El que sea inminente el concurso preventivo no habilita de modo alguno la mala registración de trabajadores

CertificadoPartes: Arias Mariela Judith c/ El Práctico S.A. s/ ordinario –

Tribunal: Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Córdoba

Sala/Juzgado: Laboral

Fecha: 19-nov-2014

Cita: MJ-JU-M-90419-AR | MJJ90419 | MJJ90419

La proximidad del concurso preventivo no justifica la registración defectuosa de la relación laboral por lo que la sanción del art. 15 LNE resulta procedente.

Sumario:

1.-Corresponde admitir la sanción del art. 15 de la LNE toda vez que el despido dispuesto por la patronal invocando como causa los reclamos que venía efectuando la parte actora resultó injustificado; máxime ante la intimación efectuada por la parte en cumplimiento con las circunstancias que exige la normativa (art. 11 LCT).

2.-Sin perjuicio de la presunción legal derivada de la incontestación de la demanda, corresponde admitir la sanción del art. 15 de la LNE pues quedó demostrado que la trabajadora intimó a la aclaración de su situación laboral por la registración del vínculo en una fecha distinta a la real, según la categoría y jornada de labor efectivamente realizada.

3.-La fecha de ingreso denunciada por la actora debe confirmarse ante la rebeldía en la que quedó incursa la demandada por la falta de contestación de demanda, lo que implica aplicar la presunción legal de veracidad de los hechos relatados en demanda (art. 49 CPT).

4.-La pretensión de de la demandada de acudir a las expresiones consignadas en la comunicación del despido o las constancias que surgen de los recibos de haberes implica transgredir las consecuencias de la incontestación de la demanda (art. 49 CPT) y el principio de inversión de la carga probatoria (art. 39 inc. 1º, CPT); máxime ante la falta de exhibición de la documentación laboral y sus efectos (arts. 52 y 55 LCT).

5.-No corresponde admitir el incremento indemnizatorio previsto en el art. 2 de la Ley Nº 25.323 pues las circunstancias que rodearon la ruptura y la proximidad del concurso preventivo constituyen la causa que justifica la conducta patronal.

Fallo:

En la ciudad de Córdoba, a los diecinueve días del mes de noviembre del año dos mil catorce, siendo día y hora de Audiencia, se reúnen en Acuerdo Público los integrantes de la Sala Laboral del Tribunal Superior de Justicia, doctores Carlos F. García Allocco y M. Mercedes Blanc de Arabel, a fin de dictar sentencia en estos autos: «ARIAS MARIELA JUDITH C/ EL PRACTICO S.A. – ORDINARIO – DESPIDO» RECURSO DIRECTO – 41149/37, a raíz del recurso concedido a la demandada en contra de la sentencia N° 19/10 dictada por la Sala Segunda de la Cámara Única del Trabajo, constituida en tribunal unipersonal a cargo de la señora juez doctora Silvia Díaz, cuya copia obra a fs. 193/202 vta., en la que se resolvió: «I. Rechazar la demanda en cuanto persigue el pago de vacaciones correspondientes al año dos mil cuatro e indemnizaciones previstas en los Arts. 9 LNE y 80 LCT, pero acogerla en lo demás. En consecuencia, condenar a la demandada El Práctico SA, a pagar a Mariela Judith Arias, las cantidades señaladas al tratar la primera cuestión, con los intereses calculados en la forma indicada en la segunda cuestión y en el plazo de diez días hábiles a contar desde hoy, ascendiendo el capital a la suma de dieciséis mil seiscientos veinte pesos con diez centavos y los intereses a la suma de veintitrés mil setecientos cincuenta y ocho pesos con catorce centavos, totalizando ambos conceptos la suma de cuarenta mil trescientos setenta y ocho pesos con veinticuatro centavos. II. Condenar al demandado a entregar a la actora la certificación prevista en el Art. 80 LCT, en el plazo de diez días hábiles a contar desde hoy y bajo el apercibimiento señalado en la primera cuestión. III. Imponer a la parte demandada las costas del juicio. IV. Regular el honorario- V-VI-VII. Oportunamente, librar oficio según lo establecido en el Art.17 de la Ley 24.013-«. Oportunamente se fijaron las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA CUESTIÓN: ¿Media inobservancia de la ley sustantiva?

SEGUNDA CUESTIÓN: ¿Se han quebrantado normas prescriptas bajo pena de inadmisibilidad, caducidad o nulidad?

TERCERA CUESTIÓN: ¿Que solución corresponde dictar?

Practicado el sorteo de ley resultó que los señores vocales emitieron su voto en el siguiente orden: doctores Luis Enrique Rubio, Carlos F. García Allocco y M. Mercedes Blanc de Arabel.

A LA PRIMERA CUESTION PLANTEADA:

El señor vocal doctor Luis Enrique Rubio, oportunamente, dijo:

1. El presentante denuncia errónea aplicación del art. 15 de la Ley Nº 24.013. Sostiene, que no hubo intimación vigente la relación laboral y que la presunción derivada de la incontestación de la demanda no es suficiente a fin de tener por acreditado dicho extremo. Explica que mediante escritura de fecha 29/10/05 despidió a la actora sin que la medida obedeciera a la supuesta falta de registración. Agrega, que la fecha de ingreso invocada (28/08/03) fue controvertida en la mencionada escritura y que los recibos acompañados por la accionante le dieron la razón a su parte en cuanto a la fecha de inscripción (01/05/04) por lo que no cabe la presunción del art. 55 de la LCT. De otro costado, acusa inobservancia de los arts. 16 y 17 de la Ley Nº 24.522 en cuanto prevén la prohibición del concursado de realizar actos que importen alterar la situación de los acreedores de causa o título anterior a la presentación. Al respecto, aduce que el a quo no puede condenarla al pago de la indemnización prevista en el art. 2 de la Ley Nº 25.323 ya que el concursado estaba impedido de abonar los rubros derivados del despido. Asimismo, cuestiona la aplicación de intereses conforme la doctrina de esta Sala a partir del caso «Hernández-» en virtud de lo dispuesto por el art. 19 de la Ley Nº 24.522.

2.El primer aspecto de la impugnación debe desestimarse toda vez que el recurrente, bajo la apariencia de un error jurídico, discute la plataforma fáctica fijada en el pronunciamiento. Postula que no hubo intimación previa al despido, lo que no encuentra respaldo en las constancias de la causa. Sin perjuicio de la presunción legal derivada de la incontestación de la demanda a la que acudió el Tribunal, quedó demostrado en el juicio que la trabajadora el día 05/10/05 denuncia ante la Secretaría de Trabajo (fs. 35), solicitando aclaración de su situación laboral por la registración del vínculo en una fecha distinta a la real, según la categoría y jornada de labor efectivamente realizada. Luego, la actora mediante telegrama de fecha 28/10/05 procuró intimar al empleador en los términos de la Ley Nº 24.013, indicando las circunstancias verídicas que exige la normativa (art. 11), aunque la misiva fuera observada por «otros motivos» y reintegrada al remitente (fs. 56). En ese contexto, el despido dispuesto por la patronal invocando como causa precisamente los reclamos que venía efectuando Arias, fue calificado de injustificado por el Juzgador y, por ende, pasible de la sanción de que se trata (art. 15 LNE).

3. Resulta igualmente infundado el planteo relacionado con la fecha de ingreso. El casacionista no acepta que la situación de rebeldía condujo primero a aplicar la presunción legal de veracidad de los hechos relatados en demanda (art. 49 CPT), la que no fue desvirtuada. Por ello, la pretensión de acudir a las expresiones consignadas en la comunicación del despido o a las probanzas aportadas al juicio por la actora -recibos de haberes- implica transgredir las consecuencias de la incontestación de la demanda (art. 49 ib.) y el principio de inversión de la carga probatoria (art. 39 inc. 1º, ib.), a lo que se suma la falta de exhibición de la documentación laboral y sus efectos (arts. 52 y 55 LCT).

4.Lo propio acontece respecto de la pretendida suspensión de intereses que disponía la normativa concursal (art. 19, texto según Ley Nº 24.522), la cual, no es de aplicación en esta sede. Así lo entendió la doctrina y jurisprudencia mayoritaria que se sustentó principalmente en la tutela de los derechos de los trabajadores hasta que la cuestión quedó zanjada con la reforma de la Ley N° 26.684 (B.O. 30/6/11), que expresamente excluyó los créditos laborales correspondientes a la falta de pago de salarios y toda indemnización derivada de la relación laboral (Véase en igual sentido As.Is. Nros. 15/11, 172/14 y Sent. N° 166/13 de esta Sala).

5. En cambio, asiste razón al recurrente en cuanto a la improcedencia del incremento indemnizatorio previsto en el art. 2 de la Ley Nº 25.323. Es que, las circunstancias que rodearon la ruptura y la proximidad del concurso preventivo, más allá de los motivos esgrimidos en la comunicación, constituyen la causa que justifica la conducta patronal. En el subexamen, aunque el empleador fue vencido, no se acredita la renuencia que castiga la ley sino que, en todo caso, la negativa a abonar las indemnizaciones encuentra explicación en las razones dadas. En esas condiciones, entiendo que debe acudirse a la facultad brindada por la última parte del mencionado dispositivo y, consiguientemente, eliminar la multa a que se refiere.

3. Por lo expuesto, debe casarse el pronunciamiento y entrando al fondo del asunto (art. 104 CPT), rechazar la demanda en cuanto condena a pagar la indemnización del art. 2 de la Ley N° 25.323 y convalidar la solución en lo demás.

Así me expido.

El señor vocal doctor Carlos F. García Allocco, dijo:

Coincido con la opinión expuesta por el señor vocal cuyo voto me precede. Por tanto, haciendo míos los fundamentos emitidos, me expido en la misma forma.

La señora vocal doctora M.Mercedes Blanc de Arabel, dijo:

A mi juicio es adecuada la respuesta que da el señor vocal doctor Rubio a la primera cuestión. Por ello, de acuerdo a sus consideraciones, me pronuncio en igual sentido.

A LA SEGUNDA CUESTION PLANTEADA:

El señor vocal doctor Luis Enrique Rubio, oportunamente, dijo:

1. El impugnante alega omisión de valorar prueba dirimente, a saber: a) Escritura Nº 927, Sección B, de fecha 29/10/05 (7:58 hs.) de comunicación del despido; b) informativa al correo argentino (fs. 56) de la que surge los intentos de entrega de los telegramas remitidos por la actora, con fecha 29/10/05 a las 13 hs. y 02/11/05, respectivamente; c) expediente de la Secretaría de Trabajo (denuncia de fecha 05/10/05), destacando que la actora no formalizó intimación alguna de registración laboral y d) recibos de haberes, en los cuales consta la fecha de ingreso según registración patronal. Entiende que dichos medios de prueba desvirtuaron la presunción que emana del art. 49 CPT.

2. El agravio que antecede encuentra respuesta en las consideraciones expresadas en la cuestión anterior, a cuya conclusión cabe remitir en honor a la brevedad.

El señor vocal doctor Carlos F. García Allocco, dijo:

Adhiero a la solución a la que se arriba en el voto que antecede. Por tanto, me expido de igual modo.

La señora vocal doctora M. Mercedes Blanc de Arabel, dijo:

Comparto la decisión que propone el señor vocal doctor Rubio a la presente. Por ello, me pronuncio de la misma manera.

A LA TERCERA CUESTION PLANTEADA:

El señor vocal doctor Luis Enrique Rubio, oportunamente, dijo:

A mérito de la votación que antecede, corresponde admitir el recurso de la demandada con el alcance señalado. Revocar la condena a pagar la indemnización del art. 2 de la ley 25.323 y convalidar la solución en lo demás. Con costas por su orden atento al resultado a que se arriba y las particulares características del caso (art.28 CPT). Los honorarios del Dr. Guillermo Massa Nuñez serán regulados por la Sala a quo en un treinta y dos por ciento de la suma que resulte de aplicar la escala media del art. 36, Ley N° 9.459, sobre lo que constituyó materia de discusión (arts. 40, 41 y 109 ib.). Deberá considerarse el art. 27 de la ley citada.

El señor vocal doctor Carlos F. García Allocco, dijo:

Coincido con la opinión expuesta por el señor vocal cuyo voto me precede. Por tanto, haciendo míos los fundamentos emitidos, me expido en la misma forma.

La señora vocal doctora M. Mercedes Blanc de Arabel, dijo:

A mi juicio es adecuada la respuesta que da el señor vocal doctor Rubio a la primera cuestión. Por ello, de acuerdo a sus consideraciones, me pronuncio en igual sentido.

Por el resultado de la votación que antecede, previo Acuerdo, el Tribunal Superior de Justicia, por intermedio de la Sala Laboral,

R E S U E L V E:

I. Admitir parcialmente el recurso deducido por la parte demandada y casar el pronunciamiento con el alcance señalado.

II. Rechazar la indemnización del art. 2 de la Ley N° 25.323 y convalidar la decisión en lo demás.

III. Con costas por su orden.

IV. Disponer que los honorarios del Dr. Guillermo Massa Núñez sean regulados por la Sala a quo en un treinta y dos por ciento de la suma que resulte de aplicar la escala media del art. 36 de la Ley N° 9.459, sobre lo que constituyó materia de discusión. Deberá considerarse el art. 27 ib.

V. Protocolícese y bajen.

Se deja constancia que el señor vocal doctor Luis Enrique Rubio ha participado de la deliberación correspondiente a esta causa y emitió su voto en el sentido expuesto, pero no suscribe la presente en razón de hallarse ausente (Acuerdo N° 534, Serie «A» de fecha 17/10/14), siendo de aplicación el art. 120, 2° párrafo CPC por remisión del art. 114 CPT.

Con lo que terminó el acto que previa lectura y ratificación de su contenido, firman los señores Vocales, todo por ante mí, de lo que doy fe.

Dr. Carlos F. García Allocco

Vocal del Tribunal Superior de Justicia

Dra. M. Mercedes Blanc de Arabel

Vocal del Tribunal Superior de Justicia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: