fbpx

Cristina recibió a la cúpula del Episcopado: «Fue un diálogo con mucha esperanza»

José María ArancedoTras ser recibido esta tarde en la Quinta de Olivos por la Jefa de Estado, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo, manifestó a los medios que el encuentro contó con “un diálogo con mucha esperanza» y además sostuvo que encontró a una Presidenta “con mucha disposición y muy entera”.

«Se habló de todo lo que pasaba en las provincias», destacó Arancedo, y mencionó que en el último documento dado a conocer por la Conferencia Episcopal «se dijo que la Policía no podía dejar huérfana a la ciudadanía. Esto no tiene que volver a pasar, si hay dificultades hay que dialogar».

En ese sentido, monseñor Arancedo afirmó que «a la Policía la necesitamos cumpliendo su tarea» y reiteró que “un largo conflicto policial no puede dejar huérfana a una Ciudad porque eso se contradice con el espíritu, la vocación y el profesionalismo de una fuerza de seguridad”.

Asimismo, el representante de la Iglesia Católica dijo que durante el encuentro se habló sobre la problemática del narcotráfico y, en ese sentido, consideró que “el nombramiento del padre Juan Carlos Molina en el Sedronar es una respuesta comprometida por parte del Gobierno para solucionar este flagelo social”.

«Se dijo que la Policía no podía dejar huérfana a la ciudadanía. Esto no tiene que volver a pasar, si hay dificultades hay que dialogar»,
monseñor José María Arancedo

Arancedo calificó de «cordial y respetuoso» el encuentro con la Presidenta, a quien le obsequiaron los últimos documentos editados del Papa Francisco, y precisó que estuvo enfocado «en la cooperación en orden al bien común de nuestra patria».

En la reunión, que se extendió por más de una hora, también participaron el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; monseñor Virgilio Bressanelli, vicepresidente 1° y obispo de Neuquén; monseñor Mario Antonio Cargnello, vicepresidente 2° y arzobispo de Salta; y monseñor Enrique Eguia Seguí, secretario general y obispo auxiliar de Buenos Aires.
Luego del encuentro con los miembros de la Conferencia Episcopal, Cristina Fernández de Kirchner recibió a la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, cuyo titular es Néstor Míguez.

Tras la audiencia, Míguez aseguró que los amotinamientos policiales «no pueden ser casuales o por efecto catarata» y analizó que «hay fuerzas ocultas de uno u otro signo político que están poniendo en jaque la convivencia pacífica».

También participaron de la reunión en Olivos el vicepresidente 2° de la Federación de Iglesias Evangélicas, Guillermo Prein; el secretario, Federico Schäfer, y la vocal, Mirta Teper.

Fuente: Télam

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: