fbpx

Los dos decretos presidenciales contemplaban reducción de salarios

El jefe de Gabinete, Juan Abal Medina, atribuyó a la cúpula de las fuerzas de seguridad la mala liquidación de los sueldos de gendarmes y prefectos que detonó en el conflicto.

Sin embargo, ya en agosto , apenas de conocieron los decretos presidenciales 1305 y 1307, los especialistas alertaron que esas normas, al modificar los suplementos, producían una “reducción en los haberes ”. Y generarían “un doble achatamiento en la pirámide salarial: entre los grados de un mismo cuadro y entre la proporcionalidad de distintos cuadros”.

“Como primera conclusión me atrevo a decir que, entre el personal en actividad, la mayoría percibirá haberes iguales o algo inferiores a los que venían cobrando y muy pocos verán alguna mejora que valga la pena, que en la máxima jerarquía no llega al 20%”, decía en agosto el informe del especialista Sebastián Bonder.

Los decretos presidenciales contemplaban esa reducción salarial. El articulo 6 del decreto 1307 señala que si “el personal que por las medidas contenidas en el presente decreto percibiere una retribución mensual bruta inferior a la que le hubiera correspondido por aplicación del escalafón vigente a la fecha de su entrada en vigencia” cobrará “una suma fija transitoria hasta su absorción ”.

Esta suma compensatoria “no podrá estar sujeta a ningún tipo de incremento salarial” ya que irá absorbiendo “cualquier incremento en las retribuciones, incluyendo los correspondientes a los ascensos de personal”, precisan los decretos. Eso implicará para muchos un congelamiento salarial a lo largo de 2013.

Básicamente esos decretos crearon suplementos nuevos en reemplazo de suplementos y aumentos no remunerativos que se otorgaron entre 2005 y 2009. Pero con una particularidad no menor. A partir de un fallo de la Corte Suprema (“Zanotti, Oscar”), luego que el Estado presentara un recurso extraordinario contra una sentencia anterior también de la Corte (“Salas”) se determinó que los aumentos no remunerativos de 2005 a 2009 debían aplicarse no sobre el sueldo bruto sino sobre el haber mensual, sin antigüedad ni adicionales.

Y que debían calcularse siempre sobre el sueldo vigente en 2005 y no sobre el acumulado de cada año.

Este cambio, como informó Clarín el 20 de abril pasado, implicaba un achique salarial y también un menor ajuste para los retirados y pensionados de esas Fuerzas.

No obstante, el fallo de la Corte no decía cómo debían liquidarse los sueldos después de 2010, lo que se efectivizó a través de los decretos de agosto pasado, con achatamiento de la pirámide salarial y bajas salariales por descuentos por jubilaciones y Ganancias y absorción de futuros aumentos.

Según el proyecto de Presupuesto 2012, en la Policía Federal hay 44.372 agentes, en la Gendarmería 34.393 cargos y en la Prefectura Naval 20.693.

La masa salarial prevista es de $ 14.000 millones anuales, una cifra muy similar a la partida para la Asignación Universal por Hijo .

El Ministerio de Seguridad tiene para 2013 un presupuesto asignado de $ 19.850 millones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: