fbpx

Con las facturas de servicios públicos en mano, el fisco porteño cazará empresas evasoras

Más allá de los cortocircuitos entre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, los organismos de recaudación nacional y local parecen moverse bajo los mismos patrones.

 Esto es así, ya que, a días del relanzamiento de un estricto seguimiento sobre los gastos en agua, gas, luz y telefonía a cargo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), el fisco de la Ciudad de Buenos Aires decidió potenciar la implementación de una herramienta similar.

 Se trata de un régimen de información que pone la mira en los consumos públicos de las empresas porteñas. Al igual que sucede con el instrumento online nacional, la nueva obligación apunta a descubrir a las compañías que tienen cifras elevadas en servicios públicos y evaden el pago de los impuestos municipales.

 «No resulta raro encontrar personas jurídicas con facturas en servicios públicos que exceden $1.000 mensuales y que no se encuentran inscriptas en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos», señaló a este medio una alta fuente de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP).

 «La idea es ajustar el seguimiento y potenciar la detección de posibles evasores en los distintos tributos municipales», aseguró.

 Macri, en busca de empresas evasoras

Desde Crowe Horwath, su Gerente de Impuestos, Carlos Fernández, detalló el mecanismo que potenciará la AGIP en los próximos días.

 Al respecto señaló que «a través de este tipo de mecanismos, el fisco porteño intensifica su proceso de sistematización tendiente a obtener información proveniente de los contribuyentes y responsables de los diversos gravámenes que recauda».

 «El objetivo primario de la AGIP es contar con datos precisos y en línea en pos de incrementar la inteligencia fiscal, intensificando, de esta manera, los controles a que los mismos se encuentran sometidos», explica el experto.

 «En esta oportunidad, el fisco porteño establece un régimen de información para las empresas licenciatarias que suministren energía eléctrica, agua potable, gas natural por red, servicios de telefonía fija y de televisión por cable; con el objeto de contribuir a mejorar la función fiscalizadora y el control de las obligaciones fiscales, a cargo del organismo», agregó Fernández.

 Y precisó: «Su objetivo es incrementar la base de datos con la que cuenta, con el fin de detectar hechos imponibles o actividad económica gravada, domicilios no declarados u omisiones en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, tanto formales como materiales, de los contribuyentes o responsables».

 Dicha resolución, obliga a las empresas de servicios a informar, respecto a sus clientes y usuarios, los siguientes datos:

Nombre y apellido para personas físicas o denominación y razón social para personas jurídicas.

    Documento de identidad -tipo y número-.

    Número de CUIT, CUIL o CDI.

    Categorización frente al IVA.

    Domicilio en el cual se realiza el suministro del servicio y el código postal.

    Domicilio de entrega de la facturación -si lo hubiere-.

    Actividad económica declarada.

    Monto facturado por la provisión del servicio, durante el período informado -sin impuestos, tasas u otras cargas fiscales-.

    Información especial de cada tipo de servicio.

 El suministro de datos requerido a los agentes de información mencionados excluye los correspondientes a casas de familia.

 El seguimiento nacional

De la misma manera, el organismo a cargo de Ricardo Echegaray apunta a un control más estricto sobre el gasto en servicios públicos de los contribuyentes, en especial de los monotributistas.

 Al igual que el fisco porteño, la AFIP obliga desde este mes, a las empresas de agua, gas, luz y telefonía -incluído celulares- a informar un minucioso detalle sobre las erogaciones correspondientes a los clientes.

 Puntualmente, la norma nacional establece que las compañías deben proporcionar mensualmente los datos que corresponden a los usuarios que tengan un consumo igual o superior a los $1.000, o su equivalente cuando el período de facturación sea diferente al mensual.

 Conocida las modificaciones, el consultor tributario Alberto Romero explicó a iProfesional.com que al igual que la AGIP «la mira del fisco apunta a potenciar el cruce de datos para combatir la evasión en Ganancias y Bienes Personales». (Lea más: La AFIP pone en marcha un estricto control sobre los gastos de los monotributistas)

 Suba del ABL 2013

Por otra parte, antes de fin de mes, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, establecerá el aumento en la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) que soportarán los porteños durante 2013.

 Esto es así, ya que el año pasado se creó un nuevo mecanismo que fija que «el 31 de julio de cada año la AGIP enviará el listado actualizado de los valores de las propiedades, que servirá de base para calcular el monto del impuesto a ingresar» en el siguiente período fiscal.

 Luego, ésta contará con 30 días corridos para efectuar las observaciones que considere adecuadas. Los valores también serán publicados en la web del fisco de la Ciudad de Buenos Aires.

 A modo de límite, el Ejecutivo porteño estableció que «ninguna propiedad podrá pagar anualmente más del 1% de su valor real de mercado».

 El pago del ABL es mensual y tiene un piso de $50 al mes. También se puede acceder a un 20% de descuento por pago adelantado.

 Si bien llega una sola boleta, la factura posee dos componentes:

La tasa por el servicio de alumbrado, barrido y limpieza, que es idéntico para todos y es igual al 0,5% de la valuación de la propiedad determinada por el fisco.

El impuesto inmobiliario, que contempla alícuotas crecientes a medida que se trate de propiedades de mayor valor. La tasa va de 0,2% y 1,5 por ciento.

 El valor informado por la AGIP se denomina Valuación Fiscal Homogénea (VFH). El mismo se multiplica por 4 para obtener el monto que estará sujeto a la alícuota del impuesto a fin de obtener el tributo a ingresar.

 El VFH no podrá ser mayor al 20% del valor de mercado. Así, el importe sujeto a la tasa del ABL nunca podrá ser superior al 80% del precio de mercado. (Lea más: Antes de fin de mes, Macri establecerá el aumento del ABL del año próximo).

Fuente: http://impuestos.iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: