para el otorgamiento de la prestación PBU/PC/PAP el organismo tuvo por reconocidos 29 años y 11 meses de servicios según el siguiente detalle: a) previos al 7/94, 26 años y 3 meses como trabajador dependiente y 2 años y 7 meses como autónomo, y b) posteriores al 7/94, 1 año y 1 mes como trabajador autónomo (Ver detalle del beneficio y resolución de otrogamiento a fs. 10/11 y 9, respectivamente, en expte. principal).

El Juzgado Federal de Primera Instancia nro. 2 de Mar del Plata hizo lugar a la pretensión, por lo que ordenó recalcular el haber inicial de la prestación acordada al amparo de la ley 24241 y su posterior movilidad según los lineamientos desarrollados en sus considerandos.

A estar a sus términos, mandó aplicar: a) para la revisión del haber inicial de PC y PAP (calculada al 1,5% cfr. art. 2 del Dcto. 313/07 reglamentario de la Ley 26222a partir) las pautas de “Zagari” y “ENiff” (para servicios dependientes) “Makler” (para el cómputo de las categorías autónomas aportadas), por un lado y, para la PBU desechó el empleo de las indicadas por la Sala

1 en “Pérez” por remisión a “Badaro” (del 2002/2006) habida cuenta la fecha de adquisición del derecho (25.08.99, anterior a ese período), por el otro; y b) para la movilidad remitió al criterio establecido en “Badaro” para el período 2002/2006, conforme “Pellegrini”.

Contra lo así resuelto se dirigen los recursos de apelación de actora y demandada, que fueron concedidos libremente y sustentados a fs.80/84 y 86/88.

En tanto quien demanda se agravia de la aplicación de las variaciones anuales del Indice de Salarios Nivel General previsto en “Badaro” – que según su decir – resultan cuestionables, de la no determinación de pautas de movilidad para el período 2007 – 03/2009, de la aplicación de la ley 26417 cuya inconstitucionalidad impetra, de la omisión de tratamiento del planteo de inconstitucionalidad del art. 25 de la ley 24241, del rechazo del planteo de inconstitucionalidad art.

2 de la ley 26222 y de la fecha a partir de la cual comienza a computarse la prescripción, su oponente lo hace de lo decidido sobre la cuestión de fondo por servicios prestados en relación de dependencia.

Corresponde a la Sala pronunciarse al respecto en la medida que resulta conducente para dilucidar la controversia de autos, de conformidad con lo dispuesto por los arts. 265, 266, 271 y 277 del CPCCN.

II. En aras a alinear la decisión sobre revisión del haber inicial de la prestación y su movilidad posterior con el criterio pretorianamente establecido por el Superior, este Tribunal viene haciendo remisión a las pautas establecidas por la C.S.J.N. en los precedentes “Elliff, Alberto José c/Anses s/reajustes varios” (11.8.09) y “Badaro, Adolfo Valentín (8.8.06 y 26.11.07). (Ver, en cuanto resulta pertinente, sentencias defininitivas 130.259 del 5.5.10,131.523 del 10.8.10, 132394 del 15.9.11, 137.428 del 12.8.11, 137.428 del 12.8.11, in re 56446/07 “Martínez, Juan Carlos c/ANSeS s/reajustes varios”,95365/09 “Taboada Enrique A. c/ANSeS s/reajustes varios”, 86029/09 “Tocchi Erminio Gustavo c/ANSeS s/reajustes varios” y 39165/08 “Matiacich Simón Albino Roberto c/ANSeS s/reajustes varios”, entre otras, respectivamente).

De acuerdo a ese temperamento, en casos análogos al presente la Sala ordenó ajustar las remuneraciones que sirven de base de cálculo de las prestaciones por el ISBIC hasta la fecha de adquisición del derecho (cfr.”Elliff”); y para la movilidad posterior mandó estar: a) del 1.1.02 al 31.12.06, a las variaciones anuales del Índice de Salarios, Nivel General elaborado por el I.N.D.E.C. (cfr. “Badaro”) ; b) del 1.1.07 al 28.2.09 a los aumentos de alcance general otorgados por la ley 26198 y decretos del P.E.; y c) desde el 1.3.09 en adelante a los incrementos dispuestos por la ley de movilidad 26.417.

En tanto lo resuelto se compadece con los lineamientos expresados, corresponde confirmar lo decidido.

III. No ha de prosperar el embate de la parte actora contra la validez de la movilidad aplicada en virtud de la ley 26417 a partir de su entrada en vigencia, habida cuenta que no demuestra fehacientemente el perjuicio sufrido por el empleo de esa mecánica de ajuste.

A mi juicio, no suple ese recaudo las argumentaciones dogmáticas vertidas en torno a los elementos de la fórmula de que se trata.

IV. El agravio por la inconstitucionalidad del art. 25 de la ley 24241 que excluye el cómputo del S.A.C. en la base de cálculo de la PC/PAP no ha de prosperar, toda vez que no se demuestra el perjuicio que ello produce siendo que, por otra parte, el beneficiario también percibe la P.A.C.

V. En otro orden de cosas, he dicho en casos análogos considero que asiste razón a la parte actora en su embate contra el porcentaje de 0,85% por año de servicios con aportes a computar para el cálculo de la P.A.P. previsto por el art. 30 de la ley 24241 (texto originario), que resulta manifiestamente exiguo e insuficiente para arribar a una prestación cuya cuantía refleje

adecuadamente el esfuerzo de aportación del trabajador durante su vida activa que satisfaga el mandato constitucional del art.14 bis tercera parte.

En este mismo orden de cosas, cabe señalar que no existe razón válida alguna que justifique la diferencia de trato brindada al desempeño de un trabajador por 30 años con anterioridad a julio de 1994, compensándolo con una P.C. equivalente al 45% de la base de cálculo (1,5% por año cfr. art. 24 de la ley 24241 t.o.), en tanto igual período de trabajo posterior a la entrada en vigencia del S.I.J.P. sólo sea retribuido con una P.A.P. equivalente al 25,5% de la misma base (0,85% cfr. art. 30 de la ley 24241 texto originario), a no ser que se considere suficiente a tal fin -lo que no resulta admisible- la marcada voluntad legislativa de favorecer la opción por el régimen de capitalización, en detrimento del carácter alimentario de la prestación y de su carácter sustitutivo.

Esta situación, vale recordar, fue corregida por el legislador a partir de la reforma introducida por el art. 2 de la ley 26222.

En igual sentido se pronunció esta Sala en casos análogos, como ser, por sentencia 125406/09 del 11.5.09 in re 13367/07 “Fernández Néstor Alfredo Ramón c/ANSES s/reajustes varios”.

VI. La prescripción aplicada por el fallo ha de ser confirmada por ajustada a derecho (cfr. Art. 82 ley 18037) y a las constancias de autos, toda vez que el pedido de revisión en relación a la nota presentada el 21.05.03 no contiene expresamente un reclamo de reajuste de haberes.

Resulta suficiente para la correcta solución de las cuestiones litigiosas sometidas a consideración de esta alzada lo hasta aquí expuesto, porque “los jueces no están obligados a seguir y decidir todas las alegaciones de las partes, sino sólo a tomar en cuenta lo que estiman pertinente para la correcta solución del litigio”, (cfr. “Tolosa, Juan C. c/Compañía Argentina de Televisión S.A.”, fallado el 30.4.74, pub. L.L.T. 155, pág. 750, nro. 385). Ello es así en el marco de la conocida doctrina en virtud de la cual se exime al juzgador de tratar todas las cuestiones expuestas por los litigantes y de analizar los argumentos que, a su juicio, no sean decisivos para decisión de la causa. (Fallos 272:225; 274:113; y causa “Wiater c/Ministerio de Economía”, L.L. 1998AA, pág. 281, entre otros).

Por lo expuesto, propongo: 1) declarar formalmente admisibles los recursos deducidos; 2) confirmar la sentencia en lo que decide y fue materia de agravios. Costas de alzada por su orden (arts. 68 segundo párrafo CPCCN. y 21 de ley 24463). Naf.

LOS DRES. MARTIN LACLAU Y JUAN CARLOS POCLAVA LAFUENTE DIJERON:

Adherimos a las conclusiones a que arriba el Dr. Néstor A. Fasciolo.

Por lo que resulta del acuerdo que antecede, el Tribunal RESUELVE: 1) declarar formalmente admisibles los recursos deducidos; 2) confirmar la sentencia en lo que decide y fue materia de agravios. Costas de alzada por su orden (arts. 68 segundo párrafo CPCCN. y 21 de ley 24463). Cópiese, regístrese, notifíquese, oportunamente cúmplase con la comunicación dispuesta por la CSJN en la Acordada 15/2013 (p. 4 y concord.) y remítase.

NESTOR A. FASCIOLO

JUEZ DE CAMARA

MARTIN LACLAU

JUEZ DE CAMARA

JUAN C. POCLAVA LAFUENTE

JUEZ DE CAMARA

Ante mi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s