Suspensión de los abonos blackberry y servicio black aplicados a las líneas telefónicas del actor

CelularesPartes: Romero Reynaldo Julio Armando c/ Telecom Personal S.A. s/ medida precautoria

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial

Sala/Juzgado: E

Fecha: 10-jul-2014

Cita: MJ-JU-M-89320-AR | MJJ89320 | MJJ89320

Se hace lugar a la medida cautelar solicitada por el actor, se ordena la suspensión de los abonos blackberry y servicio black aplicados a las líneas telefónicas de su propiedad y el cese en el descuento de ingresos bruto, previo cumplimiento de contracautela que deberá integrarse a satisfacción del tribunal.

Sumario:

1.-Corresponde admitir los agravios y, en consecuencia, revocar el pronunciamiento, haciendo lugar a la medida peticionada con los alcances de una medida cautelar innovativa; y ordenar, por ello, la suspensión de los abonos blackberry y servicio black aplicados a las líneas telefónicas de propiedad del actor y el cese en el descuento de ingresos bruto, previo cumplimiento de contracautela que deberá integrarse a satisfacción del tribunal.

2.-Si bien las medidas autosatisfactivas carecen de regulación legal en nuestro ordenamiento y, por su propia naturaleza, se agotan en sí mismas representando un adelanto de jurisdicción sin el debido contradictorio, se ha admitido jurisprudencialmente que pretensiones de tal índole sean reencauzadas, por el principio iura novit curia y con sustento en lo dispuesto por el 204 CPCC., como medida cautelares a resguardo de la acción de fondo que deberá promover posteriormente el pretensor, pues lo contrario importaría poco menos que desear el mandato constitucional que otorga a los particulares el derecho a obtener una respuesta expedita por parte del órgano jurisdiccional, máxime cuando, como en el caso, el propio peticionario solicitó que se le otorguen a estas actuaciones el trámite previsto por los arts. 321 y 498 del Código Procesal, de conformidad con lo previsto por el art. 53 de la ley 24.240, y solicitó una medida cautelar destinada a garantizar la eficacia y el cumplimiento de una eventual sentencia favorable.

Fallo:

Buenos Aires, 10 de julio de 2014.

Y VISTOS:

1. Viene apelado por la actora el pronunciamiento dictado a fs. 41/42, mediante el cual la juez de grado rechazó la medida cautelar por él solicitada – memorial de fs. 49/50-.

2. El recurrente peticionó una medida cautelar contra Telecom Personal S.A. con el objeto de que se disponga «la inmediata baja de los abonos blackberry y servicio back aplicados a las líneas telefónicas de su propiedad, cesen en el descuento de ingresos brutos que aplican a la facturación y se proceda a rehacer las facturas». Asimismo, requirió que en el interín la demandada se abstenga de suspender las líneas telefónicas.

3. a) Si bien las medidas autosatisfactivas carecen de regulación legal en nuestro ordenamiento y, por su propia naturaleza, se agotan en sí mismas representando un adelanto de jurisdicción sin el debido contradictorio, se ha admitido jurisprudencialmente que pretensiones de tal índole sean reencauzadas, por el principio iura novit curia y con sustento en lo dispuesto por el Cpr. 204, como medida cautelares a resguardo de la acción de fondo que deberá promover posteriormente el pretensor (cfr. CNCom, Sala B, «Tanco, María Fernanda s/ Medida Precautoria», del 30/4/01, con cita de un fallo de la C.Apelaciones de San Isidro, Sala I, «Unidad de Coordinación del Proyecto Rio Reconquista s/ Sumarísimo» , del 1/8/2000).

Ello así, pues lo contrario importaría poco menos que desear el mandato constitucional que otorga a los particulares el derecho a obtener una respuesta expedita por parte del órgano jurisdiccional (cfr. C.Civ.Com. Mar del Plata, «Rivas, Alejandro c/ Banco Rio de la Plata», del 27/4/2000).

Máxime cuando, como en el caso, el propio peticionario solicitó que se le otorgan a estas actuaciones el trámite previsto por los arts. 321 y 498 del Código Procesal, de conformidad con lo previsto por el art. 53 de la ley 24.240, y solicitó una medida cautelar destinada a garantizar la eficacia y el cumplimiento de una eventual sentencia favorable -v. fs.16 vta. y 17 vta.-.

Como corolario de ello, la Sala evaluará la pretensión cautelar contenida en la demanda dentro de los parámetros establecidos por el Cpr. 230. b) Sentado ello, la documentación aportada por el accionante otorga, en el provisorio análisis que corresponde a esta etapa, suficiente verosimilitud al derecho invocado.

En efecto, la demanda fue promovida el 17/12/2013 (fs. 20 vta.). Según se desprende de la factura con vencimiento el 27/12/13 obrante en fs. 6/8, a esa fecha, se seguía facturando los abonos blackberry y el servicio black en las líneas +5411611908080 y +541145406346, y se continuaba descontando el 3% correspondiente al impuesto a los ingresos brutos.

Ello, no obstante la carta documento enviada a la accionada con fecha 1/11/13 -obrante a fs. 3-, que da cuenta de las infructuosas gestiones realizadas telefónicamente por el actor, y mediante la cual se solicitó la baja de los mencionados abonos, y el cese del descuento del impuesto a los ingresos brutos, la cual no habría sido respondida.

Es que si bien no existe norma legal que imponga la obligación de contestar una intimación extrajudicial mediante carta documento, en el caso el silencio de la accionada frente al reclamo formulado por carta documento resulta relevante, pues no se compadece con las obligaciones que le impone a los prestadores la ley de defensa del consumidor (arg. art.11 de la ley 26.361) ni con la conducta que debería asumir frente a la inminencia de un proceso judicial.

En cuanto al peligro en la demora el mismo se desprende del propio relato del actor.

La demora del trámite del proceso de conocimiento hasta que obtenga eventualmente sentencia favorable evidencia un daño cierto, toda vez que, interín, el usuario se vería obligado a pagar un servicio que no tiene interés en mantener, o bien se encontraría forzado a contratar con otra empresa abonando nuevamente la contratación de las distintas líneas de telefonía celular.

Además, el actor debería seguir asumiendo el pago del Impuesto a los Ingresos Brutos pese a que por su profesión de abogado se encontraría exento de abonar ese gravamen -art. 155 inc. 7° del Código Fiscal vigente-.

Así, sin perjuicio de lo que pueda resolverse una vez oída la demandada, se admitirá la pretensión recursiva.

4. Por lo expuesto, se resuelve: a) admitir los agravios y, en consecuencia, revocar el pronunciamiento, haciendo haciendo lugar a la medida peticionada con los alcances de una medida cautelar innovativa; b) ordenar, por ello, la suspensión de los abonos blackberry y servicio black aplicados a la líneas telefónicas de propiedad del actor, nros. +5411611908080 y +541145406346 y el cese en el descuento de ingresos bruto, previo cumplimiento de contracautela que deberá integrarse a satisfacción del tribunal de $ 1.500. Sin costas, atento la ausencia de contradictorio. Comuníquese (cfr. Acordada C.S.J.N. N° 15/13) y devuélvase sin más trámite, encomendándose al juez de la primera instancia las diligencias ulteriores y las notificaciones pertinentes (Cpr. 36:1).

Firman únicamente los suscriptos por hallarse vacante la vocalía N° 14 (art. 109 R.J.N.).

Miguel F. Bargalló

Ángel O. Sala

Marcela L. Macchi – Prosecretaria de Cámara

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: