fbpx

Los jóvenes piden honestidad, empleo y más seguridad

ExamenHonestidad, confianza, compromiso para revertir la pobreza y autocrítica. Ésos son los cuatro principales atributos que los jóvenes le reclaman a un legislador ideal. Y sostienen que los dos problemas más graves que afectan al país son la inseguridad y la falta de trabajo. Sin embargo, un 77% considera que sus opiniones no influyen en las decisiones de los gobernantes.

La información surge de una encuesta elaborada el mes pasado por Unicef, sobre 1100 jóvenes de todo el país de entre 16 y 18 años. De todos ellos, apenas dos de cada cinco votaron por primera vez en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) del 11 de agosto pasado.

Con la intención de conocer más en profundidad la manera de pensar de los nuevos votantes, algunas de las consultas apuntan al interés de los jóvenes en participar de la elección. El 56% de los encuestados destaca como algo «positivo» que los adolescentes tengan la oportunidad de votar.

Además, el 85% considera el voto la mejor herramienta para producir cambios positivos en la sociedad. Y toman como «un avance de la democracia» que ahora estén habilitados a sufragar.

Resulta curioso que un 32% de los encuestados no quieran darles su opinión a los gobernantes sobre los temas que les interesan. Es decir, prefieren tomar distancia y ni siquiera generar un vínculo de interacción. Mantenerse en silencio.

Pero entre los que sí quieren opinar se distinguen tres grupos: un 17% que siempre quiere opinar; un 20% que quiere hacerlo muchas veces, y un 28%, algunas veces. ¿Y sobre qué temas les interesaría opinar? Inseguridad, drogas, pobreza, falta de trabajo y salud sexual y reproductiva. Algunos de estos ítems son mencionados además como los problemas graves que afectan al país. Y en esta categoría también figuran la educación, la inflación, la corrupción, la salud y el acceso a la vivienda.

La gran mayoría de los jóvenes, por otro lado, reconoce las diferencias entre los partidos políticos. Un 19% cree que los partidos son todos iguales, pero un 72% distingue sus diferentes ofertas. El resto se abstiene de responder.

Un 48% de los hijos votan lo mismo que sus padres. Y el ámbito para la discusión política se genera con más frecuencia en las escuelas que en las familias. Un 62% dice que en su hogar no se habla de política, mientras que un 72% reconoce que en las escuelas se discute de política.

Facebook y Twitter

En tiempos de auge de las redes sociales, los adolescentes no son seguidores de los políticos en Facebook ni en Twitter.

En el primer caso, sólo un 13% reconoce haber puesto «me gusta» en el perfil de Facebook de algún político o partido político. Y apenas un 5% sigue a un político o a un partido en Twitter. Algunos de los consultados ni siquiera tenían abiertas cuentas personales.

Para informarse, la televisión es el medio preferido; en segundo lugar está Facebook, y en tercer lugar el «boca en boca». En cuarto y quinto lugar están los diarios en papel y las radios FM, respectivamente.

El cuestionario elaborado por Unicef estuvo compuesto por preguntas cerradas y abiertas, y duró aproximadamente unos 30 minutos. El error muestral es de +/-2,95% y el nivel de confianza es del 95%. De los 1100 encuestados, 547 encuestas se hicieron a hombres y 553 a mujeres..

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: