Proponen crear Oficina Pública de Alquileres para aliviar dificultades en el acceso a los alquileres

AlquilerCasaEl diputado porteño Rafael Gentili desarrolló las propuestas de su espacio político para mejorar la situación inmobiliaria en la Ciudad: proteger a los inquilinos y facilitar el acceso a la vivienda, entre las prioridades .

Los candidatos a Legisladores porteños de Izquierda Democrática (I+D), encabezados por Rafael Gentili, presentaron sus propuestas «Inquilinos protegidos + alquileres seguros».

Gentili, quien buscará renovar su banca el próximo domingo, desarrolló un proyecto llamado «Promoción de alquileres residenciales» que propone la intervención en el mercado de arrendamientos urbanos al tiempo que busca otorgar beneficios a los propietarios que se adhieran a este régimen a través de exenciones impositivas para que no deban destinar cantidades insostenibles de su ingreso familiar al alquiler de su vivienda.

Para ello se crea la Oficina Pública de Alquileres, que procederá a generar contratos de locaciones urbanas tipificados, donde consten cláusulas justas y razonables en la relación entre locadores y locatarios y prevé la aplicación de una Contribución Tributaria por Vivienda Ociosa y la incorporación como viviendas en alquiler a aquellos inmueble del dominio privado del Estado, no afectados a programas específicos y que se encuentren en condiciones de habitabilidad o sean pasibles de ser puestos en valor y dotados de funcionalidad residencial.

Además, como oposición «a la ciudad de los negocios y para reivindicar la ciudad de las personas y la participación popular como modo de construir la vida colectiva», también presentó el proyecto de Solidaridad Urbana (Expte. 1111-2013) cuyo objetivo es la creación de un sistema de compensaciones que genere recursos físicos y económicos para financiar la política de tierra y vivienda de la CABA, con el fin de garantizar una mayor equidad socio-territorial, y combatir la tendencia creciente en el mercado inmobiliario de promover la segregación socioeconómica.

Para ello, crea un sistema de compensaciones para que las construcciones de complejos habitacionales lujosos y suntuosos destinen un porcentaje de sus viviendas, tierra o su equivalente en dinero al Gobierno de la Ciudad para impulsar políticas públicas de vivienda.

«En 1960, los porteños éramos 3 millones. Hoy también. En 2002, había un 20% de inquilinos, hoy hay un 33%. Entonces, ¿para quién se construye en la Ciudad de Buenos Aires? La mitad de las obras son para viviendas de lujo y especulación inmobiliaria. Mientras, la casa propia se convirtió en un sueño imposible para la mayoría y los alquileres aumentan cada vez más», explicó Gentili.

«Hay que lograr el acceso a créditos hipotecarios acordes a los ingresos de la mayoría de la población. Actualmente, sólo 6 operaciones de cada 100 son con crédito hipotecario», agregó el legislador.

Entre las prioridades, de acuerdo al comunicado distribuido por el equipo de Gentilli, se destacaron propuestas para facilitar el acceso a la vivienda a los sectores medios mediante una Ley de Reforma de la Carta Orgánica del Banco Ciudad, para que se le otorgue un rol específico como Entidad Hipotecaria; la protección de la vivienda única; la creación de un Fondo para la Viviendadestinado a financiar las políticas públicas de vivienda;la promoción de la urbanización de las villas y asentamientos de nuestra Ciudad, garantizando la radicación definitiva de los mismos en el lugar en que se encuentran situados; el desarrollo de un plan de trabajo participativo con los vecinos del barrio Rodrigo Bueno para dotar al barrio de espacio público y equipamiento de calidad acorde al entorno; y fomentar el uso del Banco de Inmuebles del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), entre otros.

Fuente: http://www.iprofesional.com

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: