fbpx

Los salarios de la discordia. Scioli confirmo que pagara el aumento a la policia bonaerense

Daniel Scioli 3El gobernador de Buenos Aires ratificó que la provincia abonará el incremento acordado en medio de las protestas policiales. Hubo una nueva manifestación de agentes en Entre Ríos. La situación en el Chaco y en Misiones.

Mientras en provincias como Entre Ríos, Chaco y Misiones las autoridades decidieron frenar los aumentos concedidos a las policías locales, al considerar que los incrementos se otorgaron bajo la presión de los acuartelamientos y los saqueos, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, ratificó que va a pagar el aumento a la policía. Así lo aseguró al manifestar que implementó la mejora salarial por decreto y no va a dar marcha atrás. En Entre Ríos hubo una nueva concentración de policías en la ciudad de Concordia, y en el Chaco y Misiones siguen los movimientos de los efectivos tras la negativa de las gobernaciones a pagar los incrementos concedidos el mes pasado.

Consultado sobre la decisión de esas provincias de desconocer los aumentos otorgados bajo presión de las huelgas policiales, en medio de hechos de vandalismo, Scioli rechazó tomar el mismo camino. El mandatario remarcó que la policía bonaerense “está trabajando” en la costa atlántica con el Operativo Sol así también como en el conurbano, de donde, dijo, “no se ha sacado un solo policía”.

Mientras tanto, en Concordia el sábado por la noche un grupo de efectivos policiales volvieron a hacer una asamblea en la plaza 25 de Mayo y convocaron para esta noche a otra manifestación. Con la medida, buscan juntar fuerzas para quebrarle la mano al gobernador Sergio Urribarri, que el jueves desconoció el aumento firmado el 9 de diciembre para reemplazarlo por uno más bajo. El mandatario ya pagó los sueldos policiales con un inicial de 6700 pesos –el convenio anulado preveía un salario inicial de 8500 pesos– y dejó en claro que cualquier otro aumento salarial dependerá de la paritaria que todos los años se hace en marzo con los trabajadores estatales. La decisión de Urribarri se basó en el análisis del procurador general del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, Jorge Amílcar García, quien consideró que el acuerdo de diciembre es “nulo e ilegítimo” porque fue “arrancado a la fuerza, de manera extorsiva y producto de la sedición”.

El vocero del grupo policial, Leandro Coutinho, en declaraciones a la prensa, puntualizó que decidieron “aguardar hasta el viernes o sábado de la semana que viene, a la espera de una instancia de diálogo con el gobierno”, para continuar con las medidas de fuerza.

Coutinho advirtió que están “analizando qué medidas tomar si el silencio del gobierno continúa, luego de haber incumplido el acta firmada” en diciembre pasado.

Además, indicó que la decisión de instalar una carpa frente a la Departamental de Policía de Concordia es, más que nada, “un acto simbólico” ya que, “por el momento, no habrá personas físicas todo el tiempo”.

En ese río revuelto, el ex gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti, hoy enrolado con el massismo, consideró que la situación en esa provincia “es complicada” y le reclamó a Urribarri que convoque “a todos los sectores” para resolver el conflicto. “El gobierno (provincial) tiene que hacer una convocatoria amplia a todos los sectores que algo podemos aportar”, reclamó Busti, que agregó que el Poder Ejecutivo nacional debería seguir el mismo camino, ya que “tendría que llamar los gobernadores” de las provincias que sellaron acuerdos salariales con sus policías en diciembre “para ver si pueden enfrentar el pago de los aumentos”.

Las provincias que como Buenos Aires confirmaron que pagarán los aumentos policiales son Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Río Negro, La Pampa y Corrientes.

En cuanto a Misiones, se espera que el gobernador, Maurice Closs, anuncie qué decisión tomará frente a los incrementos salariales otorgados a la policía provincial, después de haber dado marcha atrás con la tasa de 99 centavos a la producción de yerba mate que había creado para afrontar estos incrementos.

En tanto, en el Chaco, el gobierno avanza en las acciones judiciales contra los efectivos que participaron de las protestas que desembocaron en los violentos saqueos que dejaron un saldo de cinco muertos y decenas de heridos en la provincia. “En el Chaco son nulos los acuerdos. Cualquier acuerdo firmado bajo presión de armas es nulo, lo dice la Constitución”, justificó en su momento el gobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff.

fuente: http://www.pagina12.com.ar/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: