Inconstitucionalidad del art. 30 Ley 24.241, se ordena calcular el P.A.P. a razón de 1,5% por cada año de servicios con aportes computables.

Partes: Monzón Ana María Teresa c/ ANSES s/ reajustes varios

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de la Seguridad Social   Sala/Juzgado: III

Fecha: 12-jun-2012

Cita: MJ-JU-M-73628-AR | MJJ73628 | MJJ73628

Se declara la inconstitucionalidad del art. 30 de la ley 24.241, ordenándose calcular la Prestación Adicional por Permanencia a razón de un 1,5% por cada año de servicios con aportes computables.

Sumario:

 

1.-Corresponde declarar formalmente admisibles los recursos deducidos por ambos apelantes; hacer lugar parcialmente al de la accionada y por ello a) dejar sin efecto la aplicación del índice impuesto por el caso Badaro para el período que va del 1/1/2008 al 28/2/2009, dejar sin efecto lo decidido acerca del tope previsto en el art. 24 de la ley 24.241, revocar la declaración de inconstitucionalidad de los arts. 9 de la ley 24.463 y 26 de la ley 24.241 y diferir su tratamiento a la etapa de ejecución; y d) dejar sin efecto por inoficiosa la declaración de inconsitucionalidad del art. 55 de la ley 18.037; y hacer lugar parcialmente al de la actora declarando la inconstitucionalidad del art. 30 (t.o.) de la ley 24.241 y mandar calcular la prestación Adicional por Permanencia a razón del 1,5% por cada año de servicios con aportes computables.

2.-Le asiste razón a la parte actora en su embate contra el porcentaje de 0,85% por año de servicios con aportes a computar para el cálculo de la Prestación Adicional por Permanencia previsto por el art. 30 de la ley 24.241 (texto originario), por cuanto resulta manifiestamente exiguo e insuficiente para arribar a una prestación cuya cuantía refleje adecuadamente el esfuerzo de aportación del trabajador durante su vida activa que satisfaga el mandato constitucional del art.14 bis, tercera parte .

3.-No existe razón válida alguna que justifique la diferencia de trato brindada al desempeño de un trabajador por 30 años con anterioridad a julio de 1994, compensándolo con una Prestación Compensatoria equivalente al 45% de la base de cálculo (1,5% por año cfr. art. 24 de la ley 24.241), en tanto igual período de trabajo posterior a la entrada en vigencia del SIJP solo sea retribuido por una Prestación Adicional por Permanencia equivalente al 25,5% de la misma base (0,85% cfr. art. 30 de la ley 24.241, texto originario), a no ser que se considere suficiente a tal fin -lo que resulta inadmisible- la marcada voluntad legislativa de favorecer la opción por el régimen de capitalización, en detrimento del carácter alimentario de la prestación y de su carácter sustitutivo.

4.-Con relación al cuestionamiento del tope previsto por el art. 9 de la ley 24.463, el principio allí sentado se ajusta a derecho, toda vez que los beneficios más altos son reducidos con la finalidad de lograr una adecuada cobertura para los sectores de más bajos recursos, todo ello dentro de un sistema redistributivo de la renta que hállase implícito en las bases mismas de la moderna previsión social (Del voto del Dr. Laclau – disidencia parcial).

Fallo:

Buenos Aires, 12 JUN 2012

 

EL DR. NESTOR A. FASCIOLO DIJO:

 

I. El juzgado Federal de Primera Instancia de la Seguridad Social nro. 2 hizo lugar a la pretensión, por lo que ordenó recalcular el haber inicial de la prestación acordada al amparo de la ley 24241 y su posterior movilidad según los lineamientos desarrollados en sus considerandos.

 

Contra lo así resuelto se dirigen los recursos de apelación de la demandada y actora que fueron concedidos libremente y sustentados en sus respectivos memoriales.

 

En tanto la accionada se agravia del recálculo del haber y de las pautas de movilidad, de la declaración de inconstitucionalidad de los arts. 55 de la ley 18037, 24 y 26 de la ley 24241 y 9 de la ley 24463 y de la tasa de interés, su oponente lo hace de la ausencia del recálculo del haber inicial de la PBU y su movilidad, de la movilidad con posterioridad al 31.12.06, de la tasa de interés, y por último solicita la declaración de inconstitucionalidad del art. 30 de la ley 24241.

 

Corresponde a la Sala pronunciarse al respecto en la medida que resulta conducente para dilucidar la controversia de autos, de conformidad con lo dispuesto por los arts. 265, 266 , 271 y 277 del CPCCN.

 

II. En aras a alinear la decisión sobre la revisión del haber inicial de la prestación y su movilidad posterior con el criterio pretorianamente establecido por el Superior, este Tribunal viene haciendo remisión a las pautas establecidas por la C.S.J.N.en los precedentes “Elliff, Alberto José c/Anses s/reajustes varios” (11.8.09) y “Badaro, Adolfo Valentín (8.8.06 y 26.11.07 ). (Ver, en cuanto resulta pertinente, sentencias definitivas 130.259 del 5.5.10, 131.523 del 10.8.10, 132394 del 15.9.11, 137.428 del 12.8.11, in re 56446/07 “Martínez, Juan Carlos c/ANSeS s/reajustes varios”, 95365/09 “Taboada Enrique A. c/ANSeS s/reajustes varios”, 86029/09 “Tocchi Erminio Gustavo c/ANSeS s/reajustes varios” y 39165/08 “Matiacich Simón Albino Roberto c/ANSeS s/reajustes varios”, entre otras, respectivamente).

 

De acuerdo a ese lineamiento y según corresponda en atención a las particularidades del caso, las remuneraciones base de cálculo de las prestaciones habrán de ajustarse por aplicación del ISBIC hasta la fecha de adquisición del derecho (cfr. “Elliff”); y para la movilidad posterior habrá de estarse: a) del 1.1.02 al 31.12.06, a las variaciones anuales del Índice de Salarios, Nivel General elaborado por el I.N.D.E.C. (cfr. “Badaro”); b) del 1.1.07 al 28.2.09 a los aumentos de alcance general otorgados por la ley 26198 y decretos del P.E.; y c) desde el 1.3.09 en adelante a los incrementos dispuestos por la ley de movilidad 26.417.

 

Ahora bien, con estricta sujeción a lo establecido por la C.S. en el emblemático precedente “Badaro”, el empleo de su índice no habrá de extenderse más allá del 31.12.96, tal como quedó sentado en el fallo con que el Superior, el 27.5.09, que dejó sin efecto lo resuelto en ese sentido por la Sala II in re “Cirillo, Rafael c/ANSeS s/reajustes varios” .

 

III. En relación con el planteo efectuado respecto del tope del art.24 de la ley 24241, cabe señalar que el organismo administrativo -a fin de determinar el importe de la prestación compensatoria- computó 32 años y 2 meses laborados con anterioridad al mes de julio de 1994. Ahora bien, la actora no cuestionó dicho cómputo, tanto al interponer el reclamo administrativo como en la demanda, “limitándose a cuestionar en forma genérica la criba de aquella norma”. Así las cosas, no habiéndose cuestionado la cantidad de años computados para el cálculo de la PC, deviene abstracto el pronunciamiento acerca del tope impuesto por esa norma y por lo tanto corresponde revocar lo decidido.

 

IV. En el estado actual de las actuaciones, no surge demostrado el perjuicio concreto que la aplicación de los arts. 26 de la ley 24241 y 9 de la ley 24463 podría ocasionar, razón por la cual, corresponde dejar sin efecto la declaración de inconstitucionalidad de esas disposiciones por haber sido efectuada en abstracto (cfr. C.S.J.N. in re G.2275.XL, “García, Felipe c/ANSeS s/reajustes varios”, sentencia del 7.3.06, publ. en Revista Jubilaciones y Pensiones pág. 436) y diferir su tratamiento para la etapa de ejecución.

 

V. En atención a las constancias de autos (beneficio otorgado bajo el régimen de la ley 24241), resulta inoficiosa la declaración de inconstitucionalidad del art. 55 de la ley 18037, por no ser de aplicación al caso.

 

VI. A mi juicio, el planteo de la parte actora sustentado en la achacada insuficiencia de los incrementos de haberes otorgados a partir del 1.1.07 no pasa de ser una afirmación dogmática de quien la invoca, huérfana de toda demostración en esta causa, siendo que la recurrente cargaba con la prueba respectiva.

 

VII. En otro orden de cosas, considero que asiste razón a la parte actora en su embate contra el porcentaje de 0.85% por año de servicios con aportes a computar para el cálculo de la P.A.P previsto por el art.30 de la ley 24241 (texto originario), por cuanto resulta manifiestamente exiguo e insuficiente para arribar a una prestación cuya cuantía refleje adecuadamente el esfuerzo de aportación del trabajador durante su vida activa que satisfaga el mandato constitucional del art. 14 bis tercera parte .

 

En este mismo orden de cosas, cabe señalar que no existe razón válida alguna que justifique la diferencia de trato brindada al desempeño de un trabajador por 30 años con anterioridad a julio de 1994, compensándolo con una P.C. equivalente al 45% de la base de cálculo (1.5% por año cfr. art. 24 de la ley 24241), en tanto igual período de trabajo posterior a la entrada en vigencia del S.I.J.P. sólo sea retribuido con una P.A.P. equivalente al 25,5% de la misma base (0.85% cfr. art. 30 de la ley 24241 texto originario), a no ser que se considere suficiente a tal fin -lo que considero inadmisible- la marcada voluntad legislativa de favorecer la opción por el régimen de capitalización, en detrimento del carácter alimentario de la prestación y de su carácter sustitutivo.

 

Esta situación, vale recordar, fue corregida por el legislador a partir de la reforma introducida por el art. 2 de la ley 26222.

 

La solución arribada concuerda con la adoptada por esta Sala en casos análogos, como ser, por sentencia definitiva nro. 125406 del 11.5.00 in re 13367/07 “Fernández Néstor Alfredo Ramón c/ Anses s/reajustes varios”, publicada en Boletín de Jurisprudencia de la C.F.S.S. nro. 50.

 

VIII. Corresponde rechazar la queja de la actora dirigida al recálculo del haber inicial de la PBU y su movilidad, toda vez que de las constancias de la causa (ver escrito de inicio, fs. 19/27), se desprende que dicha cuestión no fue objeto de la pretensión deducida en las presentes actuaciones.

 

IX.Por lo demás, lo dispuesto sobre la tasa de interés a aplicar por los créditos originados con posterioridad al 1.4.91 ha de ser confirmado por ser ajustado a lo dispuesto por el art. 10 del dto. 941/91 y a la doctrina reiterada del Alto Tribunal a partir del pronunciamiento recaído el 14.9.93 en el caso “Varani de Arizzi, Bonafine”, oportunidad en que se revocó lo decidido por esta Sala por Sentencia nro. 26115 del 16.6.92, -con fundamento que, aun hoy sostengo-. Visto que el criterio marcado por la jurisprudencia del superior conserva aún vigencia (ver, entre otros, sent. del 21.5.02 in re A.376.XXXV R.O. “Aguilar, Froilán contra Anses s/ Reajustes por Movilidad” ), deberá continuar aplicándose la misma tasa aún para las acreencias devengadas con posterioridad al 1.1.02, por lo que en este punto y con el alcance indicado cabe confirmar lo resuelto.

 

Encuentro suficiente para la correcta solución de las cuestiones litigiosas sometidas a consideración de esta alzada lo hasta aquí expuesto, porque “los jueces no están obligados a seguir y decidir todas las alegaciones de las partes, sino sólo a tomar en cuenta lo que estiman pertinente para la correcta solución del litigio” (cfr. “Tolosa, Juan C. c/ Compañía Argentina de Televisión S.A.”, fallado el 30.4.74, pub. L.L., T. 155, pág. 750, nro. 385). Ello es así en el marco de la conocida doctrina en virtud de la cual se exime al juzgador de tratar todas las cuestiones expuestas por los litigantes y de analizar los argumentos que, a su juicio, no sean decisivos para decisión de la causa (Fallos 272:225; 274:113; y causa “Wiater c/Ministerio de Economía”, L.L. 1998AAA, pág. 281, entre otros).

 

Por lo expuesto, propongo: 1) declarar formalmente admisibles los recursos deducidos; 2) hacer lugar parcialmente al de la accionada y por ello:a) dejar sin efecto la aplicación del índice impuesto por el caso “Badaro” para el período que va del 1.1.08 al 28.2.09; b) dejar sin efecto lo decidido acerca del tope previsto en el art. 24 de la ley 24241; c) revocar la declaración de inconstitucionalidad de los arts. 9 de la ley 24463 y 26 de la ley 24241 y diferir su tratamiento a la etapa de ejecución; y d) dejar sin efecto por inoficiosa la declaración de inconstitucionalidad del art. 55 de la ley 18037 con el fundamento indicado en el considerando V; 3) hacer lugar parcialmente al de la actora declarando la inconstitucionalidad del art. 30 (t.o) de la ley 24241 y mandar calcular la P.A.P. a razón de un 1,5% por cada año de servicios con aportes computables, con el fundamento y alcances indicados en el considerando VII y 4) confirmar la sentencia apelada en lo demás que decide y fue materia de agravios. Imponer las costas de alzada por su orden (art. 68 segundo párrafo CPCCN).

 

EL DOCTOR MARTIN LACLAU DIJO:

 

Adhiero a las conclusiones del voto del Dr. Fasciolo, con las siguientes salvedades:

 

En lo relativo al cuestionamiento de la declaración de inconstitucionalidad del art. 26 de la Ley 24.241 considero que dicho agravio ha de tener acogida favorable, atento que no se ha demostrado fehacientemente en autos, el perjuicio que el mismo ocasiona. Por otra parte, el sistema previsional creado por el citado cuerpo normativo no establece una relación directa entre el haber previsional y la retribución percibida por el beneficiario durante su vida activa. En consecuencia, correspondería dejar sin efecto la declaración de inconstitucionalidad del art. 26 de la Ley 24.241.

 

Con relación al cuestionamiento del tope previsto por el art.9 de la Ley 24.463, entiendo que el principio allí sentado se ajusta a derecho, toda vez que los beneficios más altos son reducidos con la finalidad de lograr una adecuada cobertura para los sectores de más bajos recursos, todo ello dentro de un sistema redistributivo de la renta que hállase implícito en las bases mismas de la moderna previsión social.

 

Adviértase que no nos hallamos frente a un contrato individual y voluntario de seguro, en el cual ha de darse una exacta correlación entre la prima abonada por el interesado y la suma que éste recibe como contraprestación y que se encuentra estipulada de antemano. Muy por el contrario, en el caso de la seguridad social el aporte es obligatorio y juegan otros principios diversos a los que presiden una relación contractual de derecho privado, fundamentalmente aquellos que derivan de una concepción solidaria de la realidad social.

 

Entiendo que el monto o porcentaje de la quita determinada por la aplicación del art. 9 de la ley 24.463 es materia de política legislativa, en cuyo ámbito no puede inmiscuirse el Poder Judicial, toda vez que la misma es resultante de cálculos y estimaciones que pueden variar en las diversas épocas, en base a datos que no siempre maneja el juzgador.La intromisión en esta materia, sea eliminando el sistema de topes establecido por ley o fijando judicialmente otro porcentaje al mismo, podría afectar seriamente las posibilidades financieras del sistema, quitando fondos necesarios para abonar los beneficios mínimos, jubilaciones por invalidez, pensiones, etc.

 

Por otra parte, cabe destacar que, como bien lo expresara la Corte Suprema de Justicia de la Nación, “existiendo la facultad de legislar en el congreso, corresponde a éste apreciar las ventajas e inconvenientes de las leyes que dictare, siendo todo lo referente a la discreción con que hubiese obrado el cuerpo legislativo ajeno al Poder Judicial que no tiene misión sino para pronunciarse de conformidad a lo establecido por la ley, y aún en la hipótesis de que se arguyera o pretendiera que la ley es dura e injusta” (Fallos 68:227). Ha de recordarse, asimismo, que las leyes han de ser estimadas, en principio, como constitucionales, salvo en casos muy excepcionales, porque “la declaración de inconstitucionalidad de una ley es un acto de suma gravedad institucional y debe ser considerado como una ultima ratio del orden jurídico” (Fallos 200:180; 247:387; 249:59). Por consiguiente, en caso de prosperar mi voto, correspondería declarar la procedencia del tope del haber jubilatorio fijado de conformidad al art. 9 de la ley 24.463.

 

EL DR. JUAN C. POCLAVA LAFUENTE DIJO:

 

Adhiero a las conclusiones a que arriba el Dr. Fasciolo.

 

Por lo que resulta del acuerdo de la mayoría, el Tribunal RESUELVE: 1) declarar formalmente admisibles los recursos deducidos; 2) hacer lugar parcialmente al de la accionada y por ello: a) dejar sin efecto la aplicación del índice impuesto por el caso “Badaro” para el período que va del 1.1.08 al 28.2.09; b) dejar sin efecto lo decidido acerca del tope previsto en el art. 24 de la ley 24241; c) revocar la declaración de inconstitucionalidad de los arts.9 de la ley 24463 y 26 de la ley 24241 y diferir su tratamiento a la etapa de ejecución; y d) dejar sin efecto por inoficiosa la declaración de inconstitucionalidad del art. 55 de la ley 18037 con el fundamento indicado en el considerando V; 3) hacer lugar parcialmente al de la actora declarando la inconstitucionalidad del art. 30 (t.o) de la ley 24241 y mandar calcular la P.A.P. a razón de un 1,5% por cada año de servicios con aportes computables, con el fundamento y alcances indicados en el considerando VII y 4) confirmar la sentencia apelada en lo demás que decide y fue materia de agravios. Imponer las costas de alzada por su orden (art. 68 segundo párrafo CPCCN). Cópiese, regístrese, notifíquese y oportunamente remítase.

 

NESTOR A. FASCIOLO

 

JUEZ DE CAMARA

 

MARTIN LACLAU

 

JUEZ DE CAMARA

 

JUAN C. POCLAVA LAFUENTE

 

JUEZ DE CAMARA

 

Ante mí:

 

Nicolás J. Rizzi

 

Prosecretario de Cámara

 

José María Giammichelli

 

Secretario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s