fbpx

Dura batalla por las bancas del Senado

senado-argentinoLa batalla por el recambio de un tercio del Senado en los comicios de medio término de octubre estará centrada en los nombres que competirán en los ocho distritos que renovarán a sus representantes este año.

Esto es así porque en el mejor escenario posible el kirchnerismo no tendrá la posibilidad de alcanzar los dos tercios del total del cuerpo (48 legisladores) que se requieren para una aprobar una eventual reforma de la Constitución que permita habilitar una re-reelección de la presidenta Cristina Kirchner. Cuando mucho, en la sumatoria final el oficialismo llegaría a tener 42 escaños. Hoy tiene 40 bancas contando los aliados.

Así, una de las batallas más impactantes se va a registrar en la Capital Federal. Tradicional vidriera política nacional, la renovación de los tres senadores del distrito tendrá el ingrediente de la lucha del kirchnerismo por retener la banca que pone en juego Daniel Filmus, que busca su reelección.

Pero en esta oportunidad, a diferencia de la elección de 2007, el kirchnerismo tendrá en la coalición de centroizquierda UNEN (UCR-Coalición Cívica y FAP) un fuerte competidor por la banca de minoría.

El candidato de UNEN saldrá en agosto de unas reñidas elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) entre las nóminas encabezadas por Alfonso Prat-Gay, Fernando «Pino» Solanas y Rodolfo Terragno.

A priori, todo indica que los dos escaños por la mayoría quedarán en manos de Pro, de Mauricio Macri, que así tendrá por primera vez representantes en el Senado, luego de que en 2007 minimizó la elección de legisladores nacionales y le permitió a la Coalición Cívica alzarse con la victoria. La lista del oficialismo porteño la encabeza Gabriela Michetti, acompañada por Diego Santilli.

Otra provincia que promete una elección reñida es Entre Ríos. Allí, el kirchnerismo buscará renovar las dos bancas por la mayoría con la lista integrada por Pedro Guastavino (va por su reelección) y Sigrid Kunath, secretaria general de la gobernación.

La tercera banca en cuestión la pone en juego la UCR, que postula a Atilio Benedetti para reemplazar a su correligionario Arturo Vera.

Sin embargo, las encuestas muestran al dirigente ruralista Alfredo De Angeli, en una lista integrada por Pro y el peronismo disidente, como un firme rival a arrebatarle al radicalismo la banca por la minoría.

A pesar del fuerte deterioro del gobierno nacional, el kirchnerismo amenaza con mejorar su representación en varias provincias.

Por ejemplo, en Santiago del Estero, donde todo indica que se quedará con las tres bancas. Lo mismo ocurrió hace seis años, pero el radical Emilio Rached rompió lanzas con la Casa Rosada en la polémica sesión en la que el Senado rechazó la resolución 125 de retenciones móviles y desde entonces es un tenaz opositor.

Rached buscará en octubre su reelección como candidato de la UCR, pero con pocas chances ante los dos favoritos a alzarse con los escaños en juego: el Frente Cívico del gobernador Gerardo Zamora, que lleva como candidatos a Daniel Brue y a Ada Itúrrez de Capellini (va por la reelección). Su rival será el Frente para la Victoria (FPV), cuya lista encabeza Héctor «Chabay» Ruiz, intendente de La Banda. Cualquiera que sea el orden, ambas alianzas reportan de manera incondicional a la Casa Rosada.

Otro distrito en el que el oficialismo podría mejorar su representación es Salta. Allí, el FPV del gobernador Juan Manuel Urtubey aparece como favorito para alzarse con las bancas por la mayoría. De ser así, el peronismo disidente perdería una de las bancas que ocupan Juan Carlos Romero y Sonia Escudero, que buscan su reelección.

Tres provincias de la Patagonia renuevan sus escaños en el Senado, y todas en escenarios muy particulares.

Tierra del Fuego es un caos político en el que la gobernadora Fabiana Ríos no presenta candidatos. Así, el FPV podría quedarse con las bancas de mayoría (la lista la encabeza Roxana Bertone), y el ex radical Jorge Colazo, hoy kirchnerista, con la de minoría; por lo que las tres bancas, como hoy, serían oficialistas.

En Río Negro, el jefe del bloque oficialista del Senado, Miguel Pichetto, buscará su reelección, ahora acompañado por Silvina García Larraburu. La UCR definirá su candidato en una PASO con tres fuertes candidatos (Miguel Saiz, Horacio Massacesi y Fernando Chironi) y hasta se esperanza con ganar las elecciones.

En Neuquén el kirchnerismo podría perder las elecciones a manos del MPN, que definirá sus candidatos en la interna de agosto. La nómina del FPV la encabeza el controvertido Marcelo Fuentes, que busca su reelección. El peso de un triunfo del MPN deberá medirse a partir de la relación que el gobernador Jorge Sapag mantenga con la Casa Rosada.

Por último, Chaco promete repetir el resultado de 2007, por lo que el kirchnerismo ganaría dos bancas, y la UCR, la restante.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: