El Senado aprobó el presupuesto de la Nación por cómoda mayoría, 40 a 27, y ya es Ley

LeyesEl Frente para la Victoria convirtió en ley el Presupuesto 2014 por 40 votos afirmativos contra 27 en contra. El oficialismo contó con el apoyo de sus aliados de Nuevo Encuentro, Alianza Frente de Todos (Corrientes), el Movimiento Popular Neuquino, y el Frente Renovador de la Concordia de Misiones. Los votos en contra fueron de la UCR, el PJ disidente, el FAP y la Coalición Cívica.

La Cámara alta también convirtió en ley la prórroga hasta 2015 de la emergencia pública –que tiene un capítulo económico, laboral y sanitario– y los impuestos a los Créditos y Débitos (Cheque) y Cigarrillos, también por 40 a 27. En esta oportunidad, la oposición no insistió con sus pretensiones de votar la prórroga del impuesto al cheque por mayoría especial como sí hicieron en Diputados, ya que en esta Cámara el FpV todavía cuenta con una situación más holgada, que la hizo desistir de ese debate. Según el Poder Ejecutivo, el próximo año el crecimiento será del 6,2 por ciento, el gasto público se incrementará un 19 por ciento, el precio del dólar tendrá un promedio de 6,30 pesos y el aumento del índice de precios será del 9,9 por ciento (diciembre a diciembre).

“Las políticas adecuadas convierten a este Presupuesto 2014 en un verdadero programa de gobierno. Estamos consolidando políticas públicas que se desentienden de las políticas ortodoxas”, argumentó Aníbal Fernández al inicio del debate, que duró más de nueve horas.

Por fuera de la discusión de los datos macroeconómicos del Presupuesto 2014, la oposición centró sus críticas en el esquema de distribución de recursos por parte del gobierno nacional. El senador radical Luis Petcoff Naidenoff cuestionó a los gobernadores que “no dicen nada frente a la distribución discrecional de recursos”. “Hay muchos gobernadores, aplaudidores oficiales, que son simples espectadores de la decisión política del poder central”, manifestó el formoseño.

“No actuamos bajo ningún disciplinamiento. Actuamos por convicción, al igual que los gobernadores”, respondió Sandra Jiménez, del Frente Renovador de la Concordia (Misiones). Sobre su banca había un cartel en apoyo a la pronta recuperación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El senador Carlos Reutemann (PJ Santa Fe), al igual que varios de sus colegas, calificó al Gobierno de “unitario en lo fiscal y lo político”. La oposición está en contra de la distribución de recursos para financiar obra pública por parte del gobierno nacional, sino que en la mayoría de los casos reclaman que sus provincias reciban más fondos que el resto de las jurisdicciones, sin importar las inequidades sociales de cada una.

En este sentido, es común escuchar a los legisladores santafesinos, o cordobeses, por citar dos ejemplos, reclamar más recursos coparticipables por considerar que desde sus provincias surgen las divisas del comercio exterior de granos.

“Cuando los gobernadores inauguran caminos u otras obras de cualquier provincia, son censurados, no salen en ningún medio. Miren este ejemplo. Un mono se escapa del zoológico, y los medios están todo el día detrás del monito. Mientras tanto, los gobernadores siguen inaugurando obras y no salen en ningún lado. Esta es la realidad”, sostuvo el formoseño José Mayans, hasta que lo interrumpió Juan Carlos Marino (Alianza Frente Pampeano Cívico y Social-UCR), que estaba presidiendo la sesión.

“Esto ya parece un circo”, manifestó el radical, con la pretensión de acortar, en tiempo, el discurso de Mayans. De todas maneras, el formoseño continuó: “Tampoco nadie habla del Fondo Federal Solidario, que reciben todas las provincias y municipios. (Hermes) Binner dijo que no entendía bien cómo funcionaba, pero una vez que recibió la plata, se ve que le gustó. Estamos en un tiempo electoral, todo lo que vamos a escuchar de la oposición es que este presupuesto es ficticio. Pero la realidad es que nuestro país ha ido creciendo a pesar de la dura crisis internacional, que todavía persiste”.

Según el proyecto de gastos y recursos, el próximo año las provincias recibirán 221.257 millones de pesos en concepto de coparticipación, un 25,4 por ciento más que lo proyectado para este año. A su vez, las distintas jurisdicciones recibirán 13.455 millones de pesos como parte del Fondo Federal Solidario (FFS), que surge del 30 por ciento de la recaudación de las exportaciones de soja. Estos recursos deben ser destinados exclusivamente a financiar obra pública e infraestructura.

Por otro lado, el total de gastos de capital para las provincias –Inversión Real Directa, transferencias de capital e inversión financiera– asciende a 97.470 millones de pesos, un 37 por ciento más que lo presupuestado para este año.

“La lógica del amigo / enemigo. Esa es la matriz del federalismo del Gobierno. No sabemos por qué para una provincia va más plata y a otra menos. Nosotros creemos que en treinta años de democracia, hay que discutir un presupuesto más armónico y terminar con la discrecionalidad”, manifestó José Cano (Frente Acuerdo Cívico y Social-UCR).

En el cierre del debate, Fernández volvió a tomar la palabra. “En 2002 se invitó a las provincias a que acepten que el porcentaje de coparticipación se calcula sobre los fondos de la administración central. Si hacemos este cálculo, nos da que llega al 40 por ciento. Si comparamos la coparticipación con el PBI, en 2007 era el 7,4 por ciento, ahora está en los 8 puntos. No discutamos más la coparticipación. Por el Fondo Federal Solidario, entre 2009 y 2012 las provincias recibieron 35.000 millones de pesos”, retrucó el senador. Al cierre de su discurso, Fernández logró incluir en un debate presupuestario cierta poesía “ricotera”. “La oposición dice que todo está mal, cuestiona nuestras cifras basándose en cifras del FMI. ¿Desde cuándo el FMI acierta en algo? Me hacen acordar a una frase de los Redondos. La oposición es como un caníbal desdentado enseñando a masticar.”

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: