La víctima carecía de celular, por lo que el imputado fue procesado por tentativa de robo agravado con arma de utilería

Partes: L. F. E. s/ procesamiento

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional

Sala/Juzgado: VI

Fecha: 20-sep-2012

Cita: MJ-JU-M-75821-AR | MJJ75821 | MJJ75821

Se confirmó el procesamiento por robo agravado en grado de tentativa mediante el uso de un arma de utilería, descartándose el desistimiento voluntario insinuado por la defensa, pues el imputado no canceló su plan sino que no pudo concretarlo porque la víctima carecía de teléfono celular, objetivo de su ilegal accionar.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar el procesamiento dictado por el delito de tentativa de robo agravado por su comisión con un arma de utilería, pues no se verifica el supuesto de desistimiento voluntario alegado por la defensa en tanto el encartado no canceló su plan cuando aún no había obstáculos que impidieran continuar el iter criminis, sino por las circunstancias sobrevinientes no pudo concretarlo o conseguir la finalidad pretendida, ello se produjo al advertir que la víctima carecía del teléfono celular, objetivo de su ilegal accionar, conforme el relato de aquélla, exhibiéndose con claridad que abandonó la ejecución ulterior del hecho porque creía que ya no podría alcanzar el fin pretendido, por lo cual no es aplicable el desistimiento absolutorio invocado.

Fallo:

En la ciudad de Buenos Aires, a los 20 días del mes de septiembre de 2012, se reúnen los integrantes de la Sala VI y la Secretaria Autorizante, para tratar el recurso interpuesto por la defensa de F. E. L. (ver fs. 32/34), contra el punto I del auto de fs. 27/30 que lo procesó como autor del delito de robo tentado, agravado por su comisión con un arma de utilería (arts. 42 , 45  y 166, inciso 2°, último párrafo  del Código Penal).

AUTOS:

Celebrada la audiencia y tras la deliberación pertinente, estamos en condiciones de expedirnos.

Y VISTOS Y CONSIDERANDO:

I.-) De la imputación:

L. habría intentado apoderarse del celular de G. F. F. esgrimiendo lo que luego se determinó era una réplica de un arma de fuego, el pasado 29 de agosto, alrededor de las 13:40 horas en . al . de esta ciudad.

II.-) De los agravios:

Entiende la recurrente que se agravó la situación procesal de su asistido únicamente en base a la declaración del damnificado y destaca que el arma no fue incautada en poder de L.

Subsidiariamente reclama su desvinculación pues, a su criterio, se trata de un supuesto de desistimiento voluntario de la tentativa que torna no punible su conducta ya que, quien pudiendo continuar con el designio criminal no lo hizo, sin que esa decisión estuviera vinculada a alguna razón ajena a su voluntad.

III.-) Del análisis:

G. F. F. (ver fs. 20) relató que el acusado se le acercó y le dijo «eh guachín dame el celular», mientras exhibía un arma pequeña de color negro que le hizo dudar si se trataba de una verdadera o de juguete. Le refirió que no tenía teléfono y continuó su camino, en tanto L. siguió insistiendo con la exigencia. Luego de una cuadra aproximadamente, se retiró, oportunidad en que F. ingresó a su domicilio desde donde se comunicó con el 911.Al arribo del personal policial aportó la descripción del sujeto que lo había abordado y lo reconoció cuando a los pocos minutos los preventores lo aprehendieron en cercanías del lugar.

Con el detalle brindado por F., el Cabo 1° Gustavo Ramos (ver fs. 1/2) localizó a L. quien al advertir su presencia arrojó a un cantero un objeto oscuro que resultó la réplica de plástico de un arma de fuego (cfr. fs. 7, imágenes de fs. 16 y peritaje de fs. 17) e intentó colocarse un buzo gris por encima de la ropa que vestía.

El relato del damnificado junto al posterior reconocimiento, al secuestro del elemento de utilería y a la conducta asumida por L., conforma un cuadro de entidad que justifica convalidar el temperamento adoptado por el Sr. Juez de la anterior instancia.

En cuanto al invocado «desistimiento voluntario de la acción» hemos sostenido con anterioridad, con una conformación parcialmente diferente (causa nro. 37.966 «Noguera, Francisco s/ robo en grado de tentativa», rta. 14/09/2009) que «se apoya en criterios político- criminales e imparte una solución: el denominado «puente de plata», asentado en una evidente idea preventiva.- Además demuestra que, sin necesidad de imponerla, ya que se ha alcanzado el fin de la pena a partir de la conducta del propio autor, quien pudiendo causar el delito, resuelve no proseguir la actividad conducente a la realización completa del tipo (ver Baigún-Zaffaroni, Código Penal, Edición Hammurabi, págs 211 y ss).» En el caso, no se verificaría este supuesto pues no canceló su plan cuando aún no había obstáculos que impidieran continuar el iter criminis (vgr. la llegada de la policía), sino por las circunstancias sobrevinientes no pudo concretarlo o conseguir la finalidad pretendida. Ello se produjo al advertir que la víctima carecía de teléfono celular, objetivo de su ilegal accionar, conforme el relato de aquélla (ver además ejemplos jurisprudenciales citados en D’Alessio, Andrés, «Código Penal», Tomo I, pág.709).- Se advierte que el imputado abandonó la ejecución ulterior del hecho porque creía que ya no podría alcanzar el resultado, por lo cual no es aplicable el desistimiento absolutorio invocado (Günter Stratenwerth, «Derecho Penal», Parte General, tomo I, 4 edición, Traducción Cancio Meliá, Editorial Hammurabi, p.357).- En consecuencia, el Tribunal RESUELVE:

Confirmar el punto I del auto de fs. 27/30 en todo cuento fuera materia de recurso.- Devuélvase, practíquense en primera instancia las notificaciones pertinentes y sirva lo proveído de atenta nota de envío.-

Julio Marcelo Lucini

Mario Filozof Ricardo

Matías Pinto

Ante mí:

Cinthia Oberlander

Secretaria de Cámara

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: