fbpx

Ciccone: el fiscal pide bloquear pagos y saber quién es el dueño

El fiscal de la causa Ciccone, Jorge Di Lello, quiere saber quiénes eran los verdaderos dueños de la ex Ciccone Calcográfica. La expropiación de la empresa fue oficializada ayer en el boletín oficial pero la identidad de sus ahora ex accionistas mayoritarios sigue sin conocerse, a pesar de que están siendo investigados por la Justicia por el delito de lavado de dinero, entre otras maniobras ilícitas por las que incluso podría ser indagado el vicepresidente, Amado Boudou.

Di Lello le pidió al juez Ariel Lijo que libre un oficio a la Casa Rosada y otro al juez comercial del caso, Javier Cosentino, para evitar que los sospechosos anónimos cobren tras la estatización de la compañía sin que antes den a conocer sus nombres reales.

Según pudo saber Clarín , el fiscal quiere que Cosentino no autorice “ningún pago” a los acreedores que tenía la ex Ciccone hasta que no se identifique a “las diferentes personas físicas que finalmente sean titulares de las acreencias, independientemente de las cadenas de personas jurídicas que sucesivamente pudieran aparecer en la sociedad beneficiaria”. También pidió que la Casa Rosada que le ordene al organismo que se encargará de la expropiación de la ex Ciccone que tome “los mismos recaudos” que le solicitó a Cosentino.

Di Lello actuó así en consecuencia a lo que había declarado hace unos días a la prensa: había dicho que la expropiación de la ex Ciccone podía ayudar a que se conocieran quiénes eran sus verdaderos accionistas mayoritarios.

Si la Casa Rosada tiene intenciones de transparentar este proceso podría ayudar a que la Justicia conozca la identidad de todos los accionistas de The Old Fund, la sociedad que controlaba la ex Ciccone.

En la causa judicial del caso consta que esa sociedad pagó pasajes al exterior y gastos de uno de los hermanos de Boudou, llamado Juan Bautista, y del socio y mejor amigo del vice, el millonario José María Núñez Carmona.

El director de The Old Fund es Alejandro Paul Vandenbroele, ex familiar político de Núñez Carmona: consta en la Justicia que además pagó las expensas, el servicio de cable y el teléfono fijo de un departamento que Boudou tiene en Puerto Madero.

El vice, siendo ministro de Economía, le pidió a la AFIP que le diera a The Old Fund una moratoria excepcional para que la ex Ciccone pueda pagar su multimillonaria deuda con el fisco.

Ayer declaró en la causa un directivo de la AFIP que participó de ese proceso, el subdirector general de Coordinación Técnica Institucional, Guillermo Michel. El funcionario contó detalles de por qué su organismo decidió que Boudou, como ministro de Economía, debía dar su parecer sobre una acción en la que según las normas no tenía poder de decisión.

Michel ya había declarado ante el anterior fiscal del caso Ciccone, Carlos Rívolo, pero ayer, en el juzgado de Lijo, amplió su testimonio aportando nuevas variables de la participación crucial que tuvo en esta trama político-financiera.

El juez Lijo y el fiscal Di Lello siguen recibiendo pruebas: no sólo tienen que ver con el rescate económico de la imprenta sino también con la parte del expediente que investiga el patrimonio de Boudou.

Paradojas de la política y de la burocracia estatal: la firma de Boudou apareció ayer en el boletín oficial debajo del texto de la Ley 26.761 que dictaminó la expropiación de la ex Ciccone Calcográfica, la empresa por la que el mismo vicepresidente terminó imputado en la Justicia por los delitos de enriquecimiento ilícito y negociaciones incompatibles con la función pública.

Fuente: http://www.clarin.com.ar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: