Empresa de Medicina Prepaga debe cubrir integralmente el tratamiento de fertilización in vitro

codigoPenalPartes: W. R. E. y otro c/ Medifé Asociación Civil s/ sumarísimo

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal

Sala/Juzgado: I

Fecha: 16-abr-2013

Cita: MJ-JU-M-80243-AR | MJJ80243 | MJJ80243

Se condena a la empresa de medicina prepaga suministrar la cobertura integral del tratamiento de fertilización in vitro

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia apelada y hacer lugar a la demanda contra la empresa de medicina prepaga, condenándola a suministrarles a los accionantes la cobertura integral del tratamiento de fertilización in vitro, hasta un máximo de dos intentos en el instituto elegido, toda vez que a partir de la sanción de la ley 14208 de la Provincia de Buenos Aires se ha incorporado dentro de las prestaciones de las obras sociales y entidades de medicina prepaga la cobertura médico asistencial de las técnicas de fertilización reconocidas por la OMS.

2.-Corresponde confirmar la distribución de costas en el orden causado, teniendo en cuenta la novedad y complejidad de la materia involucrada, la existencia de jurisprudencia divergente, y que la cuestión se ha resuelto por la aplicación de una ley cuyo alcance ha sido definido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación con posterioridad a la iniciación de la demanda.

Fallo:

Buenos Aires, 16 de abril de 2013.

Y VISTOS:

El recurso de apelación interpuesto y fundado a fs. 172/174 por la actora -cuyo traslado fue contestado a fs. 181/182- y el recurso deducido a fs. 166 y fundado a fs. 176/179 por la demandada —replicado por la actora a fs. 184/190- contra la resolución dictada a fs. 162/165, y

CONSIDERANDO:

1. El señor juez hizo lugar a la demanda interpuesta por el Sr. R.E.W. y la Sra. R.I.B. contra Medifé Asociación Civil y la condenó a suministrarles la cobertura integral del tratamiento de fertilización in vitro hasta un máximo de dos intentos en el instituto elegido. Las costas fueron distribuidas en el orden causado.

Para así resolver, consideró aplicable la ley 14.208 de la Provincia de Buenos Aires que incorpora dentro de las prestaciones de las obras sociales y entidades de medicina prepaga con actuación en el ámbito de esa provincia, la cobertura integral de las prácticas médicas a través de las técnicas de fertilización homóloga reconocidas por la OMS. En ese entendimiento, ponderó que la Sra. R.I.B. cumplía las condiciones relativas a la edad para acceder al tratamiento cuya cobertura se pretende establecidas en la ley y en su reglamentación al momento de formular el reclamo extrajudicial y de interponer la demanda.

2. Esta esa decisión fue apelada por ambas partes.

Los actores circunscriben su disenso a la distribución de costas.

La demandada -en lo sustancial- argumenta que la ley 14.208 de la Provincia de Buenos Aires no le es aplicable y señala que esta cuestión no ha sido tratada en la resolución apelada.

En esa dirección invoca los límites del PMO que no contempla la cobertura del tratamiento reclamado.

Aduce que dada la edad de la Sra.B., existe casi una certeza de que un nuevo tratamiento resultará un intento fallido puesto que la posibilidad de embarazos se reduce a partir de los 40 años que contempla la reglamentación de la ley 14.208. También enumera los riesgos que se derivan de las fertilizaciones in vitro.

Por último, alega que el centro GENS no es su prestador y, en subsidio, solicita que la cobertura sea llevada a cabo en los centros ofrecidos por su parte.

3. En primer lugar, es del caso precisar que la afiliación de los accionantes, el diagnóstico médico y la pertinencia de la fertilización in vitro (cfr. certificados médicos de fs. 148 y 156) no están controvertidos.

Sobre el punto, no se puede soslayar que los reparos generales de la demandada relativos a las implicancias médicas del uso de estas técnicas han sido formulados por su letrado apoderado y carecen de sustento probatorio, lo que los torna inconducentes frente a las concretas prescripciones médicas obrantes en autos (cfr. esta Sala, doctr. causas 2111/06 del 29-6-06, 5295/07 del 3-7-07 y 2878/10 del 27-5-10).

4. Seguidamente, cabe señalar que a partir del dictado de la ley 14.208 de la Provincia de Buenos Aires -promulgada por el decreto 2738/10, B.O. 26.507 del 3 y 4 de enero de 2011- el Tribunal ha resuelto casos análogos por su aplicación (cfr.causas 9437/08 del 24-5-11, 9379/09 del 30-8-11 y 5294/11 del 21-6-12; Sala II, causa 11.482/09 del 24-8-11).

En el mismo sentido se ha pronunciado la Corte Suprema de Justicia de la Nación al declarar abstracta la cuestión relativa a la determinación de si la inexistencia de normativa específica que ponga en cabeza de una obra social la cobertura de la terapia de fertilización asistida exime o no a esa entidad de hacerse cargo de este tipo de prestaciones, a partir de la sanción de la ley 14.208 de la Provincia de Buenos Aires que regula la cobertura médico asistencial de dichas técnicas reconocidas por la OMS (art. 1°), cuando dicha ley resulta aplicable a la situación planteada en autos en tanto los actores viven en jurisdicción de aquella provincia y la actividad de la demandada también se desarrolla en esa circunscripción (cfr. el dictamen de la Procuración General, al que remitió la Corte Suprema, in re “Crova, María Gabriela y otro c/ Organización de Servicios Directos Empres. -O.S.D.E.- s/ sumarísimo (art. 311, inc. 2 CPCCN)”, del 13-3-2012 y lo decidido en las causas J. 19. XLVI y A. 690. XLVII. de la misma fecha con remisión a la primera, en las que intervino en virtud de los recursos extraordinarios deducidos contra las sentencias de la Sala, doctrina reiterada en C.1219. XLVI. y T. 357. XLVI. ambas del 4-9-12, entre otras).

En consecuencia, la cuestión relativa a la aplicabilidad de la ley 14.208 de la Provincia de Buenos Aires a las obras sociales y entidades de medicina prepaga con actuación en el ámbito de dicha provincia -aspecto admitido por la accionada- ha quedado zanjada a partir de lo resuelto por el Alto Tribunal, por lo que la demandada debe ajustarse a sus disposiciones.

5.Ello sentado, se debe señalar que la verificación de los extremos fácticos requeridos en la ley y en su reglamentación está fuera del debate en esta instancia. Adviértase que la demandada no ha impugnado la decisión de examinar la materia relativa a la edad de la mujer que prevé el decreto 2980/10 -modificado por el decreto 564/11, B.O. 8-6-11, que reglamentó los arts. 5° y 6° de la ley 14.208- a la luz de los principios sentados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en materia de derechos adquiridos adoptada por el a quo con remisión a la doctrina de la Sala en la causa 9431/08 del 24-5-11.

En tales condiciones, los argumentos relacionados con las disposiciones del PMO a fin de sustentar su falta de obligación legal resultan, en el caso, irrelevantes.

5. En cuanto al prestador que debe llevar a cabo el tratamiento, el señor juez fundó su decisión en que resulta ser quien atiende a los accionantes desde tiempo atrás -por lo menos desde 2009, de conformidad con las constancias de fs. 149/158 que dan cuenta de la realización de dos tratamientos de fertilización in vitro en 2009 y 2010- ante la negativa de la obra social, aspecto que no ha sido debidamente controvertido.

En efecto, por un lado a lo largo del proceso la accionada no ha propuesto concretamente prestadores alternativos y, por otro, en el memorial se limita a reiterar los términos de la contestación de demanda aduciendo que el tratamiento debería realizarse en el lugar que ofrezca (cfr. fs. 90 y fs. 179, punto 6), sin indicar con alguna precisión el gravamen que le genera este punto de la resolución.

Consecuentemente, este agravio debe declarase desierto (art. 266 del Código Procesal).

6. Por último, con relación a las costas, teniendo en cuenta la novedad y complejidad de la materia involucrada, la existencia de jurisprudencia divergente y que se ha resuelto por la aplicación de una ley cuyo alcance ha sido definido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación con posterioridad a la iniciación de la causa, se debe confirmar la distribución en el orden causado decidida por el magistrado.

Idéntico criterio se debe adoptar con respecto a las costas de Alzada, ponderando además el resultado de los recursos (arts. 68, segunda parte, y 71 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación)

Por los fundamentos expuestos, el Tribunal RESUELVE: desestimar los recursos interpuestos, con costas en el orden causado.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Ricardo V. Guarinoni.

Francisco de las Carreras.

María Susana Najurieta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s