fbpx

Finalmente Macri vetó la ley de aborto no punible en la Ciudad

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, confirmó anoche lo que había adelantado a principios de mes: vetó formalmente la ley de aborto no punible aprobada por la Legislatura el 28 de septiembre pasado, con 30 votos de la oposición contra 29 del PRO y sus aliados. Y dejó entonces como válido el protocolo elaborado por el Ministerio de Salud el 6 de septiembre, que tiene considerables diferencias respecto de la norma aprobada por los diputados.

El decreto 504, que se publica en el Boletín Oficial de hoy y al que tuvo acceso Clarín , indica que la norma fue rechazada porque “contiene prescripciones que exceden los lineamientos establecidos por la Corte Suprema de Justicia de la Nación ” en un fallo histórico, dictado el 13 de marzo pasado, que determinó en qué casos el aborto es no punible.

En el veto –firmado por Macri y refrendado los ministros de Desarrollo Social, Carolina Stanley; Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro; Hacienda, Néstor Grindetti; Salud, Graciela Reybaud; y Desarrollo Económico, Francisco Cabrera– también se argumenta que la ley aprobada por los legisladores “desconoce la homogeneidad del sistema jurídico establecido por la Constitución Nacional y contraría expresas disposiciones constitucionales y del derecho de fondo, en especial teniendo en cuenta que se mantiene la calificación penal”. Y sostiene que “debe evitarse la vigencia de una norma que presenta contradicciones ”, así como advierte que “las prescripciones” incluidas en la norma legislativa “restringen en forma absoluta ciertos derechos de los profesionales” de la salud.

El veto también critica el artículo 8°, que permitía abortar sin consentimiento de adultos a las mujeres mayores de 14 años, y lo considera “contradictorio con las disposiciones del Código Civil” . Sin embargo, el fallo de la Corte Suprema dice que sólo es necesaria una declaración jurada de la víctima para poder realizarlo. Además, en marzo, el máximo tribunal reclamó no judicializar los abortos no punibles y exhortó a las provincias a aplicar protocolos que regulen el acceso a la práctica e indiquen a los médicos cómo proceder.

En septiembre, el Ministerio de Salud porteño diseñó su protocolo, quefue considerado restrictivo por organizaciones de mujeres y por la oposición. Entre otros condicionamientos no estipulados por la Corte, dicha norma –ahora en vigencia– agrega un límite de 12 semanaspara la interrupción del embarazo en casos de violación; e impone la obligación de que las menores de edad cuenten con la autorización de su madre o padre, “un requisito que ignora que la mayoría de las violaciones de niñas y adolescentes son intrafamiliares”, dicen los defensores de la ley.

Legisladores de diferentes partidos opositores criticaron este nuevo veto de Macri –el 107 de su gestión– quien semanas atrás se había definido como “el jefe del veto” . “Usar a una mujer violada y embarazada para hacer política es lo más bajo que se puede caer. Las argumentaciones son livianas y poco fundadas . En su concepción política, Macri violenta la pluralidad cuantas veces sea necesario porque él ganó las elecciones. Un demócrata”, opinó no sin ironía Fernando Sánchez, legislador de la Coalición Cívica. Para la legisladora del Frente para la Victoria Gabriela Alegre, la decisión “ niega rotundamente el fallo de la Corte Suprema y desprecia el trabajo de los distintos bloques de la Legislatura porteña que logramos consensuar y aprobar dicha ley en la última sesión”. El diputado del MST Alejandro Bodart le pegó también a Macri: “El jefe de Gobierno de la Ciudad irrespeta el fallo de la Corte Suprema, avasalla un derecho mínimo de las mujeres. Macrivetó la ley con la sotana encima ”.

Fuente: http://www.clarin.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: