Ejercicio abusivo ius variandi: cambio de horario y lugar de la trabajadora tras haber sido sorprendida descansando en el baño

Partes: Galarza Elizabeth Valeria Paola c/ ISS Argentina S.A. s/ despido

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: VI

Fecha: 16-ago-2012

Cita: MJ-JU-M-74870-AR | MJJ74870 | MJJ74870

La modificación del lugar de trabajo y horario de la trabajadora habría obedecido al hecho de haberla encontrado descansando en un baño, de lo que se infiere que la misma implica una sanción, siendo que ello resulta un ejercicio abusivo del jus variandi ya que dicho cambio no fue el resultado de ciertas necesidades de la empresa.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia de anterior instancia en cuanto hizo lugar al despido indirecto en que se colocó la trabajadora ante el cambio de horario dispuesto, pues si bien el empleador puede introducir todos los cambios necesarios, según lo dispuesto en el art. 66  de la LCT. ello es sin provocar perjuicio material ni moral al trabajador.

2.-Resulta procedente el despido en que se colocó la trabajadora, pues el cambio horario impuesto por la demandada configuró una alteración esencial del contrato de trabajo y causó perjuicio a la actora ya que se le cambió de un turno mañana y hasta después del mediodía a un turno tarde y hasta las 22 hs., lo que evidentemente implicaba trastocar todas las actividades extra laborales que todo ser humano posee, aún las relativas al desarrollo de la vida familiar.

3.-Si bien la trabajadora no percibía todos los meses exactamente el mismo salario, no se trata en modo alguno de remuneraciones variables” ya que la variación está dada por el monto a que ascenderían los rubros mes a mes.

Fallo:

Buenos Aires, 16 de AGOSTO de 2012

VISTO Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires reunidos los integrantes de la Sala VI a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicando el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

EL DOCTOR LUIS A. RAFFAGHELLI DIJO:

Contra la sentencia de primera instancia, que hizo lugar a las pretensiones deducidas en el inicio, se agravia la parte demandada a tenor de su memorial de fs. 201/204 que recibió réplica de su contraria a fs. 206/208.

A su vez, la perito contadora apela los honorarios que le fueron regulados, por considerarlos reducidos (conf. fs. 210).

La parte demandada se agravia porque la Sra. Juez de grado hizo lugar al despido indirecto en que se colocó la trabajadora ante el cambio de horario dispuesto por su parte.

Ambas partes son contestes en que la actora desde el inicio de la relación laboral se desempeñó en el horario de lunes a viernes de 6 a 14 hs. en el establecimiento sito en Av. Roca 4735, Florida (fs. 13/vta., fs. 14 y fs. 69) y la demandada manifestó en el intercambio telegráfico que el cambio de persona fue pedido por el cliente (Pepsico), tras haberla sorprendido descansando en el baño de servicios (conf. fs. 4), ante lo cual decidió cambiarla de objetivo y horario a la sede del supermercado Wal Mart de Av. de los Constituyentes 6020 en Capital, en el horario 16 a 22 hs. y de lunes a domingo con un franco semanal rotativo.

Entiendo que no le asiste razón.

El fundamento de la demandada para modificar el que fuera su lugar y horario de trabajo durante dos años fue haber cometido un incumplimiento laboral, que en primer lugar cabe señalar que no produjo prueba tendiente a acreditarlo.Además, la modificación de las tareas de la actora habría obedecido al hecho de haberla encontrado descansando en un baño, de lo que se infiere que la misma implica una sanción, siendo que ello resulta evidentemente abusivo (conf. art. 69 , L.C.T.), ya que dicha modificación no fue llevada a cabo con el fin que le asigna la L.C.T., que sería el cumplimiento de ciertas necesidades de la empresa.

A mayor abundamiento, si bien el empleador puede introducir todos los cambios necesarios, según lo dispuesto en el art. 66  de la L.C.T. ello es sin provocar perjuicio material ni moral al trabajador y entiendo que el cambio horario impuesto por la demandada a la trabajadora configuró una alteración esencial del contrato de trabajo y causó perjuicio a la actora pues se le cambió de un turno mañana y hasta después del mediodía a un turno tarde y hasta las 22 hs., lo que evidentemente implicaba trastocar todas las actividades extra laborales que todo ser humano posee, aún las relativas al desarrollo de la vida familiar.

La parte demandada también se agravia porque sostiene que para la base de cálculo de la indemnización sustitutiva de preaviso e integración debió aplicase el criterio de normalidad próxima.

Entiendo que no corresponde hacer lugar al agravio en cuestión, ya que la sentenciante de grado tomó para el cálculo de dichos rubros la suma de $1.405,56 correspondiente al mes de abril de 2008 y si bien la actora no percibía todos los meses exactamente el mismo salario, no se trata en modo alguno de remuneraciones “variables” ya que la variación está dada por el monto a que ascenderían los rubros mes a mes.

No encuentro mérito para apartarme de lo decidido en cuanto a la procedencia de la indemnización prevista en el art.2  de la ley 25.323, ya que si bien se trató de un despido indirecto, la actora debió colocarse en tal situación ante la modificación por parte de la demandada de sus condiciones laborales. Tampoco encuentro causa alguna que permita su reducción.

Asimismo, se agravia por el pago de la indemnización prevista en el art. 80(rf:LEG801.80) de la L.C.T.

Considero que en este aspecto asiste razón a la recurrente, ya que de las constancias de la causa se desprende que las certificaciones de servicios y remuneraciones y certificados de trabajo fueron confeccionados en tiempo y forma con relación al despido (conf. fs. 40 y 44, fs. 45/46 y fs. 41/42) y que la parte demandada los puso a disposición con fecha 23.07.08 en la audiencia del SECLO y la parte actora, pese a que los mismos contienen los reales datos de la relación laboral, se negó a recibirlos (conf. fs. 3). Por ello, corresponde detraer del monto de condena la suma de $4.216,68.

No encuentro mérito para apartarme del principio general de costas en la materia (conf. art. 68 , C.P.C.C.) por lo que corresponde confirmar las mismas.

En atención al mérito e importancia de las tareas desarrolladas, los honorarios regulados a los profesionales intervinientes resultan adecuados, por lo que propongo su confirmatoria (conf. ley 21.839  y dec- ley 16.638/57 ).

Las costas de Alzada serán soportadas por la parte demandada, que resultó vencida (conf. art. 68, C.P.C.C.) a cuyo efecto se regulan los honorarios de los letrados intervinientes en el 25% de lo que les corresponda percibir por su actuación en la instancia previa (conf. art. 14 , ley 21.839).

LA DOCTORA GRACIELA L. CRAIG DIJO:

Que, por compartir los fundamentos, adhiero al voto que antecede.

Por lo que resulta del acuerdo que antecede (art. 125  de la ley 18.345), el Tribunal RESUELVE: 1) Modificar el monto de condena, el que será la suma de $18.512,38; con más los intereses decididos en grado. 2) Confirmar la sentencia en lo restante que decide. 3) Imponer las costas de Alzada a cargo de la parte demandada. 4) Regular los honorarios de los letrados intervinientes en el 25% de lo que les corresponda percibir por su actuación en la instancia previa.

Regístrese, notifíquese y vuelvan.

LUIS A. RAFFAGHELLI

JUEZ DE CAMARA

GRACIELA L. CRAIG

JUEZ DE CAMARA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s