Los pedidos para ser incluidos en el registro «No llame» hicieron colapsar el 147

Los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires hicieron colapsar el número 147 para pedir ser incluidos en el Registro «No Llame» y así evitar recibir ofertas publicitarias a través de sus líneas telefónicas.

El Gobierno porteño facilitó la manera de proteger los teléfonos particulares de las empresas de telemarketing que venden productos u ofrecen promociones.

Las oficinas de atención de llamadas del Gobierno porteño reciben cada día 13.000 consultas, mientras que personalmente hacen reclamos 700 vecinos. Por eso se decidió priorizar la atención telefónica.

Eduardo Machiavelli, secretario de Atención Ciudadana explicó a Clarín que hasta el mediodía se había duplicado «la cantidad de llamadas que normalmente recibe el call center» e indicó que se agregarán operadores para atender la demanda.

Hasta hace pocos días el trámite era más complicado. Porque si bien el trámite se iniciaba por teléfono, había que completarlo personalmente en un Centro de Participación y Gestión (CGP) con la boleta del teléfono del titular de la línea. Así, desde 2009 iniciaron el trámite para inscribirse 64.685 vecinos, pero sólo lo completaron 5.552.

El sistema es muy útil, pero tiene algunas limitaciones. Por empezar, no considera a los teléfonos celulares, en los que se suelen recibir mensajes de texto con promociones. Además, sólo rige para las empresas de telemarketing que estén radicadas en la Ciudad (unas 200), no a las de otros distritos: de hecho, varias de las compañías del rubro están instaladas en el Interior, por una cuestión de costos, concluyó señalando el matutino.

Fuente: http://legales.iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: