fbpx

Con apuro oficial, avanza en Diputados el proyecto de presupuesto para 2014

FelettiSólo cinco días después de que la Presidenta envió la iniciativa al Congreso, el oficialismo en la Cámara de Diputados logró ayer emitir un dictamen favorable al proyecto de ley de presupuesto 2014, propuesta que se tratará en el recinto el miércoles próximo.

El apuro del kirchnerismo, que procura aprobar un paquete de leyes económicas antes de las elecciones del 27 de octubre, radica en la fuga de legisladores que viene sufriendo el Frente para la Victoria, situación que podría acentuarse si el oficialismo repitiera la derrota que obtuvo en las primarias del 11 de agosto pasado.

Además de la iniciativa que proyecta los ingresos y gastos del Estado para el año próximo, la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja emitió dictamen favorable para la prórroga de la ley emergencia económica, una herramienta que le delega al Poder Ejecutivo facultades extraordinarias en materia cambiaria, bancaria y financiera, como también a la hora de renegociar contratos de servicios públicos.

El tercer componente del paquete económico que avanzó ayer en Diputados consiste en la prórroga hasta diciembre de 2015 de una serie de impuestos que vencen a fin de año, entre ellos la tasa a los débitos y créditos bancarios, más conocida como el impuesto al cheque; el régimen de monotributo y el adicional sobre el precio de los cigarrillos. Todas estas iniciativas le garantizarían una recaudación de 55.000 millones de pesos anuales.

El oficialismo logró emitir dictámenes pese al rechazo de la oposición, que no acompañó ninguno de los proyectos del Poder Ejecutivo. De todos modos, el kirchnerismo cuenta con los votos necesarios para aprobar el paquete el miércoles, a partir del respaldo de un puñado de aliados circunstanciales, según afirman en el bloque.

«Tenemos una política económica consistente, que usa la presión tributaria y el gasto público como herramientas de redistribución del ingreso. En ningún año, desde 2004, pudieron decir que hubo un impuestazo, un ajuste, y en este presupuesto tampoco. Me parece injusto», dijo sobre el final de la reunión el kirchnerista Roberto Feletti, presidente de la Comisión de Presupuesto, ante las críticas opositoras.

El proyecto del Gobierno estima, entre sus supuestos macroeconómicos, un crecimiento de la economía en un 6,2%, un dólar promedio de 6,33 pesos y una inflación del orden del 10,4%.

A contramano de los argumentos del oficialismo, la oposición en su conjunto cuestionó el proyecto de presupuesto, en especial, en lo referido a los supuestos macroeconómicos. Todos los bloques coincidieron también en criticar la premura que le imprimió el kirchnerismo al tratamiento del paquete económico.

Prueba de fuego

Por las posturas que se anticiparon en la comisión, la prueba de fuego para el oficialismo será la aprobación de la ley de emergencia económica, la iniciativa que genera una resistencia más cerrada en la oposición.

En el otro extremo, la prórroga de impuestos podría recibir el respaldo de un sector de la oposición, pese a que varios bloques proponen que se coparticipe con las provincias la totalidad del impuesto al cheque. En la discusión del presupuesto, el oficialismo contaría con el visto bueno de algunas bancadas que no están dispuestas a regalarle al Gobierno un escenario para victimizarse. Ésa, por ejemplo, es la postura del Frente Renovador, de Sergio Massa.

«Desde 2004, el tiempo de discusión promedio, entre que el proyecto ingresó en la cámara y se debatió en el recinto, fue de 48 días, y este año sólo tuvimos 5», se quejó Alfonso Prat-Gay, presidente de la bancada de la Coalición Cívica, en una línea discursiva que repitió el resto de la oposición. En cuanto a la letra del proyecto de presupuesto, Prat-Gay denunció que la iniciativa escondía una subestimación de gastos o un fuerte ajuste fiscal. «De un superávit equilibrado en 2013 pasamos a un ahorro fiscal de 83.000. No hemos visto nunca un ajuste de semejante magnitud», sostuvo, en la misma línea que Claudio Lozano, jefe de Unidad Popular. Este bloque propone usar el dinero del cupón PBI para implementar un plan de desarrollo.

El radical Enrique Vaquié (Mendoza) se quejó de que el Poder Ejecutivo no había entregado las planillas de distribución geográfica del gasto, por lo que era imposible analizar a fondo el presupuesto.

La UCR, por un lado; el Partido Socialista, el Frente Cívico de Córdoba y el GEN, por otro, presentarán dictámenes de minoría con cambios en el presupuesto, lo mismo que Pro y el Frente Peronista.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: