fbpx

El kirchnerismo apura los trámites para aprobar las leyes económicas

Daniel Scioli 3El oficialismo en la Cámara de Diputados apura su marcha para aprobar, antes de fin de mes, el paquete de leyes económicas que le reclama el Gobierno, compuesto por los proyectos de presupuesto 2014 y de prórroga de la emergencia económica y de distintos impuestos que vencen en diciembre próximo. La oposición ya anticipó su rechazo.

Los diputados kirchneristas temen que su ahora frágil mayoría se desvanezca después de las elecciones legislativas de octubre, en las que el Gobierno podría caer derrotado. Por esa razón quieren aprobar el paquete económico -que fue girado al Congreso hace apenas cinco días- en tiempo récord: hoy prevén aprobar los dictámenes correspondientes en la Comisión de Presupuesto y, el miércoles próximo, debatirlos en el recinto. Después será el turno del Senado, con mayoría más sólida.

Para comenzar a ejecutar este plan, el oficialismo deberá conseguir quórum (129 legisladores) en Diputados. No será tarea fácil, aunque tampoco imposible si se garantiza el apoyo de sus tradicionales aliados. La oposición, indignada por el trámite exprés que el Gobierno quiere imprimirle al debate, no le facilitará las cosas. Además, rechazará las iniciativas por considerarlas poco serias e irreales.

El proyecto de ley de presupuesto 2014 del Gobierno estima, entre sus supuestos macroeconómicos, un crecimiento de la economía en un 6,2%, un dólar promedio de 6,33 pesos y una inflación del orden del 10,4%. En tanto, el proyecto de emergencia económica propone delegarle al Poder Ejecutivo facultades extraordinarias en materia cambiaria, bancaria y financiera, como también a la hora de renegociar contratos de servicios públicos. A juicio de la oposición, esta cesión de facultades vulnera la división de poderes.

Asimismo, el Gobierno pretende prorrogar, por otros dos años, el impuesto que grava los débitos y créditos bancarios; el adicional de emergencia sobre el precio de venta de los cigarrillos y el de la contribución especial sobre el capital de las cooperativas. Todas estas iniciativas le garantizarían una recaudación de 55.000 millones de pesos anuales.

«El presupuesto del Gobierno niega la inflación y habla de una expectativa de crecimiento que no tiene correlato con la situación de los hidrocarburos en la Argentina», criticó ayer el candidato a diputado e intendente de Tigre, Sergio Massa, lo que anticiparía el rechazo del bloque de diputados del Frente Renovador.

También su rival en Buenos Aires, Margarita Stolbizer (Frente Cívico y Social), sostuvo que el presupuesto «vuelve a ser una mentira dibujada». «Quieren apurar el trámite porque el barco se empieza a hundir y ya hay muchos que buscan un salvavidas para saltar», ironizó la diputada. Por su parte, Francisco De Narváez cuestionó la pauta inflacionaria del Gobierno. «Todos desearíamos que la inflación fuera del 10,4%, pero realmente es de más del 25%», advirtió.

El radicalismo insistió en que funcionarios del Gobierno den explicaciones sobre aspectos puntuales del proyecto en la Comisión de Presupuesto. «Estamos ante un dibujo presupuestario que no atiende las necesidades de las economías regionales, las carencias sociales e infraestructurales del interior del país, la realización del inventario nacional de glaciares, un presupuesto mínimo para actividades de defensa, ni condiciones salariales para el personal de las Fuerzas Armadas y de seguridad», enfatizó el diputado Julio Martínez (UCR).

En tanto, el jefe de bloque de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, criticó que se haya congelado el gasto en seguridad. «Es alarmante, porque es uno de los reclamos más extendidos de la gente», dijo.

La oposición también cuestionó la prórroga de la emergencia económica. «Es increíble cómo el oficialismo se atreve a pedir por sexta vez la prórroga de la emergencia económica y, al mismo tiempo, insistir y repetir hasta el cansancio aquello de «la década ganada»», ironizó Ricardo Alfonsín.

«Cuando termine el mandato de la Presidenta, el país habrá estado 14 años en crisis», advirtió la senadora Sonia Escudero (PJ-Salta).

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: