Negociaciones sobre e posible debate de los candidatos bonaerenses

Sergio_MassaEl debate sobre el debate: la campaña bonaerense se muerde su propia cola mientras los principales candidatos a diputados en ese distrito discuten si y cómo van a discutir sus propuestas en público antes de las elecciones del 27 de octubre. Todos dicen querer debatir, algunos presentan condiciones, ninguno se pone de acuerdo.

Como siempre, el que no quiere exponerse es el que va ganando: el martes a la tarde las negociaciones, que estaban avanzadas, se empantanaron cuando los representantes del Frente Renovador advirtieron que sólo aceptarían participar si cada candidato podía exponer sus propuestas pero sin abrir el juego a que se cruzaran entre ellos.

Ayer, el cabeza de lista del Frente para la Victoria, Martín Insaurralde, insistió con llevar a cabo la discusión; su rival, Sergio Massa, pateó la pelota afuera al exigirle al kirchnerismo que también debata en otros distritos (aunque su partido solo compite en territorio bonaerense). Desde los comandos de Margarita Stolbizer y Francisco de Narváez también apuntan contra el hombre de Tigre y, necesitados de votos, aseguran sotto voce que finalmente, de llevarse a cabo el debate, se sumarán sin condiciones.

“Que se debata en todo el país”, fue el reclamo de Massa, con el que intenta dilatar una definición respecto de si se prestará a discutir con los demás candidatos, luego de ser el más votado en las primarias. En una primera instancia, sus negociadores lograron imponerse en la discusión de dónde se podría realizar el encuentro: mientras que el kirchnerismo propiciaba hacerlo en una universidad pública y abrir la señal para que pudiese ser transmitido por cualquier canal, los renovadores no dieron el brazo a torcer en su postura de hacerlo en el canal de noticias TN.

El martes por la tarde se reunieron representantes de los cuatro candidatos con productores de esa señal para terminar de acordar los términos, algo que estaba encaminado hasta que los massistas pusieron una nueva cláusula sobre la mesa: que no hubiera cruces al aire, sino que cada candidato dispusiera de “un tiempo para hablar” sobre cada tema de la agenda electoral, sin interrupciones por parte de sus rivales. Esa cláusula fue resistida por el Frente para la Victoria, llevando las discusiones a punto muerto desde entonces.

Ayer, Massa buscó desviar el eje de esa discusión: “Nosotros queremos que haya debate en todos lados, no solamente que debatan en la provincia y en Capital aquellos que van perdiendo, sino que los que van ganando también debatan”, pidió, a pesar de que el Frente Renovador que encabeza sólo presenta candidatos en la provincia de Buenos Aires. “En la medida en que los candidatos de todos los partidos debatan en todo el país, debatiré”, zanjó el asunto el intendente de Tigre.

En respuesta, Insaurralde replicó volviendo a traer el foco al territorio bonaerense: “Sería sano y maduro que podamos presentar para qué queremos ser legisladores, cuáles son cada una de nuestras pretensiones como candidatos y qué iniciativas vamos a llevar a la Cámara para mejorar la calidad de vida de los bonaerenses”. Desde su entorno le confirmaron a Página/12 que el jefe comunal de Lomas de Zamora está dispuesto a realizar el debate en un canal privado y no en una universidad, siempre y cuando “sea un debate en serio, con repreguntas entre los candidatos, y no una mímica”.

Desde el Frente Progresista Cívico y Social, que terminó en tercer lugar en las primarias abiertas de agosto, salieron a criticar a Massa por proponer un “falso debate”. El vocero fue el diputado nacional y responsable de la campaña, Gerardo Milman, quien se quejó de que el hombre del Frente Renovador “se muestra temeroso de que algún otro u otra candidata interfieran en su monólogo”, aunque aclaró que la cabeza de la lista, Margarita Stolbizer, participará de “cualquier propuesta” a la que se arribe. “Participaremos de cuanto debate de ideas y proyectos se lleve a cabo. Lo importante no son los candidatos, sino que la ciudadanía tenga la oportunidad de mayor calidad institucional”, dijo.

Referentes del comando de campaña de Francisco de Narváez, consultados por este diario, coincidieron en las críticas a Massa, pero también aceptaron que, llegado el caso, se sumarán a cualquier debate que se decida, sin condiciones.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: