fbpx

Se rechaza la cautelar que procura que la AFIP permita al actor poder comprar o vender la cantidad y calidad de divisas extranjeras que requiera en los lugares legalmente establecidos y habilitados por el BCRA.

CAMBIO DE DIVISAS – AGENCIAS DE CAMBIO – AFIP – MEDIDAS CAUTELARES – AMPARO

Partes: Duran, Julio C. c/ AFIP s/ amparo

Tribunal: Juzgado Federal de Mar del Plata – Sala/Juzgado: 4

Fecha: 4-jun-2012

Cita: MJ-JU-M-72504-AR | MJJ72504 | MJJ72504

 

Sumario:
1.- Debe rechazarse la cautelar que procura que la AFIP permita al actor poder comprar o vender la cantidad y calidad de divisas extranjeras que requiera en los lugares legalmente establecidos y habilitados por el BCRA, pues en el estadio liminar que se encuentran las actuaciones no existen elementos de juicio que permitan tener por acreditado el peligro en la demora del demandante, pues este exige que la probabilidad de la tutela jurídica definitiva que se espera con la sentencia a pronunciarse no pueda en los hechos realizarse, lo que en el caso es improbable que suceda.

2.- De dictarse la medida cautelar solicitada podría configurarse un anticipo de jurisdicción favorable acerca del resultado final del asunto, toda vez que es necesario avanzar sobre la cuestión de fondo, razón por la cual corresponde su rechazo.

3.- Para admitir un rechazo in limine de una acción de amparo, la situación planteada debe ser básicamente indiscutible y surgir con absoluta claridad la improcedencia de lo pretendido por el actor, por lo que la desestimación de ese modo de un amparo debe ser decidido con criterio restrictivo, pues se podría asimilar a una denegación de justicia; por ello, y de conformidad a lo normado por el art. 8 de la ley 16986, la Administraci6n Federal de Ingresos Públicos deberá evacuar informe circunstanciado acerca de los antecedentes y fundamentos legales de la medida impugnada, los que deben ser evacuados dentro del plazo de 10 días de requeridos, bajo apercibimiento de ley.

Fallo:

Mar del Plata, 04 de junio de 2012.-

Por devueltas las presentes actuaciones, téngase presente lo dictaminado por el Sr. Procurador Fiscal, a mérito de lo expuesto, y teniendo en cuenta el carácter de la petición efectuada, y la calidad ostentada por la entidad accionada, cabe declarar la competencia de este Juzgado Federal para entender en la acción promovida (art. 4 de la ley 16.986 , arts. 116/17 y concs, de la Constirución Nacional ).

En consecuencia, respecto de la habilitación de instancia, he de destacar siguiendo a Sagues (Derecho procesal Constituciones», Edit. Astrea T.II1) que el proceso resulta ser un remedio residual o heroico, particularmente luego de operada la reforma Constitucional de 1994. Es entonces, responsabilidad del Juzgador determinar en cada caso, si el accionante ha promovido la vía mas idónea de tutela urgente de sus derechos constitucionales presuntamente violados.

Es así que, en torno a ello y sin perjuicio del dictamen del Sr. Agente Fiscal, donde no se objeta la presente acción por falta de agotamiento de la vía administrativa y se incursiona en cuestiones relativas al fondo del asunto, deberá estarse al criterio al respecto sustentado recientemente por la Excma. Alzada local con fecha 17/05/12, en autos: «Pesquera Costa Brava S.A. c/ Ministerio de Economía y AFIP s/ q Amparo», reg. al T.CXXXV, F. 18.167, donde revocando un rechazo «in limine» por parte del Suscripto, justamente también en una acción de amparo en la cual resultaba ser demandada la AFIP, se sostuvo que: » . .para admitir un rechazo «in limine» de una acción de amparo la situación planteada debe ser básicamente indiscutible y surgir con absoluta claridad la improcedencia de lo pretendido por el actor; por lo tanto, la desestimación de ese modo de un amparo, mas teniendo en cuenta la naturaleza de la pretensión incoada, debe ser decidido con criterio restrictivo y suma cautela pues se podría asimilar a una denegación de justicia y así también lo ha sostenido este Tribunal in re:»Cámara de lndustria Pesquera c/ S.A.G.P.y A. s/Amparo», y que : » En análogo sentido la Cámara Nacional Civil -Sala A- sostuvo que: «.el criterio restrictivo que rige la facultad de proveer el rechazo in límine litis de la demanda aconseja acotar el ejercicio a los casos en los que es harto evidente la admisibilidad de la demanda, o existe una notoria falta de fundamentos , o se halla vedada cualquier decisión judicial de merito. Este temperamento se explica, en tanto el rechazo de oficio cercena el derecho de acción vinculado con el derecho constitucional de petición» (CNCiv., Sala A, 18/08/01,ED 195-2002, pag.359).

En virtud de ello y de conformidad a lo normado por el art. 8 de la ley 16986 requiérase a la Administración Federal de Ingresos Públicos -AFIP- que proceda a evacuar informe circunstanciado acerca de los antecedentes y fundamentos legales de la medida impugnada, los que deben ser evacuados dentro del plazo de 10 días de requeridos, bajo apercibimiento de ley.

Para su cumplimiento LIBRESE OFICIO de estilo con habilitación de días y horas inhábiles adjuntándose al mismo copias de la demanda y documental anexa .

Respecto de la medida CAUTELAR SOLICITADA cabe recordar en primer lugar, que el fin de las mismas, radica en evitar que se tornen ilusorios los derechos de quienes las solicitan, ante la posibilidad que se dicte una sentencia favorable. En otras palabras, se trata de sortear la posible frustración de aquellos a fin que no resulten inocuos los pronunciamientos que den termino al litigio.Es así que la garantía cautelar aparece como puesta al servicio de la ulterior actividad jurisdiccional que deberá restablecer en modo definitivo la observancia del derecho; la misma esta destinada, mas que a hacer justicia, a dar tiempo a esta de cumplir eficazmente su obra, evitando que la misma sea burlada a través de una sentencia de imposible o de muy difícil cumplimiento.

Es sabido asimismo que tal principio general, resulta sensiblemente restringido cuando se trata de solicitudes de medidas cautelares respecto de actos emanados de la Administración o poderes públicos, en atención a la presunción de validez de la cual estos gozan.

Asimismo, en la medida pide que se ordene a la AFIP permita al actor poder comprar o vender la cantidad y calidad de divisas extranjeras que requiera en los lugares legalmente establecidos y habilitados por el BCRA, advirtiendo en este estadio liminar que se encuentran las actuaciones, no existen elementos de juicio que permitan tener por acreditado el peligro en la demora del demandante, pues este exige que la probabilidad de la tutela jurídica definitiva que se espera con la sentencia a pronunciarse, no pueda en los hechos realizarse; es decir, que los efectos del fallo a dictarse resulten estériles. Pero en el caso, ello es improbable que suceda; y mas aún que de dictarse la medida solicitada podría configurarse un anticipo de jurisdicción favorable acerca del resultado final del asunto; toda vez que es necesario avanzar sobre la cuestión de fondo.

En consecuencia, teniendo en cuenta lo ut- supra expuesto y que en el sub- examine se observa que el peligro en la demora invocado por la actora, no se encuentra acreditado -al menos por el momento- para contrarrestar el accionar de la AFIP cuestionado, corresponde NO HACER LUGAR A LA MEDIDA CAUTELAR REQUERIDA (art.230 inc. 2 do. del CPCCN y concs ).

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: