Necesidad de digitalización de expedientes paralela al soporte papel. Propuestas constructivas para evitar disvaliosas situaciones que atentan contra la correcta gestión judicial

DigitalizarPor Martín Sheridan (*)

«La historia no es mecánica porque los hombres son libres para transformarla.» Ernesto Sábato

I. Asbesto en archivo del fuero comercial sito en Callao 635

El asbesto es un producto cancerígeno y la exposición a él podría causar también asbestosis, una enfermedad progresiva y debilitante en los pulmones (1).

Se preguntará el lector qué tiene que ver el asbesto con el derecho y su instrumentación; lamentablemente, mucho últimamente en el fuero comercial capitalino, concretamente en el edificio sito en Callao 635, ya que la situación actual genera que el producto químico referido ut supra se haya convertido en un enemigo de principios procesales como la celeridad, que alimenta axiológicamente el valor justicia.

Ello así debido a que el 4 de diciembre de 2012 el presidente de la Excma. Cámara Comercial dispuso la clausura preventiva del subsuelo de ese edificio, como consecuencia de una inspección realizada por el Departamento de Inspección y Programas Preventivos de la SRT que determinó la falta de condiciones de higiene y seguridad, en tanto que las cañerías de la caldera se encuentran recubiertas por «asbesto» en gran estado de deterioro (Acta de Prevención 44.907 del 3/12/2012).

En dicho lugar se encuentran los expedientes paralizados, la documentación original y los cuerpos anteriores de causas en trámite (2).

II. ¿Problema u oportunidad para neutralizar inconvenientes prácticos?

Desde ya considero acertada la prevención para evitar problemas de salud de los recursos humanos que trabajan en la justicia, cumpliendo la Cámara Comercial con lo normado en los arts. 33 y 75, inc. 12, de la Constitución Nacional (este último reenvía entre otros al art. 12, punto 2, inc. c, del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales).

Ahora bien, esta circunstancia que podría generar la virtual paralización en la sustanciación de expedientes que necesiten ser colocados en letra, o primeros cuerpos para proveimiento de cuerpos posteriores, o recupero de documentación original que un ciudadano litigante necesite reutilizar en otro ámbito, debería servir como oportunidad para neutralizar inconvenientes prácticos actuales y futuros, no solo en el fuero donde se generó esta lamentable circunstancia, sino en todos, tanto en la justicia nacional como en el fuero federal y la justicia ordinaria de todas las provincias (3).

¿Cómo? Hasta que lleguemos al añorado expediente digital, copiando mediante escáneres portátiles, y/o fotografías extraídas con cámaras digitales, y/o teléfonos celulares y/o cualquier otra herramienta tecnológica que sirva para este objetivo, todas las causas cuyos primeros cuerpos deban archivarse en espacio físico diferente por falta de espacio en letra, (4) y/o paralizarse y/o archivarse, con la metodología que ut infra (apartado IV) se propondrá.

III. Paralelismos con el fuero de la seguridad social de Capital y el Juzgado de Paz de Colón

La coyuntura descripta en el punto I se da con un matiz diferente en el fuero de la seguridad social de la Capital Federal, ya que corre riesgo la salud de los empleados judiciales, justiciables y abogados, pero no por asbesto, sino por peligro de derrumbe (5).

Obviamente el caso objeto del presente sería caso fortuito o fuerza mayor, mientras que en el descripto en este punto, desde mi punto de vista, habría una relación de causalidad entre la actitud de la Anses, por no respetar el «leading case» de la CSJN “Badaro”, (6) apelando e interponiendo recursos extraordinarios, como metodología para dilatar el trámite judicial lo más que se pueda, con consecuencias muy disvaliosas para un sector vulnerable de la sociedad, y últimamente además la Anses está más preocupada por desprestigiar abogados y por ocuparse de asuntos extraprevisionales que por solucionar esta problemática (7).

Ojalá se resuelva legislativamente como podría haberse solucionado tal vez si no fuera por el veto presidencial en 2010 (8).

Pero para que el árbol no tape el bosque de lo que quiero plantear en este artículo, cito también a modo ejemplificativo de la realidad judicial el caso de un juzgado de paz de la provincia de Buenos Aires, en una escala chica de una ciudad de 25.000 habitantes. Allí (por lo que personal le ha informado a la Asociación de Abogados y Procuradores local), ha requerido al presidente de la SCBA, Héctor NEGRI, quien los visitó el 27/6/2013, la posibilidad del alquiler de un inmueble para colocar expedientes de archivo porque la capacidad del actual está sobrepasada (9).

Entonces, ¿cómo hacemos para transformar la realidad en beneficio del mejoramiento continuo del servicio de justicia, instrumentando la propuesta adelantada en el punto II in fine?

IV. Propuestas constructivas y viables

La propuesta adelantada en el punto II in fine que, en síntesis, implica la digitalización de los expedientes que pasen al archivo, y/o paralización y/o cuerpos anteriores al último que esté en letra, puede materializarse primaria y gradualmente con la distribución equitativa y rotativa de trabajo entre el/los empleado/s judicial/es que el/la líder de cada organización, juzgado, o cámara, o superior tribunal de provincia o Corte Suprema de Justicia de la Nación determine, capacitado en la utilización de escáneres portátiles, o máquinas de fotos digitales, teléfonos celulares o cualquier otra herramienta tecnológica afín.

Pero seguramente se generará un obstáculo natural, como lo sería en este escenario, de que se perjudique la tarea judicial sumando cúmulo de trabajo, razón por la cual la fase segunda de esta propuesta debería ser la convocatoria a todos los colegios de abogados de la República Argentina para que en cada jurisdicción convoquen voluntarios dispuestos a donar alguna hora de su semana para hacer la misma tarea, como auxiliares de la justicia, auditados por personal judicial que haya realizado la tarea en la etapa primaria.

Seguramente, dada nuestra idiosincrasia, (10) habrá quienes piensen que la solución propuesta es utópica, pero con concientización y un trabajo de corto, mediano y largo plazo estoy convencido que viable, y podrían generarse las siguientes soluciones que implicarían un círculo virtuoso:

a. Hacer honor a la consigna del maestro uruguayo Eduardo COUTURE «En el proceso, el tiempo, es más que oro, es justicia», (11) para evitar situaciones como el problema de asbesto que generó paralización ad hoc de sustanciación de expedientes, reconstrucciones que requieran abogados, etc.

b. Optimizar espacios físicos que generarán mejor orden para búsqueda de expedientes, comodidad de empleados judiciales, justiciables y operadores del derecho, abogados.

c. Ahorro económico que el Poder Judicial podría reorientar en otras necesidades que siempre hay en la administración de la escasez (12) al tener que evitar alquilar nuevos inmuebles para depositar expedientes.

d. En vez de destrucciones de expedientes, previas certificaciones del material escaneado, por si hubiere que reconstruirlos en el futuro, se disponga la utilización de las miles de toneladas de papel para reciclado, sea para reutilización judicial y/o donación a entidades de bien público intachables como la Fundación Garrahan (13).

e. Íntimamente vinculado al punto anterior, contribución a la preservación del medio ambiente prevista en el art. 41 de nuestra Carta Magna, y descripta judicialmente por la Acordada 3399/08 de la SCBA (14).

f. Evitarse situaciones como la acaecida con la inundación del 2 de abril del corriente año en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que perjudicó al famoso especialista en nutrición Dr. Alberto Cormillot por destruirle miles de historias clínicas (15).

———-

(1) Cfr. http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=66356.

(2) A modo de ejemplo, puede consultarse en http://www.cncom.gov.ar con los datos Juzgado: 16, Secretaría: 31, “Banco del Buen Ayre S. A. c/ Ochoa Celso Roberto s/ ejecutivo”, Causa 37.564, proveído que describe situación.

(3) Para evitar problemas como el que se grafica en el expediente que se sustancia en el Juzgado de Paz de Colón, provincia de Buenos Aires, en la causa caratulada “De Angelis Carmen Rosa c/ Carrion Rufina y ot. s/ usucapión”, Expte. 21.788, se proveyó «Colón Bs. As. 9 de octubre de 2009. Atento lo manifestado por la interesada, que refiere el exhorto que antecede se habría extraviado en el Juzgado y que necesita la información para continuar la causa, a efectos de brindar una solución a dicho inconveniente y previo comunicarme con el Juzgado Civil y Comercial Nº 2 y con el archivo departamental ordeno se libre oficio al Archivo General Departamental para que informe: 1) si se encuentra archivada la causa caratulada “Tealdi Lino Arturo y Carrion de Tealdi Eusebia s/ sucesión ab intestato” expte nro 11858 que tramita por ante el Juzgado Civil y Comercial nro 2 de ese Departamento Judicial, en caso afirmativo acompañe copia simple de escrito de inicio, declaratoria y presentación de herederos. 2) si por cualquier motivo no pudiera cumplirse con la medida anterior, se remita copia simple de la declaratoria de herederos registrada en el año 1979 a fs. 712 causa 11858, haciendo saber que el informe que se requiere en el punto 1 sería de mayor utilidad que lo peticionado en este punto dos. Líbrese oficio por Secretaria y entréguese al interesado para su diligenciamiento. Dr. Roberto C. BALLERINI juez».

(4) Verbigracia, la quiebra de San Sebastián S. A., expte. 038721 radicada en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial 22 Secretaría 43, que tenía al momento de ser compulsada por mí para elaborar un dictamen a consultantes 114 cuerpos.

(5) Entre tantos artículos que tratan el tema puede verse: http://www.cij.gov.ar/imprimir.html?nid=5327.

(6) V., entre otros, http://www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/12/08/2012/c8c069.html.

(7) Cfr. http://www.colabro.org.ar/page/noticias/id/1367/title/Carteles-en-la-Ans%C3%A9s-que-descalifican-a-los-abogados.

(8) Cfr. http://www.perfil.com/contenidos/2010/10/14/noticia_0033.html.

(9) «Harina de otro costal» es que considero que la provincia más importante de Argentina y que más PBI produce para la República, por problemáticas históricas como coparticipación, o por falta de decisión política, alquila la mayoría de sus inmuebles en vez de tener los propios, con lo cual en Juzgados de Paz como el de Colón, cada determinada cantidad de años deben hacer mudanzas acarreando miles de expedientes, con los riesgos de extravío que ello implica.

(10) Que hace que la mayoría de los matriculados a los colegios de abogados -que conozco- no se acerquen a participar en institutos, consultorios gratuitos, a elaborar propuestas por escrito para que las analice el Consejo Directivo, etc. En definitiva, falta más compromiso y participación para mejorar la democracia desde este ámbito, no solo la demanda, que no es otra cosa que nada anómalo a lo que ocurre en nuestro país, por ejemplo, en los consorcios de propiedad horizontal cuando muchos condóminos no van a las reuniones y luego se quejan del aumento de expensas.

(11) Citado en la resolución del 29/5/2009 del Juzgado de Paz de Colón caratulada “Peluso Luis c/ PAMI s/ amparo”, Causa 26.332.

(12) http://www.26noticias.com.ar/la-corte-bonaerense-le-pide-plata-a-sicioli-debido-a-su-critica-situacion-financiera-143108.html.

(13) Cuyas loables actividades pueden verse en http://www.fundaciongarrahan.org.ar/index.php/accordion-a, ? http://www.vaporlospibes.com.ar/reciclado-de-papel ? o, si se resolviera donar a otra organización puede analizarse, en http://www.dondereciclo.org.ar.

(14) Transcribo parte de la misma «IV. Que resulta necesario avanzar en la implementación de estos modernos sistemas de comunicación procesal, en el entendimiento de que los mismos tendrán directa repercusión en la eficiencia del servicio de justicia, reduciendo los tiempos del proceso (arts. 15, Const. Pcial.; 18 Const. Nac.; 8 Conv. Americana de Derechos Humanos) y procurando una paulatina reducción en la utilización del soporte papel en los expedientes judiciales (conf. aspiración de “progresiva despapelización” reconocida con carácter general por el art. 48 de la Ley 25.506, a la que la Provincia prestara adhesión por Ley 13.666, y en la que por otra parte se encuentra interesada la protección del medio ambiente -conf. arts. 41, Const. Nac., 28, Const. Pcial.)».

(15) El artículo que lo informa, “Esto me sacó las ganas de bailar que no me sacó el cáncer”, se encuentra en el periódico Lazos de la Red Mayor, 120 (junio de 2013), p. 12.

(*) Abogado. Mediador. Vocal del Consejo Directivo del Colegio de Abogados de Pergamino. Miembro de la Asociación de Abogados de Colón, Buenos Aires.

  1. Antonio Daniel Petruzela 4 septiembre 2013 de 3:53 PM

    Si biene es factible la digitalización de expedientes, no veo razonable la donación de una hora diaria para hacer la tarea. Ya bastante perdemos tiempo para hacer la tarea diaria, como para subvenir a lo que es obligación de los supremos provinciales o nacionales (a nivel Cámaras).
    Supremos que son los causantes de la situación por Ud. descripta, donde los inmuebles de los tribunales provinciales son en su mayoría alquilados; me parece de terror la situación, cuando sabemos que los fondos existen o, dado vuelta el argumento, ya se pagaron de alquiler en estos años valores equivalentes a la titularidad de muchos inmuebles. Parecen no entender que la compra o construcción de un inmueble es una inversión, no un gasto; es más, es un servicio público, y de los más primordiales, la Justicia.
    Pero como también sabemos que la demora o la desidia en la justicia es FALTA DE JUSTICIA, no nos extraña que el poder judicial, normalmente amigo del Poder (Martín Fierro dixit) mantenga en ese estado las instalaciones donde, además de expedientes, hay seres humanos.
    Sostengo desde hace tiempo que la falta de condiciones de higiene y seguridad laborales son constitutivas de dolo eventual ante cualquier enfermedad o accidente. A esta altura del partido, y menos un Juez, nadie puede sostener que no sabe para qué existen las normas de higiene y seguridad, por lo que la representación del daño es de perogrullo.
    Entonces, no hay que inventar nada, simplemente que cada juez haga la tarea que le corresponda y mantenga las instalaciones de su Juzgado en la forma de ley, tanto para las personas que en él trabajan, como para los expedientes, que espacio en la República hay de sobra; mirá que es ancha, la pampa, hermano!
    Por último, la digitalización será un hecho, más tarde o más temprano, pero que nunca se olviden del papel, de lo escrito, que a cualquiera le puede pasar lo mismo que al periódico The Guardian, donde los esbirros ingleses del gran hermano le destruyeron varios HD con información. Y eso acá, en Argentina, siempre puede pasar, formalmente o no formalmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s