Avanza una causa que involucra a Moyano

El juez federal Claudio Bonadio ordenó un nuevo peritaje para avanzar en la causa donde está imputado el líder sindical Hugo Moyano por una presunta estafa de la obra social de Camioneros, que él encabeza, con comprobantes falsos de medicamentos.

Dispuso que se investigara si la obra social presentó troqueles fraguados por supuestos remedios para tratar a pacientes con VIH con objeto de defraudar al Estado.

En el expediente ya se detectó que se presentaron cerca de 200 troqueles de medicamentos oncológicos que, de acuerdo con peritajes realizados, son falsos. Como consecuencia, hay un ex funcionario, un gremialista y un empresario procesados. En cuanto al líder de Camioneros, una fuente de la causa dijo a LA NACION que por ahora el caso va «por debajo de Moyano», porque, hasta el momento, para el juzgado no hay pruebas que permitan pensar en su procesamiento.

No obstante, el expediente complica a Moyano porque su firma, como presidente de la obra social, rubrica cada uno de los legajos presentados para cobrar los reintegros junto con los troqueles.

«La Justicia debe profundizar esta investigación», dijo a LA NACION la diputada y ex ministra de Salud Graciela Ocaña. «Hay una denuncia que yo hice sobre la derivación de fondos de la obra social hacia el patrimonio de la familia Moyano. El juzgado no ha avanzado todavía en esa línea», afirmó Ocaña, que sostuvo que en esta causa tampoco se indagó aún en las denuncias de la Auditoría General de la Nación (AGN) sobre manejos irregulares entre Camioneros y el Estado.

En el expediente de Bonadio la clave está en los troqueles porque son imprescindibles para obtener de la Administración de Programas Especiales (APE) el reintegro del precio de las drogas. Según la defensa de Moyano, el líder camionero y su gremio nada tuvieron que ver. «En todo caso será un tema de las droguerías», alegan.

En lo que respecta a los remedios para tratar el sida, fuentes de la investigación dijeron que por el momento no se acreditaron irregularidades semejantes a las detectadas con los medicamentos oncológicos, pero que el juez quiere chequear los troqueles. En materia de remedios contra el cáncer, se sospecha que la defraudación superó los 400.000 pesos.

Hasta ahora, fueron procesados en este expediente el segundo de Moyano en la obra social, Roberto Nieto; Hugo Sola, ex gerente del APE, y Marcos Hendler, de Droguería Urbana. La Sala II de la Cámara Federal advirtió que la investigación debe ser profundizada.

Moyano tiene varios frentes abiertos en la Justicia. El ministro del Interior, Florencio Randazzo, lo denunció por extorsión por el paro de transportistas petroleros. Lo investigan además por sus presuntos vínculos con la empresa Covelia (que él niega), y está acusado, junto con funcionarios de la Administración General de Puertos, por la cesión realizada en favor de Camioneros de un negocio multimillonario: la entrega por diez años, sin licitación, de dos predios en el puerto de Buenos Aires y el control de los containers que pasan por ahí.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: