Entro en mora, se puso al día y la prepaga le nego la reincorporación.

Los pagos que debía efectuar el actor por débito automático en su tarjeta de crédito no pueden ser obstáculo para la reincorporación cuando el interesado ha abonado los meses adeudados con los correspondientes intereses y gastos administrativos, además del mes en curso en que efectuó la regularización, pues la baja en la prestación resulta demasiado severa.

Corresponde confirmar la sentencia que admite la acción de amparo y ordena a la empresa de medicina prepaga demandada reincorporar definitivamente al amparista y a su grupo familiar al plan de salud por él contratado -en el caso, el actor y su grupo familiar fueron dados de baja tras haber entrado en mora por falta de pago de dos meses, debido a un problema en su tarjeta de crédito-, toda vez que los pagos que debía efectuar el actor por débito automático en su tarjeta de crédito no pueden ser obstáculo para la reincorporación cuando el interesado ha abonado los dos meses adeudados con los correspondientes intereses y gastos administrativos, además del mes en curso en que efectuó la regularización, siendo que la baja en la prestación por parte de la demandada resulta demasiado severa y grave, frente al pago efectuado por el actor sin reserva alguna de la accionada y ante la situación de dejarlo sin cobertura en salud.

Cabe desestimar la queja de la demandada relativa al acta notarial -cuya fecha pretende desvirtuar-, pues, tratándose de un instrumento público, sus dichos carecen de asidero desde que no la redarguyó de falsedad dentro de los días siguientes al de la impugnación, según establece el art. 395  del CPCCN.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: