La concubina del trabajador fallecido debe cobrar indemnización aun cuando los hijos del mismo ya hayan percibido el 100%

Partes: C. A. L. c/ Transportes Llanos S.R.L. s/ sumario

Tribunal: Cámara del Trabajo de Bariloche  Fecha: 13-mar-2012

Cita: MJ-JU-M-71432-AR | MJJ71432 | MJJ71432

A pesar de que la empleadora abonó el 100% de la indemnización del art. 248 LCT. a los hijos del trabajador fallecido, se la condena a abonar otro 50% a la concubina de aquél, pues durante la internación de su empleado pudo advertir que había una tercera persona, ajena a la familia natural del dependiente, que reclamaba los mismos derechos que éstos, y en virtud de ello debió retener, al menos, parte de la indemización.

Sumario:

1.-Corresponde condenar a la empleadora a abonar a la concubina del trabajador fallecido el 50% de la indemnización prevista en el art. 248 LCT., pues la accionada tomó conocimiento -en el sanatorio en el que el trabajador estuvo internado antes de morir- de que había una tercera persona, ajena a la familia natural del dependiente, que reclamaba los mismos derechos que éstos, y en virtud de ello debió retener, al menos, parte de la indemnización; así, al abonar el 100% de la misma a los hijos del trabajador pagó mal y consecuentemente resulta hoy deudora del porcentaje de esa indemnización que reclama la actora.

2.-Surge probado que la actora y el trabajador fallecido vivían en aparente matrimonio de larga data y más de un testigo pudo apreciar el trato de hija que este último le dispensaba a la propia hija de aquélla, y el hecho que no abandonare el hogar en el que convivía con sus hijos puede llevar a afirmar que en realidad el occiso mantenía -como suele ocurrir- las familias por separado: la propia y primigenia, de la actual con la actora y su hija.

3.-Se podría creer que el demandado pudo desconocer la relación entre su empleado y la actora, o la entidad de la misma, con anterioridad al accidente, pero su presencia en el sanatorio durante la internación no pudo pasar desapercibida y mucho menos si la accionante pretendió en algún momento que se le entregara el sueldo de su pareja.

Fallo:

San Carlos de Bariloche, 13 de Marzo del año 2012.-

VISTOS: La presente causa caratulada:”C., A. L. C/ TRANSPORTES LLANOS S.R.L. S/ SUMARIO (M 923/09 TU- SALABERRY)”, Exp. N° 22101/10, iniciado el 20/05/2010, que se encuentra en estado de recibir sentencia unipersonal, conforme a lo dispuesto por el inc. III del art. 6º de la ley 1.504 y su reglamentación (Acordada Nº 083/2002).-

I) De los que RESULTA: a) A fs. 50/62, la Dra. Blanca Carballo, en representación de C., A. L. y con el patrocinio letrado de la Dra. Valeria Korman, promueve demanda laboral contra TRANSPORTES LLANOS S.R.L. a fin de que se la condene al pago de la suma de $ 11.256,25, con más el accesorio de los intereses y las costas del juicio. Sostiene para ello que su representada convivió en concubinato con M. A. D., quien trabajó bajo dependencia de la accionada como chofer de larga distancia -afectado CON EXCLUSIVIDAD al traslado de mercaderías para la empresa de transportes IMAZ- desde el 2 de enero de 1.997, hasta el día de su fallecimiento, el 03 de Julio del 2008, luego de cumplir once años de servicios.

Que su fallecimiento se produjo como consecuencia del accidente de trabajo que relata, a resultas del cual su representada prestó a su concubino la asistencia propia de una pareja. No obstante lo cuál los empleadores y los familiares directos de D. intentaron obstaculizar su presencia en el sanatorio durante su internación, generando los diversos conflictos que relata puntualmente.

Pese al conocimiento personal que la demandada tenía del concubinato entre las partes y de que D.era el sostén del grupo familiar, desde el mismo accidente trató de desentenderse de esa situación, omitiendo el pago de los salarios que se devengaron hasta el fallecimiento de D., de la liquidación final, y de la parte proporcional por la indemnización del Art 248 de la LCT, que le hubiere correspondido.- Situación que se mantuvo con posterioridad, pese a que C. obtuvo el reconocimiento judicial de su concubinato.

Ante sus fallidos reclamos, la actora debió intimar a la demandada quien respondió haber abonado todo lo adeudado a los hijos del Sr. D.; a saber: A., N. y M. D. Indicando a su vez que también se les había abonado las indemnizaciones del Art 248 LCT.- Negando además adeudar los aportes y contribuciones ante el ANSES.

Mas aún, conociendo en detalle que su compañero mes a mes, mínimo hacia 15.000 kilómetros y no se le abonaba el plus por kilómetros ni por viáticos en legal forma, la actora también intimó el pago de las diferencias de sueldos adeudadas y la indemnizaciones por antigüedad, en función a su sueldo real.

Deja constancia que en esta causa solo se reclama la parte proporcional de la indemnización normada por el Art. 248 LCT – toda vez que la actora concurre con el hijo menor del trabajador D., haciéndose expresa reserva de reclamar los restantes diferencias de haberes, plus por kilómetros, viáticos y demás conceptos, en causa diferente a la presente.-

Practica liquidación y ofrece prueba.-

b) Corrido el traslado de ley, a fs. 89/91 comparece la Dra. María Cristina Arnal Cañes quien, en representación de la accionada, contesta la demanda, solicitando su rechazo, oponiendo excepción de falta de legitimación para obrar. Para ello niega puntualmente las afirmaciones de su contraria, en particular el carácter de concubina de C. Por el contrario, sostiene que D.vivió hasta su fallecimiento en el domicilio de su familia legítima.

c) Abierta la causa a prueba, celebrada la vista de causa y agregado que fuera el memorial de la demandada a fs. 191, los presentes quedan en estado de recibir la siguiente resolución.

II) EL DECISORIO: Las cuestiones de hecho con aptitud para resolver a favor o en contra de la demanda se encuentran estrechamente relacionadas, en tanto ello consiste en establecer si la actora vivía en aparente matrimonio con M. A. D. y si ésto era o pudo ser de conocimiento de la demandada como para que tomara los recaudos suficientes al momento de pagar los salarios durante el tiempo que D. permaneció internado hasta su fallecimiento, Y que debieron ser extremados con mayor razón al momento de pagar la indemnización del art. 248 de la L.C.T.

Por tan delicada cuestión no entraré en detalles, pero basta decir que la prueba acompañada y los testimonios recibidos en la vista de causa resultan mas que suficiente para asegurar que C. y D. vivían en aparente matrimonio y que más de un testigo pudo apreciar el trato de hija que este último le dispensaba a la propia hija de C. Esta circunstancia y que la relación era de larga data se encuentra reconocido en el propio alegato de la accionada.

El hecho que no abandonare el hogar en el que convivía con sus hijos (como lo enuncia la demandada) puede llevarnos a afirmar que en realidad D. mantenía -como suele ocurrir- las familias por separado. La propia y primigenia, de la actual con la actora y su hija. Y sus razones tendría. Seguramente más de esto sabrán sus hijos, que de una u otra manera jamás terminaron de aceptar la nueva relación de su padre.

Quedó probado que C.inmediatamente después del accidente visitaba y atendía a D., por no decir que velaba por él en esos días de angustia, y que luego se la fue desplazando hasta convertirse casi en un testigo de lo que acontecía alrededor de su concubino.

Podemos creer que el demandado pudo desconocer la relación entre su empleado y la actora, o la entidad de la misma, con anterioridad al accidente pero su presencia en el sanatorio durante la internación no pudo pasar desapercibida y mucho menos si C. pretendió en algún momento que se le entregara el sueldo de D. Hecho invocado en la demanda y reconocido por N. D. en la vista de causa. Cuando -aceptando a regañadientes la presencia de la compañera de su padre en el sanatorio- dijo: “comenzó a meterse en cosas que no le correspondían como ir a pedir que le pagaran el sueldo. Nos enteramos que por detrás había ido a pedir que le pagaran”.

Conforme a ello no podemos darle credibilidad al accionado en el sentido de que desconocía la relación entre D. y la actora.

En todo caso los hechos expuestos le advertían que había una tercera persona, ajena a la familia natural del dependiente, que reclamaba los mismos derechos que éstos. Y en virtud de ello debió retener, al menos, parte de la indemización.

Pagó mal y consecuentemente resulta hoy deudor del 50% de esa indemnización que aquí reclama C., con fundamento en el art. 248 de la L.C.T.

Dicho importe corresponde, según liquidación de fs. 86, en la suma de $ 7.167. Suma que acrecentada -desde el mes de agosto/08 inclusive- con los intereses a la tasa del 24% anual (87%) asciende a la suma de $ 13.402,29.-

Costas a la demandada vencida.-

Por todo lo expuesto, en mi carácter de juez de trámite de la CAMARA DEL TRABAJO de la IIIª Circunscripción Judicial RESUELVO:

I) HACER LUGAR a la demanda y condenar a TRANSPORTES LLANOS S.R.L, a abonarle a la actora A. L.C. la suma de $ 7.167 en concepto de capital, con más la suma de $ 6.235,29 en concepto de intereses a una tasa del 24% anual (87%), la que deberá ser abonada dentro de los diez días de notificada la presente.-

II) COSTAS a la DEMANDADA vencida.-

III) REGULAR los honorarios de las letradas intervinientes de la siguiente manera: para los abogadas Blanca Carbalo y Valeria Korman, por la representación ejercida de la parte actora, en conjunto y proporción de ley, en la suma de ($.) (16% + 40%), y para la abogada María Cristina Arnal Cañes, por la demandada, en la suma de ($.) (11% + 40%), de conf. arts. 6, 7, 8, 9, 40 y c.c. de la L.A., la que deberá ser abonada dentro del mismo término que el monto de capital de condena (monto base de la regulación ($.)).-

IV) REGISTRESE, protocolícese, notifíquese y Oportunamente archívese.-

CARLOS M. SALABERRY

Presidente

CERTIFICO: Que la sentencia que antecede ha sido protocolizada bajo el N°_ en el Tomo N° I del año 2012 bajo Folios N°_. CONSTE.-

SECRETARÍA, _ de Marzo de 2012.-

SANTIAGO MORAN

Secretario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s