La Justicia abrió la causa penal contra la federación empresaria de transporte de cargas

El fiscal federal Ramiro González pidió la apertura de una causa penal para investigar al presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), Luis Morales, por presunto entorpecimiento de servicios públicos y violación de la ley de soberanía hidrocarburífera.

 En su dictamen, ante el juez federal Julián Ercolini, González consideró que esta denuncia, presentada por el Ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, se debe acumular con la promovida por el titular de la cartera de Interior y Transporte, Florencio Randazzo contra el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y su hijo Pablo, informó Télam.

 El fiscal sostuvo que tanto la denuncia de De Vido como la de Randazzo -que tramita el juez federal Sergio Torres- se refieren a conductas con el mismo fin: «que no circularan camiones que transporten combustibles».

 En el sumario que instruye Torres «se indica que un grupo de personas que responden a directivas de la entidad gremial que impulsa las medidas de fuerza, impidieron la libre circulación de los transportes de combustible y con ello el fluido abastecimiento de esos insumos críticos para la comunidad», expresó González.

 «Estas circunstancias me llevan a considerar que el delito de entorpecimiento del transporte habría sido cometido en forma simultánea por lal Federación Nacional de Trabajadores Camioneros y Obreros del Transporte de Cargas y por la FADEEAC», destacó el fiscal.

 El representante del Ministerio Público repasó que el 20 de junio último el Subsecretario de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta, y el Secretario Privado del Ministro de Planificación Federal, José María Olazagasti, mantuvieron conversaciones telefónicas con Morales.

 Las conversaciones tenían como fin contrarrestar un paro de actividades que afectaba el transporte de combustibles, luego que el gremio camionero no acatara la conciliación obligatoria dispuesta entonces por el Ministerio de Trabajo.

 El fiscal recordó que, según se denunció, Morales «se comprometió a poner a disponibilidad camiones de transporte de combustible, a los efectos de mantener abastecidas las estaciones de servicios del país».

 Pero, agregó el dictamen, «cuando correspondía planificar y coordinar las acciones concretas para que el combustible llegara a las estaciones de servicios con el empleo de los camiones comprometidos, los dirigentes denunciados cortaron toda comunicación con los funcionarios del ministerio que se encontraban trabajando en la cuestión».

 La denuncia calificó de «sugestivo» que «luego de la conferencia de prensa realizada por el ministro y de realizada la presente denuncia, el sindicato y la FADEEAC «sellaron el convenio colectivo en una reunión que no duró más de 20 minutos, cuando la conflictividad había tenido una escalada tal como la que se vio en esos dos días».

 En su «requerimiento de instrucción» el fiscal pidió a Ercolini que «tenga por impulsada la pertinente acción penal» y, entre otras medidas de prueba que pueda disponer el juez, sugirió al magistrado que cite a Baratta y a Olazagasti para que declaren como testigos.

Fuente: http://legales.iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: