Las FARC y el gobierno colombiano vuelven a la mesa

farcEl jefe de los delegados del gobierno, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, afirmó hoy que esperaba que las conversaciones adquieran «más ritmo» porque, aun «sin tener plazos, es necesario avanzar sin pausa» para «alcanzar resultados en beneficio de toda Colombia».

«El presidente Santos espera que pongamos estas conversaciones, ahora que estamos inaugurando las conversaciones de este nuevo año, bajo la idea de un nuevo ritmo; necesitamos más ritmo, y yo quiero que eso le llegue a la opinión pública y también a las FARC», dijo. De la Calle hizo declaraciones a la prensa en la Casa de Nariño (sede del gobierno colombiano) un rato antes de emprender, por la tarde, el viaje a La Habana.

Mañana, ya en la capital cubana, los delegados reanudarán la conversación sobre el problema de la tierra, el primero de los cinco asuntos que figuran en la hoja de ruta que fijó la agenda de la negociación. El resto de los temas pactados en esa agenda son la entrega de las armas por parte del grupo guerrillero, la entrada de los rebeldes desmovilizados en la vida política, el narcotráfico y la reparación a las víctimas del conflicto.

Los negociadores contarán mañana como novedad con las 546 propuestas provenientes de un foro que se realizó en diciembre en Bogotá, con la participación de 1314 representantes de la sociedad civil, organizado conjuntamente por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Universidad Nacional. Las propuestas están compiladas en 11 tomos que los organizadores entregaron el miércoles pasado a los dos equipos negociadores.

Allí se resumen las relatorías y ponencias de las 21 mesas de trabajoy 10 de socialización que se conformaron durante el foro, con la participación de 1.314 representantes de 522 organizaciones de los 32 departamentos del país. Entre ellos se contaron delegados de asociaciones campesinas, gremiales, empresarias, indígenas, de mujeres, de afrodescendientes, de víctimas del conflicto armado y de otros sectores.

Ese foro fue uno de los mecanismos de participación ciudadana diseñados por el gobierno y las FARC en el nuevo proceso para intentar la paz en Colombia, que arrancó formalmente en octubre pasado en Oslo y cuyas negociaciones de fondo se celebran desde el 19 de noviembre en el Palacio de Convenciones de La Habana.

En el contexto de esos primeros acuerdos, las partes emitieron ya varios comunicados conjuntos y pusieron en marcha una página web oficial sobre el diálogo, en la que los ciudadanos pueden acercar sugerencias sobre el proceso. Junto con el inicio de las conversaciones, las FARC anunciaron un alto el fuego unilateral con vigencia entre el 20 de noviembre y el 20 de este mes, a fin de facilitar las negociaciones.

El número dos de las FARC y jefe de sus delegados en el diálogo, Luciano Marín, alias Iván Márquez, dijo el mes pasado que la organización no contemplaba la posibilidad de prorrogar esa tregua y volvió a reclamar que el cese de hostilidades fuera bilateral. El gobierno no aceptó compartir la tregua y desde el comienzo del diálogo continuó reportando periódicamente enfrentamientos con grupos de las FARC, en los que hubo muertos y heridos de ambos lados, y hasta algunos atentados que atribuyó a la organización guerrillera.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: