Un derecho que sigue demorado

El juez de Instrucción de El Calafate Carlos Narvarte ordenó al Ministerio de Salud de Santa Cruz la «urgente» aplicación de un protocolo hospitalario para la atención de abortos no punibles, a fin de asistir a una adolescente que quedó embarazada tras sufrir una violación. El fallo fue adoptado tras una presentación que realizó la oficina de Protección a la Niñez y Adolescentes de la localidad patagónica para que se evite judicializar el caso de la joven de 16 años, como se pretendía hacer desde el hospital local.

Narvarte sostuvo que la judicialización del caso «es innecesaria» y «vulnera los derechos» de la chica quien, junto a sus padres, está pidiendo interrumpir el embarazo. Así, exhortó al director del hospital de El Calafate, Fernando Piedrabuena, y al ministro de Salud provincial, Daniel Peralta, a «hacer operativo en forma urgente el Protocolo hospitalario para la concreta atención de los abortos no punibles, como el presente caso».

En ese sentido, sostuvo, en declaraciones al diario La Opinión Austral, que comparte «a pleno el fallo que la Corte Suprema de Justicia dictó con fecha 3 de marzo, para un caso dado en la provincia de Chubut».

«Les estoy diciendo a las autoridades sanitarias que el fallo de la Corte dice que no hay una cuestión penal en el medio, y que se proceda en forma urgente para tratar de dar una solución a la salud de esta joven», advirtió el magistrado. También consideró que Santa Cruz ya debería contar con un protocolo hospitalario para los casos de aborto no punibles.

Santa Cruz es una de las provincias que aún no dio a conocer un procedimiento de ese tipo, aunque el Ministerio de Salud afirmó que está trabajando en su elaboración con los responsables de los hospitales en la provincia.

Fuente:  http://www.pagina12.com.ar

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: